martes, 10 de marzo de 2009

Unidos por el amor, separados por el miedo, redimidos por la esperanza.

Atonement
Puesto Nº 3 - Top 100 (2007)
Dir. Joe Wright
Elenco: Saoirse Ronan, Romola Garai, James McAvoy, Keira Knightley.
Putuación: 9.6/10 puntos
Calificación: Excelente
¡Buenas tardes!
Muchas veces suelo bromear con ese buenas tardes, como aquel ''Frost/Nixon'', en el que mi cara y mi buenas tardes era semejante al de la película mencionada. Si quieren verificarlo, pueden ver un trailer. El inicio del trailer que he visto, comienza con un aviso de renuncia a la presidencia. Yo no, no renuncio a mi cargo como administrador de Una Locura de Película, yo me quedo acá.
Atonement, es una obra maestra inglesa, que ha alcanzado llevarse el Globo de Oro a la mejor película dramática (junto al premio de mejor banda sonora original). A su vez, obtuvo 14 nominaciones a los premios BAFTA, para salir victoriosa en tan sólo dos. Claro, eran premios importantes los que se llevó, aunque no convenció del todo. El diseño de producción y la película fueron premiados, dejando afuera a la favorita BSO de Darío Marianelli, al vestuario, a la dirección artística y al guión de Hampton. La Môme, se alzó con 4 BAFTAs, y No Country for old men, con 3. En los Oscar, Atonement, estaba nominada como mejor película, aunque ya tenía su primer contra: no estar nominada como mejor dirección. Entre otras nominaciones, estaban presentes la mejor interpretación de reparto de Ronan, el guión adaptado, la Banda de Sonido y el vestuario. Tenía algo a favor: la lucha entre las dos favoritas norteamericanas ''There Will Be Blood'' y ''No country for old men'' podía ser tan distributiva, que quizá ''Atonement'' se hubiese salido con la suya. Pero no, la cinta de los hermanos Coen derrumbó los sueños de Atonement (no fue la única responsable), dejándola sólo con el premio de mejor banda de sonido original a Darío Marianelli.
Ya, la película está olvidada por algunos. Por mí, para nada. Pese a una comentada previsibilidad, a mí me pareció muy original, muy romántica, profunda y redonda.



La película, se enfoca en una Inglaterra de los años 30, donde se ve en la película lo que sucede antes de la Segunda Guerra Mundial, y lo que sucede en el transcurso de la misma. Cuenta una historia muy poco original, que gracias a las vueltas de la novela de Ian McEwan ''Expiación'', se convierte en algo novedoso. Digo poco original, ya que comienza con la relación difícil entre una dama adinerada y el hijo de su ama de llaves. Muestra la mansión Tallis, un salón lujosísimo, donde conviven las dos hermanas, Briony (Ronan) y Cecilia (Knightley), junto al resto de mayordomos, familiares y colaboradores.
Keira Knightley y Saoirse Ronan.


Estas hermanas mantienen una relación buena, son unidas, aunque ambas son víctimas de la madurez de una y el autoritarismo de la otra. A su vez, Cecilia tiene encuentros causales (para nada casuales, créanme) con Robbie Turner (el hijo del ama de llaves), donde conversan acerca de sus sueños, del futuro de Robbie, de sus estudios, y donde suceden pequeños sucesos que acaban en malentendidos increíbles. Briony, la mandona de mucho carácter, muy metida en las cosas que no le deberían interesar, ve a través de su ventana a su hermana mayor desnudándose e introduciéndose a una fuente. Al lado de ésta estaba Robbie, quien con desconcierto la miraba deslizarse por el material. La pequeña se horroriza, y comienza a tragar visiones espantosas.
Sucesos posteriores hacen que la niña crea sus propias invenciones, y acabe acusando al muchacho de abuso sexual. La relación entre las hermanas tienen un curso que recorre dos extremos: la intolerancia y el odio. La relación entre la que pudo haber sido una gran pareja, se torna inexistente. Pero al llegar la guerra, Robbie -inicialmente detenido-es transferido a Francia, donde debe luchar por su país.

El inicio de un caótico malentendido.


