miércoles, 15 de julio de 2009

Paréntesis.

Quisiera hacer un paréntesis en este sitio. Un paréntesis que consista en un viaje, más allá del cine de todos los días, y de todas las veces que escribí en el sitio. Quisiera, en él, conversar sobre cuatro cuestiones que me interesan desde lo personal, cuatro productos actuales que sigo con pasión... Aunque no parezca, soy fanático de los realities televisivos y estoy dispuesto a conversar, desde mi punto de vista, sobre ellos (sobre tres, puntualmente)... aunque hable con una pared.


Gran Cuñado - Showmatch - Canal 13

Un bloque del programa, que inicialmente abarcaba dos de los cuatro días semanales de Showmatch, y que luego abarcaría tres (al darse cuenta la producción que Bailando Kids, el producto de los viernes, no rendía demasiado). Una idea que ya se había hecho previamente, si mal no recuerdo en el año 2005, y que coronó como ganador a Mauricio Macri, interpretado espectacularmente por un grande como Martín Bossi.
Enrique Pinti, definió a Gran Cuñado con el término justo: es una sátira política. Un bloque con mucho humor, para quien quiere reirse. Todos somos conscientes de que muchos políticos no se lo tomaron muy bien, e incluso llegaron a enojarse o incluso a ''ignorar'' algo que probablemente vean en ''secreto'', avergonzándose de contarlo públicamente (como si los minimizase mirar un programa tan exitoso como el de Marcelo Tinelli)
El lunes, terminó este ciclo humorístico. El programa se extendió hasta pasadas las 00.40, pues el conductor tiene como costumbre ''estirar'' las decisiones más importantes para que el rating se mantenga (cuando no fueron pocos los que se retiraron antes del final, prefiriendo enterarse quién fue el ganador en otro programa -sabiendo que eso abarcaría todos los programas de chimentos de la tarde del día siguiente).
Los finalistas eran Francisco De Narvaez (interpretado magistralmente por Roberto Peña), Julio Cobos (interpretado por José María Listorti), Mauricio Macri (nuevamente interpretado por la revelación del año -y no precisamente por este papel-: Martín Bossi) y Néstor Kirchner (en mi opinión, una de las peores imitaciones de un grande como Freddy Villarreal, y del ciclo en general).
Como los seguidores de Showmatch deben de saber, J.M. Listorti ha tenido cierto protagonismo a lo largo del año: fue conductor del Bailando Kids, responsable de una de las cámaras ocultas, uno de los pocos protagonistas de Ave María -otra de las cámaras ocultas en las que él: cuenta chistes, se sienta al lado de la invitada, recita poemas, hace rutinas de ejercitación y acaba con un desnudo que corta la paciencia de la invitada-, aparentemente el heredero del programa, etc.
Creí, en ese entonces, que José María se consagraría ganador con su personificación de Julio Cobos. Sin embargo, ''la gente'' votó que este particular personaje, depresivo en general con brotes de alegría y felicidad, quedase en el cuarto lugar.
Bossi, con Mauricio Macri, fue invisible hasta poco más de la mitad del programa. Hasta entonces, sólo lo veíamos como la Presidente, nominado en todas las galas. Tras ser nominado por primera vez, la semana que Michetti/Macri irían al piso, comenzó a hacerse más famoso, y a establecer códigos de conducta y diálogo, como por ejemplo, su pasión por lo ''importado'', o mejor dicho, ''lo importante'' (todo lo que no es nuestro). Las comidas del extranjero hacían que él, no pudiese pronunciar palabras como ''asado'', algo común por los carnívoros de nuestra queridísima región. ''Lo hice canchero, bien pro'', fueron las palabras de Martín, que se ubicó tercero en la final.
Como era obvio, Néstor y Francisco quedaron en las últimas instancias del concurso. El verdadero Néstor, tuvo una fría participación en el programa antes de las elecciones, mediante una comuniación telefónica. Francisco, no sólo fue, sino que bailó Reggaeton y fue contactado en otras oportunidades por el piso (incluso, el 28 de Junio, fue seguido por su imitador Peña). En la última noche del ciclo, el humorista Campi, participó ''imitando'' a un bebé: el hijo recientemente nacido de De Narvaez, con voz y muy vulgar.
Al triunfar De Narvaez nuevamente por ''pocos puntos'', su falso hijo comenzó a burlarse del perdedor y se inició la fiesta pro, que seguiría por un ''largo'' tiempo más.
Freddy, con una participación espantosa pero muy popular, y con frases que quedaron establecidas en las escuelas y en la calle, debió conformarse con un segundo lugar. Peña ganó: un día después, estaría imitando a un nuevo personaje, que no parecería ser tan bueno como el que había hecho tiempo atrás.


Gran Cuñado VIP - Showmatch - Canal 13

Horas después de acabar un Gran Cuñado, el impaciente Tinelli (que si no fuera por estas ideas exitosas, no sería nada) lanzó un Gran Cuñado que, en lugar de tener políticos como concursantes, tendría personajes mediáticos, actores, cantantes, etc. Comenzó ayer, compitiendo con el anteúltimo capítulo de los Exitosos Pell$, y con muchísimo rating. Comenzó alrededor de 23.30, pues la primera hora fue usada para estupideces, entre ellas, la cámara oculta del Calafate, con ''la víctima'' Amalia Granata. Luego de mostrar su encanto con el conductor, comenzaron a venir algunos de los participantes, que ocuparían la nueva casa de Gran Cuñado.
Roberto Peña, se lanzó como Marley, un personaje que dos días antes había terminado un ciclo televisivo exitoso como Operación Triunfo. Este conductor, se hizo famoso por algo muy particular: su pasión por el consumo de animales invertebrados (básicamente). Previo a OT, en la pantalla de Telefé, condujo un ciclo llamado El Muro Infernal, un fracaso de punta a punta.
El humorista, con un parcial parecido físico, con excesos de torpeza y un correctísimo juego con la voz, probó insectos de plástico -entre otras cosas- y se retiró a su asiento minutos más tarde. Con alrededor de 23 puntos de rating, debió conformarse con haber sido el menos visto de los cuatro presentes.
Jorge Rial, la peor imitación de la noche (pero con amor, cariño y respeto, según el humorista), estuvo a cargo de Fernando Ramirez, quien había imitado en el anterior Gran Cuñado a Luis Juez. Sin parecido alguno a Rial, hizo un chiste que no causó la más mínima gracia, habló de un chimento falso que no hizo reir y con arrugas en su frente se retiró, siendo el personaje más visto por el público, con casi 28 puntos de rating.
Gerardo Sofovich, con la simpatía de siempre, fue la mejor imitación de la noche, y estuvo a cargo de Freddy Villarreal. Con un parecido a Fernando de la Rúa (imitación, por supuesto), se dio el lujo de maltratar a quienes lo ''llamaban'' a su programa de televisión, con la víctima de su carácter: Mariano Iudica en persona. Las cuponeras, el teléfono, la gente, se dio el lujo de mostrarse como un ser furioso ante gente ''ignorante''. Quedó tercero, con más de 24 puntos de rating.
Mirtha Legrand, interpretada por Martín Bossi, cerró la noche con una fantástica aparición (con un error en el micrófono, que se corrigió tras una pausa). Su superioridad ante ''la gente detrás de las cámaras'' fue bien representada y, junto a sus ganas de saberlo todo, junto a las veces que llama ''queridos'' a sus invitados -o sus altos a la hora de hablar- y junto a un gran parecido físico (con más cintura y más cuello), fue otra de las imitaciones de la noche. Con más de 26 puntos de rating, Bossi estaba muy contento de imitarla y dijo que después de hacer a la presidente, no sentía más presión.
Legrand en su programa, se mostró altamente satisfecha por la respetuosa imitación, aunque dio públicamente algunos detalles a corregir: la nariz, las lolas, el cabello.
Rial, por su parte, dijo que no estaba enojado -pues considera que la imitación fue con mucho respeto- pero sí que ve poco del personaje en él.
Sofovich, según algunas personas, quedó contento con su imitación. De Marley, nadie sabe nada...
Comenzó con éxito...




Operación Triunfo 2009 - Telefé.

Hace alrededor de cuatro meses, comenzó el cuarto ciclo de Operación Triunfo, nuevamente conducido por Marley. El primer ciclo, dejó a Claudio Basso como ganador, seguido por Pablo Tamagnini -quien pensé que ganaría-. El segundo ciclo, dejó a José García como campeón, seguido por los concursantes César, Federico, Florencia y Nelson (mi favorito). El tercero -que no miré por razones personales hasta las últimas galas- coronó a Benjamin Rosales, seguido por Romina y Luba.
Esta temprada comenzó de forma diferente. Habría una gala de presentación, donde los 24 concursantes que quedaron del casting, cantarían para que el jurado defina quiénes entrarían a la Academia y quiénes no. Cinco quedaron afuera, y entraron 19. Éstos fueron: Johana Quinteros, Nadia Robledo, Ayelén Kelly, Juliana Castro Barello, María del Huerto Bulacio, María Soledad Scalerandi, Vanessa Miranda, Carolina Minella, Ayelén Varela, Maite Moreira, Cristian Soloa, Gabriel Morales, Agustín Argüello, Juan Ignacio Silva, Sebastián Martingaste, Martín Abascal, Eliazim Ribera Gutierrez, Pablo Balzano D'Amico y Agustín Pistone.
No hubo gala que no vea entera, a excepción de la primera (en la que se presentaron 24 concursantes). A partir de la segunda, empecé a pensar en el favoritismo, porque uno como espectador (y Agustín Argüello sí que nos ha hecho saber que él, era un fiel televidente de este gran reality show) se va encariñando con cada uno de los participantes, al punto de ser como amigos, seguidores, acompañantes, admiradores...
En la tercera gala, empecé a sentir las primeras sensaciones de preferencia. Tras oír ''Do you think I'm sexy'', interpretada por Agustín Argüello y Agustín Pistone, me dije que probablemente crecerían y se harían verdaderos grandes (si sé puntualmente el número de gala y las canciones, fue porque semana a semana iba anotándolo todo). Una gala más tarde, quien hasta el momento iba cantando a la perfección (Agustín Pistone) se caía a pedazos, en una interpretación que lo llevó a la eliminación. Sin embargo, supuse que se quedaría en la academia. Nominado con Eliazim, un intérprete que no me acababa de convencer, esperé a que se quedase. Sin embargo, esa misma gala, escuché un dúo fascinante (personalmente, una de las mejores cinco presentaciones): María del Huerto Bulacio y Sebastián Martingaste. Ya eran dos más que escalaban en mi favoritismo. No había escuchado demasiado para oficializarlo, pero dejé claro que mis favoritos, hasta aquel entonces, eran Agustín A, Agustin P, Sebastián y María del Huerto. ¿Qué haría con esta lista, si una semana después, estaría yéndose de la Academia Agustín Pistone?
Con ''Chacarera del Olvidao'', otra de las mejores 5 interpretaciones del concurso, dejó la Academia. Una gran injusticia a nivel artístico, pero era la gente la que votaba... Empecé a perder de vista al estudiante de cine, Agustín, pues ''La Arenosa'' no me había convencido, y me dio la impresión de que lo juzgué erróneamente. Quedaron en la lista sólo María del Huerto y Sebastián, hasta una semana más tarde, donde ''Amazing'', se convertiría en otra de las mejores interpretaciones del ciclo. Una presentación sorprendente, con dos bombas atómicas como Agustín Argüello y Sebastián Martingaste, quienes harían arder el escenario. El cordobés estaba en la frontera del Sí o No, pues en aquel entonces las canciones le iban -generalmente- a la perfección.
La sexta gala sería terrible para mí. ¿Por qué? Porque me empezaron a gustar algunas voces que nacían. Johana Quinteros (''Luz sin gravedad'', una interpretación magistral), Juliana Castro Barello - Ayelén Kelly (''Hallelujah'', conmovedora performance), Sebastián Martingaste - Vanessa Miranda (''La Tortura'', intensa y sensual performance). No podía hablar de listas, tras escuchar estas voces. Me limité a tener en cuenta estas tres presentaciones de estos cinco artistas.
Galas más tarde, me sorprendería con Cristian (''No me doy por vencido''), con Johana -nuevamente- (''Cuando nadie me ve''), donde noté que me empezaba a interesar, con Agustín (''Señora de las cuatro décadas'') y con Juliana (''Girls just wanna have fun'', que más allá de algunas cuestiones de pronunciación, estuvo muy bien). A su vez, me llevé una gran sorpresa al ver que Martín Abascal y Sebastián quedaban nominados con la canción ''Te Amo'', cuando ambas voces sonaron brillantes (más allá de que no haya notado la voz de Martín previamente). Me sorprendió más, que Sebastián fuera al teléfono y Martín fuera salvado por sus compañeros. Igualmente, quien había ''decepcionado'' [?] en la anterior gala, dejó al mundo boquiabierto con ''Desnúdate mujer'', una performance espectacular, muy madura y muy emotiva. El público dejó afuera a Soledad, quien interpretó dolorosamente el tema ''Don't speak''.
Hasta el momento, la lista estaba conformada por María del Huerto (que estaba desapareciendo, y que reapareció en esa misma gala con otra de las mejores cinco performances: ''Nada''), Agustín A. (que a veces cantaba bien y a veces no), Sebastián (que siempre brillaba) y Johana (que en los últimos momentos la rompía al máximo). En esa misma gala, también brillaba Nadia, con ''Take my breath away''. Luego, volvería a brillar con ''Soy lo que me das''. Mientras Nadia brillaba, Sebastián quedaba nominado... con ¡Agustín!
En esa gala, dejé oficialmente marcados mis cuatro favoritos. Los lugares que dejarían vacíos algunos, no volverían a ser ocupados. Creí correcto incluir a Agustín Pistone (que brilló en el tiempo que duró, a excepción de una sola oportunidad, que lo llevó a la nominación - expulsión), a María del Huerto Bulacio (que sorprendió en muchas oportunidades), a Johana (que las últimas galas venía en ascenso) y a Sebastián (que si no hubiesen expulsado a Agustín P., deberían haber llegado a la final, ambos son excelentes intérpretes y jamás decepcionaron). Me quedó afuera Nadia y Agustín A., pero debían ser cuatro: Nadia empezaba a gustarme y Agustín desaparecía muy seguido. Quizá haya sido injusto, pero creí correcto dejar a esos cuatro participantes.
¿Quién hubiera dicho que una semana después, Sebastián Martingaste dejaría la Academia? ¡Sí! Perdió contra Agustín Argüello, encima, dando una de las más grandes interpretaciones del ciclo: ''Ángel'', una conmovedora canción. Esa gala fue otra de las más grandes confusiones. María del Huerto me sorprendió con ''I'll say goodbye'', pero no al jurado, que la nominó. Cristian Soloa, con ''Te Amo'', hizo maravillas. Agustín Argüello, cantó ''Bésame'' con gran profesionalismo -y comencé a notar que las canciones románticas eran lo suyo-. Johana, con ''Derroche'' terminó de arruinarme la cabeza: fue increíble.
Me había dispuesto a no incluir a nadie más, pero sí podía mirar la final y ver quiénes podían llegar. María del Huerto era mi principal candidata, pero la quemé, y quedó eliminada. A diferencia de otros, a ella la quemé realmente, porque fue la única vez que la consideré superior. Quedando Juliana Castro Barello, J. Ignacio Silva, Cristian Soloa, Gabriel Morales, Johana Quinteros, Agustín Argüello, Ayelén Kelly y Nadia Robledo, empecé a tejer la posible final. La personalidad de J. Ignacio era el hueco que sería ocupado por su persona en una probable final. La popularidad que había ganado Agustín le daría un segundo lugar. Las voces de Johana y Nadia les dejaría un espacio. ¿Y qué pasaría con Cristian? Eso era lo que ''probablemente pasaría'' según un público fanático de la popularidad, de la belleza, y por último del canto y del esfuerzo. Desde lo personal, creía que había lugar para Johana, Nadia, Cristian y Agustín A.
Su voz fue, desde el inicio, una de las mejores. Tras la partida de Sebastián Martingaste y María del Huerto Bulacio, quedó como ''la mejor voz'' para mí. Sin embargo, había en él cierta tensión, la misma de Gabriel, que no me cerraba. Ayelén, con un estilo muy particular (le iban muy bien los tonos nacionales) era Ayelén, y eso me gustaba, aunque no la acompañaba del todo su voz.
Tras la partida de Juliana, Cristian rompería todo con ''Porque aún te amo''. Rompería hasta al mismísimo Luciano Pereyra, estando a la par suyo, y probablemente más alto. Esto le dio puntos, que le restaron a la ''mejor de mis cuatro'' (Johana) , que con ''Piel Morena'' y ''Estoy aquí'', bajó de la gloria. Cristian fue reacomodándose, a la medida que Nadia también lo hacía. Agustín, no se movía del cuarto lugar, aunque se lució tanto como Cristian, con una de sus mejores presentaciones: ''Ámame'' -canción que odio, pero que él hizo que me guste-. Ayelén sorprendió con ''Oh, darling''. Luego de irse J. Ignacio (quien supuse tendría un lugar en la final), incluí a Cristian en lo que pasaría -el que jamás fue nominado-, sin saber qué respuesta tendría el público. Este, con ''Castillo Azul'', hizo magia. ''Dime que no'' y ''Tuyo siempre'', interpretados por Agustín Argüello y Ayelén Kelly respectivamente, fueron otras de las grandes interpretaciones de la noche.
Quedaron seis, y todos fueron a una semifinal. Gabriel Morales no me conformó jamás, ni siquiera con ''La Flor Azul'', su última interpretación antes de la final. Nadia Robledo, sí lo hizo con ''Inolvidable'', una de sus mejores interpretaciones en español. Johana Quinteros se quedó atrás con ''Vivir sin aire''. Cristian Soloa la rompió con ''Nunca voy a olvidarte''. Agustín, hizo una gran performance con ''Y tú te vas'', CASI superando a Johana en mis favoritos y CASI dejándola cuarta. Ayelén, se mantenia en la quinta posición, aunque se fue con una gran interpretación de ''Seguir viviendo sin tu amor''. Nadia la acompañó, arrancando de los cuartetos probable y personalmente finalistas. La probabilidad de lo que inicialmente diría el público se me hizo trizas. No llegó Juan Ignacio ni Nadia, aunque sí lo hicieron Johana y Agustín. Con respecto al cuarteto que veía en la final (que inicialmente fue de Johana, Nadia, Cristian y Agustín), Nadia quedó afuera, y fue reemplazada por el ''segundo'': Cristian Soloa. A éste gran intérprete, que empezó a soltarse, lo siguieron ordenadamente Johana Quinteros, Agustín Argüello y Gabriel Morales.
Si tuviera que ordenarlos tras ver la última gala (en la que cuatro intérpretes profesionales les cedieron a los participantes una canción para lucirse), debería decir que Johana Quinteros fue superior. Ella cantó una canción de Sandra Mihanovich (''Música que eleve las almas'') y sorprendió con discreción. Acabó de prender fuego el escenario con ''Malo'' (de Bebe), la quinta canción entre las -personalmente- mejores del ciclo (junto a Play the Game, Chacarera del olvidao, Nada y Amazing). En segundo lugar, Agustín Argüello, que con la canción de Axel ''Sin Vanidad'' y la canción de Ricardo Montaner ''Bésame'', conmovió a todo el público. Este muchacho, quizá no tenga la mejor voz del certamen, pero tiene una capacidad de emocionar y transmitir emociones al público increíble. Es imposible dejar de mirarlo, al igual que Johana. Uno se deja llevar por ambos artistas, y aunque no canten a la perfección (que no están lejos), hacen espectáculos que atraen a la gente, y que el día de mañana atraerán a públicos enormes, en el que probablemente esté yo.
Cristian Soloa, se movió un poquito más y cantó excelente, como siempre. Con ''No me doy por vencido'', de Luis Fonsi y ''A veces'', de Soledad Pastorutti, consiguió administrar un espectáculo con el profesionalismo que le proporcionó la innovadora capacidad de interactuar con la escena, las cámaras, las luces y el público.
Gabriel Morales, quien por poco me duerme (lo peor de todo, es que es uno de los mejores cantantes, pero ¡Basta de folcklore!), cantó ''Con tu llegada'' de Facundo Saravia y ''Razón de vivir'', de Victor Heredia. Ambas interpretaciones fueron buenas, pero tampoco para tanto.
Mi corazón estaba con Cristian, Johana y Agustín. No podía mentirme a mí mismo y estar con Gabriel. Es el primer Operación Triunfo en el que quería que gane cualquiera de esos tres. Si hubiesen estado Agustín Pistone, Sebastián Martingaste, María del Huerto Bulacio, probablemente me hubiese pasado lo mismo (con la diferencia de que, en este trío, ya había artistas, que si hubiesen seguido, hubiesen peleado mucho más contra los finalistas)
Johana quedó cuarta. Con un 14,32% (147.569 votos), el público la despidió con aplausos. Ella los recibió, emocionada y agradecida. Agustín quedó tercero. Con un 16,26% (167.534 votos), sorprendió al público que esperaba verlo más arriba. Se llevó un gran premio. Más grande que la experiencia vivida. La posibilidad de lanzar un disco, formando un dúo con una de las mejores voces de todo el ciclo: la de Sebastián. Él aceptó, encantado, ante la propuesta que Sebastián le hizo en el escenario. Disco que quiero ya! (esa es otra cuestión)
En la final, Gabriel Morales y Cristian Soloa quedaron en el escenario. Tras cantar Claudio Basso y Juan Ignacio Silva (quienes interpretaron ''Arrepentido'' y ''Piedra y camino'', respectivamente), se acercaba la decisión más importante y decisiva del público. Soloa mostró su generosidad al anunciar que parte del dinero que ganaría, sería el que cubriría la operación de la madre de su compañero Gabriel. Marley, anunció que el Instituto donde realizaron previamente las operaciones de J. Ignacio Silva y Agustin Argüello, se haría cargo de ella siempre y cuando fuera operable.
Con un 40, 15% (413.598 votos), Soloa triunfó sobre Morales, que quedó increíblemente segundo con un 29,27% (301.502 votos). Éste último, recibió la propuesta de tener un productor -interesado en su carrera- que lo apoye. En el disco que lanzaría Gabriel, estaría como artista invitado Juan Ignacio Silva, otro de los grandes cantantes de folcklore del certamen.
El triunfo de Cristian me alegró el día, un 12 de Julio que horas antes había sido hermoso, gracias al primer triunfo de mi corredor de fórmula 1 favorito.
Quizá Cristian no haya estado en mis cuartetos iniciales, quizá lo haya conocido más tarde. Sin embargo, es el primer Operación Triunfo donde gana alguien que lo merece. A su vez, es el primer Operación Triunfo, donde muchos lo merecían igual que él. De acá saldrán artistas, estoy seguro.

Tres cosas que aclarar:
-La tecla 'N', anda mal. Probablemente me haya tragado unas cuantas.
-Hubo algo que no me gustó. Johana quedó excluída de las posibilidades de lanzar un disco con las promesas asociativas de esa misma noche. Sin embargo, apuesto a que podrá hacerlo algún día.
-Con respecto a los temas inéditos, rescato ''Ansiedad'' (sé cual es, pero no está en mis anotaciones, así que probablemente haya sido canción inédita... Creo que la cantaron Sebastián y Agustín A.) y ''La Soledad'' (Johana y María del Huerto)





ACLARACIONES DE LA FOTO.
1) Entre los nueves, pueden verse las caras de los 6 semifinalistas, y sumados a éstos, tres personas a las que consideré favoritas personales.
2) Los nombres probablemente no se leen, a excepción de que la foto se agrande. Los nombraré a continuación, con el mismo mecanismo de la foto (los voy nombrando por fila, de izquierda a derecha).
-Agustín Pistone - Johana Quinteros - Agustín Argüello
-Ayelén Kelly - Cristian Soloa - María del Huerto Bulacio
-Gabriel Morales - Nadia Robledo - Sebastián Martingaste
Espero que quede más que claro.


Fórmula 1 - Gran Premio de Alemania en Nürburgring - 12 de Julio - 9hs (ARG)


Desde el año 2004, como muchos sabrán, sigo la fórmula 1: una competencia automovilística que consiste en alrededor de 18 carreras, donde los pilotos buscan triunfar en velocidad y estrategia.
Mark Webber, es un piloto australiano que entró hace alrededor de 7 años. Muchos sabrán que Australia es el país que quisiera conocer, y pensar que hay un piloto de ahí me produce una sensación de cercanía con las tierras de oceanía. El fanatismo comenzó pocas carreras después de entender cómo era el mecanismo de las competencias. Era demasiado joven, era la primera vez que veía una competencia así y desconocía cómo eran las reglamentaciones y puntuaciones. Mark Webber, manejaba un Jaguar, auto verde oscuro (hermosísimo), y era compañero de equipo de Christian Klien, un austríaco que corría bien, aunque ninguno de los dos estaba a la altura de Michael Schumacher, Rubens Barrichello y Fernando Alonso, quienes en prácticamente todas las carreras acababan igual. Pero yo lo seguí, un año, dos años, tres años, cuatro años, cinco años. Este es el sexto. Desde hace unos meses, Mark Webber (que tras irse de Jaguar, se metió en Williams con una competencia muy buena y una pésima, y luego a Red Bull), está acompañando a Sebastian Vettel, quien previamente conducía un Toro Rosso, y ahora pasó a la primera marca de los dueños. Vettel es un joven muchacho, que el año pasado ganó un gran premio, siendo -si no me equivoco- el corredor más joven de la historia en ganar una carrera en la máxima categoría automovilística. El alemán, a este ritmo heredero del legado de Schumacher, viene haciendo un torneo extraordinario. Sumó puntos en casi todas las carreras y se ubicó entre los primeros. Sin embargo, en este año, Red Bull corre a la sombra del Brawn GP, un equipo conformado por los pilotos Jenson Button y el veterano Rubens Barrichello. Button, probablemente salga campeón. Tiene muchísimos puntos hasta el momento (21, en comparación con Vettel; 22.5, en comparación con Webber) . Barrichello, está perdiendo bastantes puntos, y tras el gp alemán, quedó cuarto en el campeonato general. Webber, que este 12 de Julio, ganó por primera vez un gran premio, superó al brasileño y quedó tercero en la tablilla general, a 1.5p de su compañero de equipo.




¡Sí! El Número Uno.


Probablemente acabe el campeonato entre los tres primeros, ya que siempre queda entre los primeros 4 pilotos. Sin embargo, debemos esperar a ver qué pasa.
El 11 de Julio, se dio a conocer la noticia de que Webber, saldría en primer lugar. Un toque con Barrichello en la largada del día 12 lo hizo quedar segundo -incluso luego, fue penalizado con un drive through-. A lo largo de la carrera, tanto por velocidad como por estrategia, Mark logró reubicarse en el primer lugar y mantenerlo hasta el final.
Siempre dije que éste es uno de los mejores corredores. Sin embargo, nunca ha tenido demasiada suerte.
Cuando acabó la carrera, Webber fue contactado por la gente de Red Bull, y el joven australiano comenzó a gritar, al borde de las lágrimas, conmovido. Cuando detuvo su coche, se bajó de él y besó la parte delantera. Se saludó con su compañero de Red Bull (una gran competencia) y con Felipe Massa, otro de mis favoritos que quedó tercero -llegó al podio por primera vez en el año-.
En el podio, no podía estarse quieto. Saludaba a su gente, en medio de los himnos australiano y austríaco (por el piloto y el orígen de la escudería). A la hora de abrir la botella, se bañó (y fue bañado) con el champagne. Entre saltos, sonrisas y abrazos, recibió el premio por el triunfo, al igual que el resto de sus compañeros.
En la conferencia de prensa, se mostró más serio, aunque no por eso menos feliz. Su compañero, Vettel, siempre contento, se mostró entusiasmado por la idea de un Red Bull a punto de salir a la victoria...
Una historia con puntos suspensivos, que espero, sea beneficiosa para Webber, Vettel y sobretodo, para Red Bull.
Felicidad por su triunfo: espero vuelva a repetirse. Confío en él.



FOTOS:


-Red Bull: los pilotos, el auto.



-Un equipo con muchas alas para dar.



-Sentado en lo que lo llevaría a la gloria.



-El estacionamiento.



-Preparándose para salir a reencontrarse con su público.




-Mark Webber alza su trofeo. Victoria en el GP alemán.


-Caras de altísima satisfacción.


-Rojo y negro no queda mal en un podio tan gloriosamente alto.


-El bautismo del gran corredor.


-Las reacciones de este ''nuevo'' piloto.




-Sin palabras.

. . .

Así me despido de esta actualización que espero alguien lea. Al menos, que lea la sección que le interese. Las cuatro las hice con la mejor de las ondas y bueno, traté de hacerlas lo más breves posibles.
Les dejo la dirección de mi otro sitio. Es http://www.fotolog.com/cinemaparadisolp.
¡Muy buena suerte para todos!
Y sepan que todo ésto en tan pocos días, aunque no lo parezca, es una locura de película...
=)