Minutos previos a la despedida de Cecilia y Robbie, cuando él es llevado preso.
Un leve e insignificante reencuentro... O no tan insignificante.
Hay escenas que cuentan con el poder de resaltar cuestiones visuales del filme. Una de las más sobresalientes, aparte de una brillante dirección artística, es la del vestuario. El diseño del vestuario, vino de la mano de Jacqueline Durran, previamente nominada al Oscar por su correctísimo trabajo en ''Pride and prejudice'', adaptación de la novela épica romántica de Jane Austen. Pero sus diseños en ''Atonement'' son superiores. Su trabajo es espontáneo, suave (nada excesivamente pomposo como la ganadora del rubro ''Elizabeth: the golden eye'') y muy preciso. Marca a la perfección una época, un lugar. Su trabajo discreto cae sensacionalmente en el cuerpo de los diversos intérpretes. Si no lo ganaba esta película, la segunda posibilidad era el trabajo en ''Across the Universe'', donde trabaja con suma prolijidad el vestuario en la época de los 60s, creando límites fantasiosos, nostálgicos y complejos. Unos climas imensos, ayudados por un vestuario impresionante.
Una de las escenas más logradas a nivel estético. Un vestuario imcreíble.
El vestido verde que usa Knightley en las escenas más nostálgicas, considerado el mejor de la historia, por diversas encuestas y trabajos periodísticos a nivel internacional.
A los 50 minutos de película, Saoirse Ronan desaparece, para iniciarse un proceso de transformación extraordinario (al fin, un actor crecido es relativamente similar al que dejó atrás). Romola Garai no es idéntica a Ronan, pero sí tienen un parecido que sin necesidad de aclararlo (aunque lo aclare), es evidente. En este emprendimiento, se deja de lado a ''la parejita'' (aunque se los mencione en flashes), para hablar sobre otra fase del verdader protagonista: Briony, quien carga con culpas y busca la redención. Este curso de la vida de la culpable de haber arruinado una pareja -dándose cuenta de cuán verdad era lo que dijo-, está perfectamente detallado, y paso a paso nos va mostrando gestos que la exponen como una estatuilla arrepentida, triste y deprimida. A su vez, pese a haber seguido la carrera de enfermería (que le era conveniente, considerando la época y la sociedad), su verdadera vocación era escribir. Su libro ''Atonement'', lo comienza, pero a lo largo de su vida busca el final perfecto. Garai, que no hace tanto como Ronan, se muestra desenvuelta, correcta, cómoda y profesional.
El personaje de Briony, a su vez, escondía un secreto. Un secreto en relación con el personaje de Turner, que justifica muchísimas cosas. Este sujeto, está interpretado por James McAvoy, intérprete joven que nos ha maravillado en ''The last king of Scotland'', en su rol protagónico al lado de Forrest Whitaker. Su personaje es frío, y deja de lado todo lo pasional. Es, quizá, un miembro futurista, con intenciones de planear el futuro, sin tener definido el presente. Tranquilamente pudo haber sido nominado al Oscar, aunque en el rubro de mejor actor, no habia demasiado lugar. Entre Daniel Day-Lewis, Viggo Mortensen, George Clooney, Mathieu Amalric, Denzel Washington, Tommy Lee Jones y Ryan Gosling, se definieron los nominados, dejando afuera a un McAvoy merecedor del espacio sobre algunos de los previamente nombrados. En la película, suele transmitir dolor y tensión muscular. Entre las escenas de guerra, el miedo, la tristeza y la introducción, existe algo que logra manejar y administrar con precisión cada una de las cualidades actorales, que lo convierten en uno de los actores del momento, con un futuro abierto.
Este personaje, navega en medio de cuatro géneros: el bélico, el drama, el romántico y la comedia. Una comedia fría y prácticamente imperceptibles. Quizá, el modo en que está narrada la introducción y la inspiración que va y viene en éste personaje cuando debe escribir la carta -y acaba escribiendo cosas ajenas a lo correcto, pero apegadas a sus verdaderos sentimientos, pueden sonar algo cómicos, y hacernos esbozar una pequeña e ínfima sonrisa.
Aparte de la dirección artística, la película estuvo nominada al Oscar como mejor fotografía, premio que perdió contra ''There Will be Blood'' (justamente). Una fotografía increíble, aunque debió debatirse entre ''There Will be Blood'' y ''Le scaphandre et le papillon''.
Ambos trabajos (dir. artística - vestuario) son magníficos, están bien tratados, y ayudan a crear una atmósfera expresiva, principalmente en el principio (la frialdad social, la naturaleza de lo inexistente), en las escenas de guerra (construcciones muy reales) y las finales.
De cualquier modo, no eran premios que merecía esta película. De cualquier modo, tanto ésta como ''There Will be Blood'', merecían ganar -mínimo- a mejor película, actriz de reparto, guión adaptado y BSO (en el caso de que lo ganase There Will be Blood, película, dirección, actor, guión adaptado y BSO)
Esta película -supongo- ya la podrán conseguir en DVD. Un drama romántico emocionante, atrapante, veloz y muy bien elaborado. Una película para recordar, por cuán convincente es la química entre los personajes, y cuán expuestas quedan las sensaciones y los sentimientos de odio, rencor, culpa y arrepentimiento.
Una puesta en escena fantástica, con una estética que la hace única.
Para fanáticos del buen cine, o del cine inglés en general, recomendadísima.
Me despido...
¡Viva el Debate!
Sepan, que pueden leer, comentar, pedir y votar, como siempre. Espero que hagan este sitio suyo, aprópiense y súmense a una causa común: que el cine siga así, con tantos fanáticos como hoy tiene, o más...
¡Buena suerte!
... Una Locura de Película ...

No hay comentarios: