sábado, 27 de marzo de 2010

Watchmen: ¿Quién vigila a los vigilantes?

Watchmen

Las películas basadas en novelas gráficas (que muchos asociarán al término ‘comic’, aunque no precisamente quienes lo escriben o grafican) han crecido de categoría. Hace unos años, el término giraba alrededor de una concepción taquillera, con sólo intenciones de convocatoria masiva. Pero los últimos años, nombres como Alan Moore o Frank Miller, han sido responsables de esta transformación, desde uno de los guionistas más famosos de la novela gráfica contemporánea (no olvidemos que fue responsables de los hilarantes diálogos de V de venganza) hasta Frank Miller, encargado de la novela gráfica ‘’The spirit’’ y de dirigir ‘’300’’, y ‘’La ciudad del pecado’’. Menciono 2 entre tantos, por ser apellidos populares que al fanático o al ‘’no tanto’’ le pueden llegar a sonar familiares.
Hoy en día, tras la llegada de películas como ‘’V de venganza’’, ‘’El caballero oscuro’’ y ‘’The spirit’’, ha quedado claro que los largometrajes van más allá de la necesidad desesperante de recaudar. Cargados de gran inteligencia, y generalmente de tanques antigubernamentales, parecen pretender darle un giro de 180º al concepto, dándole mayores dosis de humanismo y de alguna forma, evitar que al género se lo asocie con la fantasía, el heroísmo, etc.
Watchmen, por humana que sea, no se escapa de la fantasía y juega con las realidades paralelas. La creación de los Watchmen (inicialmente ‘Minutemen’) parte desde una historia verídica con escapes directamente relacionados con el pasado de cada uno de ellos. Desde la segunda guerra mundial en la década del 40, la revolución de la sociedad americana en los 60, la política de Kennedy, la guerra de Vietnam, la re-elección de Nixon y finalmente el punto culminante de la guerra fría en el final del año 1.985. Toda la realidad está puesta a prueba con vínculos que arrastran a los personajes a tener un pasado sólido y creíble. Vale decir que con la revolución, los Minutemen pasaron a tener otro nombre, que el Dr. Manhattan fue convocado por el gobierno para ir a la guerra de Vietnam y que a finales de la década del 70, los Watchmen fueron censurados por el mismísimo presidente Richard Nixon.
Integrantes perturbados de la anterior liga justiciera, integrantes asesinados, hijos de integrantes o recién llegados, los Watchmen están compuestos hacia el año 1.985 por seis personajes. El Dr. Manhattan, un hombre que vive una realidad paralela en el planeta Marte y comienza a tener visiones sobre el inminente caos global (es azul y es el ‘rey de la física’, por así decirlo), Silk Spectre II (o Espectro de Seda II, hija de una mujer retirada que guarda un secreto importante para ella y su hija), Nite Owl II (otro que usa la máscara que ha usado un héroe censurado años atrás). Ozymandias (el hombre más inteligente y probablemente el más rico del mundo), Rorscharch, un hombre violento de pasado tormentoso que desea vengarse del mundo y lo mira desde atrás de una característica máscara que jamás se saca y finalmente The Comedian, un hombre perteneciente a la antigua liga, que abre la película con su violento asesinato. Las razones son desconocidas para nosotros. Podían ser razones políticas (que fuesen contra él, solamente) o que quisieran matarlos a todos. Por ignorar las causas, Rorscharch busca al resto de los superhéroes e intenta que se protejan o se unan a él para detener la posible ola de violencia. Mientras tanto, vemos la posibilidad de una guerra nuclear que podrá, en cualquier momento de la película o de la historia, dejar acabado al mundo que todos conocemos.
Durante los 160 minutos de película, seguimos la vida, el pasado, los pensamientos y los sentimientos de cada uno de los personajes. Básicamente al principio, cada uno de los 6 e incluso los que formaron parte de la antigua liga, mostraron facetas de sí mismos que podrían ayudarnos a comprender sus posteriores actitudes. La vida del Dr. Manhattan y su transformación, de no haber estado desarrollada en la película, nos habría prohibido interpretar su decisión final. La historia de The Comedian, para mostrarnos que el mundo no es como parece, que los demonios pudieron haber sido santos. La pasional historia de dos seres ‘excluidos del mundo’ por los secretos y los engaños, que se vieron en situaciones tan humanas como extrañas. Y así, los porqués de Ozymandias, la justificación de por qué, realmente, era el hombre más inteligente del mundo. Los sentimientos de Rorscharch, el personaje más interesante, conflictivo y completo de la película, con un pasado de degradación y enormes deseos de venganza.
Esta película tiene una duración muy grande, que en ningún momento lleva al aburrimiento. Si no estuviesen, quienes la habrían categorizado de larga, estarían diciendo que no pudieron seguirla o comprenderla, que familiarizarse con los personajes fue algo imposible. El lado positivo de la larga duración del largometraje, es lo que enseña la misma historia. El tiempo pasa para todos, incluso para superhéroes que se ven fuera de su era. La censura ya les arrancó las esperanzas y la sociedad perdió la imagen esperanzadora para ellos. Cada uno siguió su vida normal, por su lado, necesitando que cuestiones como ésta vengan a golpear sus puertas.
De algún modo, lo que caracteriza a LOS VIGILANTES como largometraje y novela gráfica (la mejor que leí en mi vida, pese a que no pude leer demasiado), es que ningún hecho o comportamiento pierde causa. Puede entenderse no sólo como un retrato del paso del tiempo, ligado a la historia y a seis casos hipotéticos, sino además como un estudio psicológico de seis almas atormentadas por el pasado, por la injusticia social, política y por los simples errores del azar.
La partida de The Comedian viene seguida por el renacer de los superhéroes retirados, por el resurgimiento de secretos guardados durante décadas. Y a esto, el intento colectivo de desenmascarar la verdad del asesinato y del posible fin del mundo. En el enfrentamiento entre Estados Unidos de América y la Unión Soviética, el desenlace parece significar, lejos de la destrucción total y del pesimismo que ello implique, una opción extraordinaria para alejar el terror y postergar, al menos por un tiempo, la catástrofe.
Si vamos al caso, el planeta está necesitando de erupciones volcánicas, tsunamis, inundaciones y cada vez más devastadores temporales para darse cuenta de que el calentamiento global está azotando al planeta con mayor velocidad. Que lo que uno creía imposible, el fin del mundo, merece una pequeña reflexión. ¿Y si no lo es?
La película tiene la capacidad de atraer a una gran amplitud de públicos. Es una película madura, pero que pueden disfrutar jóvenes y, pese a ser de ciencia ficción, algunos cuantos mayores. Como película es muy buena. Como adaptación es extraordinaria. Captar la esencia de cada personaje, sus conflictos con el mundo, con la gente. La apariencia física y psíquica, la sensación que sus actitudes pueden producirnos. Este tipo de cosas hacen que el público sienta real lo que pasa. Que toda esa oscuridad y ese vértigo del que nos provee la cámara de Snyder, puede llevar a que el espectador se familiarice con la historia. No debemos olvidarnos de la enorme cantidad de escenas que ligan al triunfo o al fracaso de los héroes como humanos. El entierro de The Comedian con la canción ‘’The sounds of silence’’, cortado por la tele transportación de Silk Spectre II a la casa de su madre. Vínculo que tiene sentido 120 minutos más tarde, en la ‘’confesión marciana’’ del Dr. Manhattan en un globo de oxígeno. La relación sexual entre Nite Owl y Silk Spectre II, con una música lenta para admitir gloria. El enfrentamiento entre el hombre pequeño y Rorscharch en la cárcel, el 3-0 o todo lo que tenga que ver con el pasado de The Comedian. El chiste de Pagliacci al compás de la caída del cadáver desde el piso más alto del edificio. La recriminación del comediante al Doctor, cuando la ira lo hace cometer un error. ¿Por qué no cambiaste las cosas? / No te importan los seres humanos. Y evidentemente, de esto se trata la decadencia del superhéroe: la incapacidad de reconocer en sí mismos, cuestiones humanas.
Claro que hubo cuestiones absurdas que pesaron. La remera amarilla manchada con kétchup o un villano que carece de carisma. Quizá hubiera añadido alguna dosis de amor/odio, que nos permitiese acentuar la categoría de villano como tal, o como un héroe salvador de nuestra momentánea existencia. Por fortuna, este extenso largometraje de ciencia ficción fácil de juzgar (mal), es (por no ser como película, algo sobresaliente) un entretenimiento brillante para todas las edades; una reflexión de la vida, de la justicia; de la apariencia; la acción, la reacción; el error y el desacierto. Watchmen es un gran acierto donde se la vea, una adaptación irreprochable, una joyita del género y políticamente, una patada al gobierno, (y) a las masas sueltas de lengua.
Aclaración: imperdible la presentación (unos 5 minutos con la historia del mundo y de cada Minutemen/Watchmen, la sucesión Spectre y las Lesbian Whores). Más de uno (fanático, seguro) dirá que la adaptación es una porquería. No diré que no lo es. Saque sus propias conclusiones.
Puntuación: 8/10 (Muy buena)

sábado, 20 de marzo de 2010

El corredor nocturno

El corredor nocturno.


Otra errónea copia del cine americano. Entretenimiento interrumpido por las ganas de hacer algo demasiado grande. Argentina ha agotado todas sus fórmulas. Intentos desesperados para hacer de su cine, algo bien americano, sólido, caro (o que al menos aparente serlo) y comestible. Pero uno debe imaginarse al hombre de las cavernas intentando manejar un computador recién traído de Asia. Moderno, aunque básico sea. O bien puede romperlo con un palo, o tirarlo en un rincón y, probablemente, usar su subdesarrollada cabeza para de alguna forma, ''reciclarlo''.
Hay cosas que no se pueden manejar, y este intento de repetir la fórmula de matrimonio en la cima, al que se le suma un psicópata destructivo, puede llevarnos a centenares de títulos. Uno de ellos, fue la gran cinta ''Butterfly on a Wheel'', acá llamada ''Acorralados'', con Pierce Brosnan y Gerard Butler. No es idéntica, pero sí que la historia tiene más de un punto en común. Y muchos más. Un hombre tiene intenciones ocultas, o no tanto y juega con la cabeza de este matrimonio que se cae a pedazos. Detrás de la historia hay engaños, hijos y trabajo. Así, el esposo debe prepararse para acabar con el villano, o de no poder con él, unírsele. En esta versión estadounidense, la tensión es fuerte, realmente se cree, la historia emana cinismo, locura y el misterio tiene muchas vueltas interesantes. Un personaje con pánico a las alturas, al que se le cree realmente. Un verdadero actor, que puede hacer real una situación bastante inusual, pero no por eso inalcanzable.
Leonardo Sbaraglia interpreta con algo de emoción al personaje protagónico, un obsesivo por el trabajo e interrumpido por algo fuera de su rutina. Miguel Ángel Solá, el ''villano'' o no tanto, quiere hacer negocios con él. Pero bueno, el hombre está demasiado ocupado. Y lo persigue con filmaciones de su familia (un poco de crueldad la habría vuelto una suerte de ''Cache''), acosando a su mujer y otras tantas ideas. En el fondo, vemos caer a más de uno de los trabajadores de la empresa de la que participa Sbaraglia (y tiene un puesto importante, aparentemente, por haberse hecho cargo personalmente de conseguirlo, bajando a quien se lo impedía); de ahí, el temor, la paranoia, la reflexión, todo bruscamente forzado, casi sobrenatural.
Una película chata por donde se la vea. Los personajes son como alfombras viejas: delgadas y desgastadas. A excepción de un protagonista al que se le siente la desesperación (no siempre; digamos, en el momento en que se transforma en un perro por 4 metros de aceleración), el mismo Solá carece de carisma, de entusiasmo, de maldad, de intención. Ni hablar de Erica Rivas, una mujer imperceptible e intrascendente. Es el motivo perfecto para convertir a este lamentable cortometraje en una suma de horrores que la llevan forzosamente a la hora y media, sin dejarnos demasiadas ganas de nutrirnos de este cine nacional que parece estar ''innovando''. Va cumpliendo estrictos ciclos dentro del abanico de géneros. Desde una película de suspenso, a un intento de thriller psicológico (donde se pudo haber trabajado más la acción, la reacción; la desesperación, la paranoia y probablemente la locura), con momentos dramáticos y otros tantos intentos de policial. El hombre, increíblemente, lo sabía todo. Sabía qué había sido de la vida de ambos, por lo que probablemente ya había ingresado a la casa y había vigilado a la familia. Claro, nadie sabe por qué, o cómo. Esa parte de la historia ya estaba solucionada. Tampoco hay inscriptas tantas causas, ni tantos porqués. Sabemos que probablemente sea un hobby, como claramente lo especifica Solá, pero simultáneamente no le encontramos sentido (sólo el del cínico entretenimiento) y lo notamos débil. Luego, vemos todo el esquema listo, con todas las piezas ubicadas, y nos alejamos de la idea del entretenimiento. Puede haber segundas (o terceras) intenciones, pero uno llega al final de la película habiendo descartado todas las ideas. Todo villano tiene un motivo por el cual hacer el mal. Éste, ni siquiera tiene el motivo de goce.
El curso de la historia va perdiendo fuerza. El final, no deja siquiera satisfacción. La pretende. Deja de ser una película de observadores para ser un fracaso más en el pasaje. Una fusión de excusas sin tanto fundamento, un conjunto de ideas con pocas salidas (o nulas), una dura representación de la cinematografía argentina. Sabemos que las producciones nacionales tienen algo de incompleto. ''El Secreto de sus ojos'', creo, el único logro del año, tenía una historia bien construida, con pasión y venganza en medio. Hay una escena que hasta parece copiada, sobre el sometimiento. Un desastre. Esta desafortunada historia no puede leerse ni desde lo racional, ni desde lo humano. No puede interpretarse, ni creerse; toda acción y toda reacción carece de un antes y un después. Este rejunte de androides desplazándose velozmente por una plaza o por unas cuantas oficinas, parece ser, a diferencia de la triunfadora, o un largometraje muy mal hecho, o una pesadilla apocalíptica y eterna.
Puntuación: 3/10 (Mala)

domingo, 7 de marzo de 2010

Harry Potter y el príncipe mestizo: la esperanzadora sorpresa de una saga decadente

Harry Potter and the half-blood prince



Segundo largometraje cinematográfico del director David Yates. Casual o causalmente, el segundo que hizo de Harry Potter. El primero de ellos fue ''Harry Potter y la orden del Fenix''. Esta, la continuación, es indudablemente la versión más madura, aceptable y seria que haya visto sobre este característico mago. Quizá, la más humana, profunda, la que menos necesidad tiene de desbordar la pantalla de tantos efectos especiales. Recordemos que las anteriores sí lo eran. En cada ángulo veíamos excesos, que ensuciaban una película que desde el principio, se ganaba el humanismo con la historia, tan solo. Sí, es todo acerca de un mago, pero no hay necesidad de mostrar tanta magia. Al menos creo yo.
De cualquier modo, eso hizo a la saga atractiva. El uso de efectos visuales llamaba a miles y millones de personas a las salas, y todos salían embobados. Claro que la adolescencia fanática, sólo lee estos libros y los de Crepúsculo; sabemos que lejos de vampiros o magos va a haber sangre y efectos especiales. El público lo aceptó, y por mayoría, en eso logró convertirse este fenómeno.
Yates parecía darle un giro a la historia con ''La órden del Fénix'', otra historia más o menos buena, pero que como el resto, acababa en el aburrimiento pleno. Ésta, por durar lo mismo, logró un dinamismo ''mágico'', particularmente difícil de admitir. Y sí, el contenido no es tan inmaduro como otras veces. Digamos que en cierto punto, ésto la favorece. La hace más comestible, más domable, más entendible (por su carácter humano y cercano al espectador).
Una estética oscura y desesperanzadora abre la sexta entrega sobre este mago interpretado por un ya crecido Daniel RadCliffe. Está anunciado que Harry Potter y Voldemort se estarán enfrentando finalmente a muerte. Tan sólo uno de ellos puede vivir, para enfrentarse al Señor Tenebroso. Sin embargo, Potter, quien cursa el sexto año en su universidad, comenzó a vivir una vida más independiente e informal, más humana. Los seres humanos forman parte de un universo mucho más real para él, más interactivo y agradable para sus humildes pretensiones. El deber acaba enfrentándose a esta cómoda vida, y Potter debe posicionarse y fortificarse para el previsto enfrentamiento. En la misma escuela, encuentra un libro de pociones que no sólo le dan poder en cuanto a la elaboración de las mismas, sino que pueden ayudarlo para esta gran rivalidad. Perteneció a el príncipe mestizo, alguien de quien Harry poco sabe. Su profesor, en cambio, sí.
El proceso de investigación y, más tarde, de práctica, abre el telón para un espectáculo que combina acción real y magia negra, algo ya visto pero por su carácter emotivo, mucho más emocionante. Para dar un simpático final a una película fantasiosa de dos horas y media.
Básicamente, sabemos que la historia está llena de incoherencias. Eso pasa cuando las sagas o los pruductos son demasiado largos. Pensemos en una novela diaria televisiva de un año de duración. Si uno piensa bien las cosas, está repleta de contradicciones y discontinuidades. Algunos momentos arrastrados al absurdo (ejemplifico con ''Valientes'', Gomez Acuña podría haber sido asesinado con un disparo y punto, pero no había novela), otros a la exageración (ejemplifico con ''Botineras'', se amplifican demasiadas ideas, se llevan a conceptos como la relación sexual obsesiva o peor, la prostitución en menos de lo que cante un gallo), pero a la larga, si el final es lindo y no se hace pesada, uno la aplaude. Es cuestión de encariñarse con los personajes, con la historia; de seguirla concentrado y de que acabe bien. Básicamente.
Quien no haya visto la saga completa, no se ha perdido nada. Todos los episodios tienen un cierre casi definitivo, con aberturas obligatorias para la continuidad. Y aunque termine mal, uno sabe que seguirá. Y está todo bien. La pregunta que surge frente a esta saga de aproximadamente 19, 20 horas de duración, es si el final definitivo será lo suficientemente inteligente y gustoso para que el público lo acepte y aplauda las ocho películas. O las abuchee con todo. Como Valientes, chau trío sexy, chau malvados, el final fue malo y el público odió el resto de la novela. Estos son los riesgos.
Harry Potter recurre a soluciones mágicas, a circunstancias a veces disparatadas que la hacen una locura total. Hasta ahora no hubo quejas, pero vaya a saber si esto sigue siendo así. En este caso, no hubo tantas ocurrencias extravagantes, la película se mantuvo en una línea discreta, sin tanta vibración ni efectos computarizados. Todo bastante moderado, oscuro, con una atmósfera que conserva su particularidad: la fusión de azules y negros. La historia en sí tiene buen desarrollo. Obviamente, lo más esperado se deja para más tarde. Pero el correctísimo manejo de la cámara, la temperatura de las escenas, las correctas interpretaciones (estamos hablando de algún que otro ejemplo sobresaliente y el resto, suficiente), hace que esta película sea una buena opción pochoclera, que lejos de ser obvia o demasiado tonta, consigue dar el golpe de la sorpresa. Por fortuna.
Puntuación: 6/10 (Buena)

El secreto de Kells: originalidad animada.

El secreto de Kells


Una película de animación que ha sido la sorpresa de este año. Visualmente implacable y argumentalmente interesante, esta pequeña coproducción entre Irlanda, Bélgica y Francia tiene una magia muy particular, que nos compromete a seguir el hilo de la historia hasta el final. Una de esas películas diferentes que están hechas para variar un poco los conceptos del género y no hacerla tan evidente. Nora Twomey y Tomm Moore dirigieron esta gran película de animación, siendo la primer experiencia de ambos en un largometraje cinematográfico. Buen arranque, ya que han logrado una merecidísima nominación al Oscar y ganarle a todo lo que se creía: contra todo pronóstico, esta película ganó lo que le correspondía por esfuerzo.
Una animación manual que registra básicamente el brillo de los colores, para hacer de ésta una experiencia más artística, mágica y atractiva. El uso de los tonos rojizos para experimentar con explosiones, llamas o con algunos personajes, parecen ser la clave para contrastar con algunas líneas sobre la pantalla, o pequeños gráficos que demuestran el período del sueño de Brendan o diferentes planes para esta odisea que pretende iniciar con un gato.
La historia gira alrededor de un muchacho de alrededor de 10, 12 años aproximadamente, que vive en la abadía de Kells durante la edad media. Todos los habitantes de la comunidad están dando su aporte para la construcción de un muro que proteja la ciudad frente a la amenaza y posible llegada de los vikingos, quienes pretenden arrasar con la tierra irlandesa. Este pequeño monje vivía en esta comunidad, trabajaba y vivía bajo la protección del hombre que gobernaba la abadía y mandaba al resto de los ciudadanos a construir. Era un sobreprotegido que recibe la visita (al igual que el resto de las personas) del Hermano Aidan, un hombre anciano que guarda un libro con secretos sobre la tierra. El hombre era un miniaturista y creaba en las páginas, un universo bellísimo casi microscópico. Usaba un tercer ojo a modo de lupa para poder obtener la concentración necesaria y, sin tanto temblor, hacer arte. Sin embargo, ha perdido este tercer ojo y sus manos cada minuto tiemblan más. Todos desconocemos cuanto tiempo más va a vivir, pero aún así sabemos que no está lejos. Al encontrarse con Brendan, decide encomendarle una misión. Primero, que consiga tinta para enseñarle el oficio, y más tarde, que vaya a buscarle el ojo perdido.
Ese es el momento en el que Brendan sale finalmente de la abadía y llega a un bosque con criaturas extrañas. Se encuentra con una lobezna, Aisling, que le ayuda a espantar a las terribles criaturas que acechan en SU bosque, y tiene una relación muy buena con ella. De este modo, las aventuras de Brendan empiezan, cuando debe rescatar el ojo en una cueva terrorífica que se devoró a la madre de Aisling. Mientras tanto, los vikingos comienzan a acelerar el paso.
Resumiendo la idea de esta película, este largometraje de 75 minutos tiene una estética interesantísima, pocas veces vista en el mundo de la animación. Al menos yo no la he visto, que soy poco fanático de ello. Rastros de tiza y un mundo lineal, de gran rectitud y sobre todas las cosas, mucho color. Todos los escenarios envuelven a la Irlanda que cualquier habitante del mundo puede llegar a imaginar. A esto se le suma la música, similar a la que muchos puedan recordar en la película ''Pandillas de Nueva York''. Hay inteligencia detrás de la idea, por más sencilla que parezca. Quizá estas historias de aventura las hayamos visto antes, pero dudo que así. Con el brillo reclamando la dimension que verdaderamente le corresponde, con el placer que produce verla, con el entusiasmo al que convoca plano a plano. Todo el conjunto como una pieza realmente conmovedora, con grandes intenciones y resultados muy buenos.
Los personajes secundarios sí pierden el brillo. No los culpo. La historia tampoco los involucra demasiado. No hay villanos carismáticos o muy marcados: hay uno que lo hace por simple protección, todo lo que uno pueda tomar (digo, como cualquier niño pueda concebirlo) como malévolo; el resto de los vikingos ni siquiera se ven, sólo se sienten enrojecidos por unas cuantas llamas que añaden puntos a favor. A falta de villanos, sólo hay personajes que frente a la magia que propone esta película, se ven desdibujados pero contribuyen a que el resultado sea, finalmente, algo agradable.
Película infantil que recomendaría a todos públicos. Una historia sencilla pero amena, para que grandes y chicos puedan disfrutar. No tendrá la presunta espectacularidad de una casa atada con globos y en tres dimensiones, ni cargará consigo tanta metáfora, o tanto realismo. Aún así, ésta película parece estar tan sólo predispuesta para que uno pueda disfrutarla como debe ser. No es excelencia pura y hay momentos escasos de color donde la película se achata: básicamente cuando hay exceso de paisajismo o el personaje principal está quieto. Los errores al hacer esta película demasiado breve y no aprovechar tanto los últimos 20 minutos, donde todo parece surgir de la nada y de repente, le restan. De cualquier manera, pese a toda marca que pueda tener, acaba disfrutándose. Esa es la idea.
Puntuación: 6/10 (Buena)

Star Trek: viaje al buen cine de ciencia ficción

Star Trek


Para rematar un año donde los blockbusters me sorprendieron más que nunca, y por ser algunos pocos, han hecho un gran trabajo, Star Trek se ha destacado entre todas las de su género, una película de ciencia ficción endiabladamente atractiva, inteligente y light, con un contenido sustancioso sin recurrir a contenido innecesario.
Sin haber visto el resto de las películas de Star Trek, debo admitir que está tan perfectamente narrada, que uno puede comprenderla sin la necesidad de recurrir a los argumentos de obras anteriores, cosa que toda ''secuela'' debe tener. Una fácil comprensión para no obligar a nadie a ver versiones originales o previas. Igualmente, eso es inconveniente. No cualquiera se arriesga a hacer una película de fácil lectura. Dudo que intencionalmente, pero ''Star trek'' es legible; y es de ciencia ficción. Raro.
J.J.Abrams es el director de la tercera entrega de ''Misión imposible'', una película que al igual que el resto, no me llamó demasiado la atención. Aún así, le da un interesante giro a la obra, que presumo es idéntico al giro que le da a Star Trek. La historia no es como la he imaginado, ni como me la han contado. ¿Se trata de un director independiente que hace las cosas bien? A ver en cuánto dirige alguna secuela Bond y cuánto la salva/destruye. Recordemos que Marc Forster está para el cachetazo. No ha sido bien recibida la vigésimo segunda parte, pero quien sigue su carrera, sabe que la acción no es para él.
Con esta obra de ciencia ficción se crea un balance entre lo bueno y lo popular. Está bien, en mi ciudado no ha tenido demasiado éxito; en el resto del mundo ha sido reconocida como una resurrección de la saga, que puede dar orígen a un resurgimiento del estilo, o de la misma historia, en la posible recreación continua de nuevos hijos de star trek. En base al éxito técnico y económico, no lo dudo. Esta película tiene un planteo maravilloso, una interesantísima puesta en escena y un par de flashbacks para nada desubicados, que ligan al presente con el pasado de los personajes principales (o de los padres de éstos). Para no entrar demasiado en detalles, sólo digo: una linda forma de abarcar el inicio es este orígen de personajes: un modo de conectarnos nuevamente a la historia, o simplemente de conectarnos, para quienes no saben absolutamente nada de ella.
El villano es Nero, interpretado por Eric Bana, es quien amenaza el futuro de la humanidad. Frente a él, los ''buenos'' (algunos inicialmente no lo parecen), Kirk y Spock y un gran grupo de comandantes. Y durante cerca de 120 minutos, una misión intergaláctica que pone en riesgo el destino de la humanidad. A modo de flash, la historia del padre de Kirk, cuando al morir consiguió salvar a toda la tripulación, incluyendo a su hijo pequeño. Y, para el golpe final, un entretenimiento audiovisual de alta complejidad y uso de las neuronas. Sí, suena atroz para quienes pintan muñequitos de azul, pero éste sí que es un espectáculo para recomendar.
Chris Pine es un actor que algunos hemos visto en películas como ''Golpe de suerte'', haciendo de enmascarado desafortunado junto a Lindsay Lohan, o que conocemos por los adelantos de la película ''Infectados'' (Carriers), que parece ser un desastre. Sin tener demasiada suerte, y esto en la vida real, ha optado por seguir los pasos de Tiberius J. Kirk en una presentación asombrosa que genera empatía y demuestra además, ser el típico rebelde americano. Zachary Quinto, es quien interpreta al personaje más destacado de la película. El famosísimo capitán Spock, que con sus características orejas y su peinado parece tener una inclinación más clásica y originaria, que inventada. En el resto del elenco hay otras luces. Zoe Saldana, por ejemplo, que ha trabajado además en ''Avatar'' (evidentemente es una chica hecha para sci-fi) y algunas pequeñas escenas más cómicas (siempre hay algún personaje tonto o ridículo para el remate que prolongue el entretenimiento con alguna carcajada) con Simon Pegg, o con el ruso Chekov, interpretado por un ruso, el fantástico Anton Yelchin (uno de los actores a los que le vengo echando el ojo desde hace rato) que sabe hablar inglés muy bien, pero aún así, fuerza su voz para ser el típico inmigrante que se esfuerza por pronunciar. Digamos que hace de sí mismo y emplea para ello todo su carisma. Una fantástica presentación de este cuarteto. Eric Bana, el actor que parece sólo servir para hacer de asesino, ha demostrado lo contrario. Su villano carece de fuerzas y, sobre todo, de credibilidad. Y no era un personaje tan complicado, creo que el error fue actoral. O de selección.
En líneas generales, la propuesta es simplee. Un espectáculo lejos de las películas de ciencia ficción que uno ve frecuentemente. Distinta, se nutre del producto de su propia fuerza e intensidad, de todo aquello que la hace realmente grande. Con efectos sonoros de lujo, una puesta en escena formidable, muy bien actuada y guionada, por ser ante toda espectacularidad y tanto dólar, una odisea sencilla y para el disfrute de cualquiera. Por estas pequeñas cosas que hacen de J.J.Abrams una promesa, ''Star Trek'' se recomienda para toda edad, para fanáticos de la serie que se verán encantados (o frustrados por la aparente reversión) y para quienes jamás la hayan visto. Señoras y señores, una historia que narra por sí sola, una película que habla y asombra, realmente, es ejemplo de buen cine.
Puntuación: 8/10 (Muy buena)

Predicciones y favoritos de la 82ª entrega de los Oscar

No paré de repetir que esta entrega es un rejunte de películas taquilleras, ya que las entregas no alcanzan ni la más mínima fracción de la convocatoria de las películas nominadas. La idea es invitar a todos los fanáticos de estos tanques de taquilla a que hagan fuerza por sus favoritas. Públicos más adolescentes que probablemente hagan fuerza por Avatar o Sector 9; público joven/infantil que haga fuerza por Up, y el resto para las que quedan.
Sin embargo, la desesperante carretera que los lleva a las diversas selecciones hizo de la selección un auténtico desastre. Hay errores inexplicables. Bueno, quien lee mis primeras líneas, poniéndose en el lugar de alguien que necesita audiencia, puede entenderlo.

La lista de nominaciones están lideradas por Vivir al Límite (The hurt locker) con 9, Avatar con 9, Bastardos sin gloria (Inglourious basterds) con 8, Amor sin escalas (Up in the air) con 6, Preciosa (Precious: based on the novel 'Push' by Sapphire) con 6 y Up con 5. Justas o no, forman parte de la selección más importante: forman las 6 parte de las 10 ''mejores películas'' del año.
Rubros obvios, o no, estas predicciones pueden observarse desde el punto de vista económico o el justo. Son los Oscar, no hay demasiada justicia en el medio. El año pasado se premió a la segunda mejor película del año. No estuvo tan mal. Este año, a 6 años de ''El retorno del rey'' y a 12 de ''Titanic'', ¿Avatar logrará imponerse?

El año pasado logré acertar 19 de 24 rubros. Este año será aún más complicado. El año pasado me puntuaba con 2 puntos para la primera opción y 1 punto para la segunda. Las TERNAS tenían una sola opción de 2 puntos. Logré 41 puntos para predicciones. Favoritos, no recuerdo.
Este año mi sistema será el mismo. Para los rubros de 10, la primera opción será de 3 puntos, la segunda de 2 y la tercera de 1. Para ternas, sólo habrá primera opción. Para el resto, 2 y 1.


Mejor Película

- Avatar
- Un sueño posible (The blind side)
- Sector 9 (District 9)
- Enseñanza de vida (An education)
- Vivir al límite (The hurt locker)
- Bastardos sin gloria (Inglourious basterds)
- Preciosa (Precious: based on the novel Push by Sapphire)
- Un hombre serio (A serious man)
- Up
- Amor sin escalas (Up in the air)

-Preferencia del sitio: Bastardos sin gloria (3)/ Enseñanza de vida (2)/ Amor sin escalas (1).
-Predicción final: Avatar (3).
-Aclaración: Avatar ha causado un movimiento revolucionario. Todo gira alrededor de este largometraje, aunque poco lo merezca. Vivir al límite tenía todas las chances, hasta que un productor envió un mail pidiendo que voten a la película. La Academia está en crisis, si algo no quiere es quedar más.
-Las sorpresas: Una película taquillera y buena como ''Bastardos sin gloria'' (2) o una extraordinaria comedia dramática como ''Amor sin escalas'' (1).


Mejor Película Animada
- Up
- El secreto de Kells (The secret of Kells)
- Superzorro (Fantastic Mr. Fox)
- Coraline
- La princesa y el sapo (The princess and the frog)

-Preferencia del sitio: Superzorro (2)/ Coraline (1).
-Predicción final: Up (2).
-Aclaración: es la película más nominada, ha triunfado en los premios Annie, en muchas premiaciones, arrasó en los Golden Globes y es la carta de disculpas a Wall·E. Además tiene una nominación en la máxima categoría y dos premios asegurados. Este es uno.
-La sorpresa: dudo que la haya, pero si la hubiere, ''Superzorro'' (1) saldría beneficiada.

Mejor Película Extranjera
- de Israel, ''Ajami''.
- de Argentina, ''El secreto de sus ojos''.
- de Perú, ''La teta asustada''.
- de Francia, ''Un profeta''.
- de Alemania, ''La cinta blanca''.

-Preferencia del sitio: Un profeta (2) / La cinta blanca (1)
-Predicción final: La cinta blanca (2)
-Aclaración: después de... ¿Cuánto? ¿Más de 30 años? La Palma de Oro coincidiría con el Oscar a la mejor película extranjera. Esta película tuvo unanimidad en la crítica, tiene excelencia por donde se la mire. A diferencia de ''Departures'' o ''Final de partida'', cuyo triunfo venía palpitándose desde semanas previas a la ceremonia, ''El secreto de sus ojos'' no se ve como chance.
-La sorpresa: creo que Ajami (1), de Israel, haría justicia por todos los premios que la nación perdió en la década. Y está bien ubicada.


Mejor Documental
- The Cove
- Food, Inc.
- Which way home
- Burma VJ
- The most dangerous man in America: Daniel Ellsberg and the Pentagon Papers

-Preferencia del sitio: The Cove (2) / Food, Inc. (1)
-Predicción final: The Cove (2)
-Aclaración: la coloco como segura ganadora porque arrasó en varias entregas y es la mejor vista. Jamás erré en esta categoría. Siempre está bastante claro el panorama.
-La sorpresa: y dejándome llevar por la ignorancia, diría que ''Which way home'' (1), historia que hace uso y abuso de las imágenes del poco prometedor pueblo mexicano. Muy academista.


Mejor cortometraje
- The door
- Instead of Abracadabra
- Kavi
- Miracle Fish
- The new tenants

-Preferencia del sitio: nada se ha visto, por simpatía The new tenants (2) / Miracle fish (1)
-Predicción final: The new tenants (2)
-Aclaración: sin comentarios
-La sorpresa: The door (1), no me pregunten por qué. Es por intuición nomás.


Mejor cortometraje documental
- China's unnatural disaster...
- The last campaign of governor booth gardner
- The last truck: closing of a GM plant
- Rabbit à la Berlin
- Music by Prudence

-Preferencia del sitio: China's unnatural disaster (2) / Music by Prudence (1)
-Predicción final: China's unnatural disaster (2)
-Aclaración: ese título se me hace a corto ambientalista; lo mejor para todas estas catástrofes que vinieron sucediendo estos últimos tiempos
-La sorpresa: Rabbit à la Berlin, intuitivamente (1)


Mejor cortometraje animado
- French roast
- Granny O'Grimm's sleeping beauty
- The lady and the reaper
- Logorama
- A matter of loaf and death

-Preferencia del sitio: The lady and the reaper (2) / A matter of loaf and death (1)
-Predicción final: The lady and the reaper (2)
-Aclaración: creo que el estudio de animación es español. No sé si está hablada, y de estarlo, no sé si está en español. Aún así, mi corazón está con ella...
-La sorpresa: A matter of loaf and death (1)


Mejor dirección
- James Cameron - Avatar
- Kathryn Bigelow - Vivir al límite (The hurt locker)
- Lee Daniels - Preciosa (Precious: based on the novel Push by Sapphire)
- Quentin Tarantino - Bastardos sin gloria (Inglourious basterds)
- Jason Reitman - Amor sin escalas (Up in the air)

-Preferencia del sitio: Quentin Tarantino (2) / Kathryn Bigelow (1)
-Predicción final: Kathryn Bigelow
-Aclaración: una dirección aclamada que pese a las pocas posibilidades que tiene la película en el rubro máximo, merece y probablemente sea premiada. Sin embargo, no hay que quitarle las esperanzas a Cameron, quien presumo, podrá dar el batacazo. No se le quiten tampoco las chances a Reitman. Tercera película y ha sido gloriosa. Puede darse, tiene lo suyo.
-La sorpresa: Jason Reitman (1)


Mejor Guión Original
- Vivir al límite (The hurt locker)
- Bastardos sin gloria (Inglourious basterds)
- Up
- Un hombre serio (A serious man)
- El mensajero (The messenger)

-Preferencia del sitio: Quentin Tarantino (Bastardos sin gloria) (2) / Coen Bros. (Un hombre serio) (1)
-Predicción final: Mark Boal (Vivir al límite)
-Aclaración: creo que Vivir al límite será una suerte de ''El tigre y el dragón'' o ''El aviador'': películas en llevarse 5 premios sin ganar el máximo. A excepción del de mejor película, arrasará con los más importantes.
-La sorpresa: Quentin Tarantino con Bastardos sin gloria (1). Ya triunfó en el 1995, podría repetirse 15 años más tarde con una obra maestra.


Mejor Guión Adaptado
- In the loop
- Sector 9 (District 9)
- Preciosa (Precious: based on the novel Push by Sapphire)
- Amor sin escalas (Up in the air)
- Enseñanza de vida (An education)

-Preferencia del sitio: Amor sin escalas (2) / Enseñanza de vida (1)
-Predicción final: Amor sin escalas (2)
-Aclaración: los guiones de las películas de Reitman siempre son algo característico y fantástico. Lo curioso es que en sus tres largometrajes, creo, los guionistas fueron distintos. Esta vez, él es el guionista y realmente merece el premio que ganará en horas nada más.
-La sorpresa: Preciosa (1), en el caso de que todo sea para ella. Geoffrey estaría cargando con un premio, nada novedoso ni imposible.


Mejor Actor
- Jeff Bridges - Loco corazón (Crazy heart)
- Morgan Freeman - Invictus
- Jeremy Renner - Vivir al límite (The hurt locker)
- Colin Firth - A single man (Un hombre soltero)
- George Clooney - Amor sin escalas (Up in the air)

-Preferencia del sitio: sin haber visto A SINGLE MAN, George Clooney (2) y Morgan Freeman (1).
-Predicción final: George Clooney (2)
-Aclaración: como Rourke, Bridges verá su noche caerse a pedazos. La Academia premia muchos extras (cantar, ejercitarse, hablar otros idiomas, bajar de peso), pero este año premiaría a lo sencillo, a lo popular. Clooney tiene todas las chances con una actuación que también ganó mucho.
-La sorpresa: o no tan sorpresa, Jeff Bridges (1)


Mejor Actriz
- Sandra Bullock - Un sueño posible (The blind side)
- Gabourey Sidibe - Preciosa (Precious: based on the novel Push by Sapphire)
- Meryl Streep - Julie & Julia
- Helen Mirren - The last station
- Carey Mulligan - Enseñanza de vida (An education)

-Preferencia del sitio: Carey Mulligan (2) / Gabourey Sidibe (1)
-Predicción final: Sandra Bullock (2)
-Aclaración: insisto, la noche que puede atraer público. No olviden los aplausos para Bullock cuando anunciaron la película y su nominación como actriz.
-La sorpresa: Meryl Streep, que puede ser el fantasma en la pesadilla de la... rubia.


Mejor Actor de Reparto
- Matt Damon - Invictus
- Christopher Plummer - The last station
- Christoph Waltz - Bastardos sin gloria (Inglourious basterds)
- Woody Harrelson - El mensajero (The messenger)
- Stanley Tucci - Desde mi cielo (The lovely bones)

-Preferencia del sitio: sin haber visto THE LAST STATION. Christoph Waltz (2) / Woody Harrelson (1)
-Predicción final: Christoph Waltz (2)
-Aclaración: no perdió un solo premio. Es el mejor villano de la década. Sobre Chigurh y The Joker. Dudo que se lo arrebaten.
-La sorpresa: Christopher Plummer: homenaje a un actor por, seguramente, una de sus últimas películas (1).


Mejor Actriz de Reparto
- Anna Kendrick - Amor sin escalas (Up in the air)
- Vera Farmiga - Amor sin escalas (Up in the air)
- Penélope Cruz - Nine
- Mo'Nique - Preciosa (Precious: based on the novel Push by Sapphire)
- Maggie Gyllenhaal - Loco corazón (Crazy heart)

-Preferencia del sitio: Mo'Nique (2) / Maggie Gyllenhaal (1)
-Predicción final: Mo'Nique (2)
-Aclaración: otra que se llevó casi todo. Una actuación demoledora de premio más asegurado que ''su hija ficticia, la maltratada''. De cualquier modo, a diferencia de Waltz, nada está 100% seguro.
-La sorpresa: Anna Kendrick, fría y joven, podría llevarse la estatuilla. Tiene todo para hacerlo.


Mejores efectos visuales
- Avatar
- Sector 9 (District 9)
- Star Trek

-Preferencia del sitio: Avatar
-Predicción final: Avatar
-Aclaración: un premio aseguradísimo. El único de esta película, que trae como bonus una revolución de los efectos visuales y el ''buen'' uso de la tecnología. By Cameron.


Mejor edición de sonido
- Avatar
- Vivir al límite (The hurt locker)
- Bastardos sin gloria (Inglourious basterds)
- Star trek
- Up

-Preferencia del sitio: Bastardos sin gloria (2) / Vivir al límite (1)
-Predicción final: Star trek (2)
-Aclaración: las películas de ciencia ficción en el espacio suelen conquistar estos rubros. Mucho metal y el desafío a la gravedad puede estructurar una interesante estatuilla.
-La sorpresa: Avatar, la ''maravilla'' técnica (1)


Mejor mezcla de sonido
- Avatar
- Vivir al límite (The hurt locker)
- Inglourious basterds (Bastardos sin gloria)
- Star trek
- Transformers

-Preferencia del sitio: Bastardos sin gloria (2) / Vivir al límite (1)
-Predicción final: Vivir al límite (2)
-Aclaración: esta película y mi otra preferida tienen el mejor sonido del año. Todo con una profundidad drástica. Transformers está merecidamente nominada, por mala que sea.
-La sorpresa: Avatar, claro (1).


Mejor Canción Original
- Loco corazón (Crazy heart) - ''The weary kind''
- Nine - ''Take it all''
- La princesa y el sapo (The princess and the frog) - ''Almost There'' y ''Down in New Orleans''
- Paris 36 (Faubourg 36) - ''Loin de Paname''

-Preferencia del sitio: Loin the paname (2) / The weary kind (1)
-Predicción final: The weary kind (2)
-Aclaración: se ha llevado el globo de oro y puede hacer de su noche, otra noche mágica. Sin embargo hay competidoras fuertes. El único premio que el justamente olvidado musical Nine reclame. La hubiesen nominado por 'Cinema italiano'.
-La sorpresa: Take it all, de Nine. El reclamo único y final (1).


Mejor banda sonora original
- Avatar
- Superzorro (Fantastic Mr. Fox)
- Up
- Sherlock Holmes
- Vivir al límite (The hurt locker)

-Preferencias del sitio: Superzorro (2) / Up (1)
-Predicción final: Up (2)
-Aclaración: esta banda sonora arrasó mereciéndolo de verdad. Una musicalización exquisita, que realmente nos permite hacernos 'ese viaje'.
-La sorpresa: Avatar (1). La música de Horner es memorable. Siempre.


Mejor diseño de vestuario
- Bright star
- Coco antes de Chanel (Coco avant Chanel)
- Nine
- La joven victoria (The young Victoria)
- El imaginario mundo del Dr. Parnassus (The imaginarium of Dr. Parnassus)

-Preferencias del sitio: sin haber visto BRIGHT STAR. La joven Victoria (2) / Nine (1)
-Predicción final: Bright star (2)
-Aclaración: vi algunas fotografías y conociendo algo de la historia, la caracterización y los diseños son exquisitos.
-La sorpresa: la joven Victoria (1). Creo que no saldrá de estas cuatro manos.


Mejor dirección artística
- Avatar
- El imaginario mundo del Dr. Parnassus (The imaginarium of Dr. Parnassus)
- Nine
- Sherlock Holmes
- La joven Victoria (The young Victoria)

-Preferencias del sitio: Avatar (2) / Sherlock Holmes (1)
-Predicción final: Avatar (2)
-Aclaración: como ''El curioso caso...'', se llevará algunos premios técnicos. El de mejor película es un regalo de la casa.
-La sorpresa: El imaginario mundo drl Dr. Parnassus (1). Guarda con esta película que se las trae. Creo. Espero.


Mejor edición
- Avatar
- Sector 9 (District 9)
- Vivir al límite (The hurt locker)
- Bastardos sin gloria (Inglourious basterds)
- Preciosa (Precious: based on the novel Push by Sapphire)

-Preferencias del sitio: Vivir al límite (2) / Bastardos sin gloria (1)
-Predicción final: Vivir al límite (2)
-Aclaración: alguno quizá recuerde mi impresión cuando acabé de ver Slumdog Millionaire. Sólo me interesó el nombre del editor en los créditos. Todo ese ejercicio escénico produjo una tensión estresante. En vivir al límite, vuelve a suceder.
-La sorpresa: Avatar (1), para ensanchar esta enorme distribución de rubros técnicos y acumulando en silencio.


Mejor cinematografía
- Avatar
- La cinta blanca (Das Weisse band: eine deutsche kindergeschichte)
- Harry Potter y el misterio del príncipe (Harry Potter and the half-blood prince)
- Vivir al límite (The hurt locker)
- Bastardos sin gloria (Inglourious basterds)

-Preferencias del sitio: La cinta blanca (2) / Bastardos sin gloria (1)
-Predicciones del sitio: Avatar (2)
-Aclaración: Avatar puede seguir agarrándose los premios técnicos. Igualmente, La cinta blnca ha triunfado y tiene chances, opacando alrival más fuerte de la posible ganadora, Vivir al límite.
-La sorpresa: La cinta blanca (1)


Mejor maquillaje
- La joven Victoria (The young Victoria)
- Star trek
- Il Divo

-Preferencia del sitio: Il Divo
-Predicción final: Star trek
-Aclaración: aunque Il Divo tenga un maquillaje que hace que cada actor sea idéntico al verdadero personaje, se arriesgará por algo más popular como Star Trek, que como ''El laberinto del fauno'' se estará llevando unos 3 premios aproximadamente. La joven Victoria no tiene ingreso en este tipo de rubros. Quizá el mundo de Parnassus habría sido una selección más adecuada. Digo.


Pues si no me equivoco, la rivalidad de las ''protagonistas'' de la noche resultaría ser un empate. Bastante justo. Bastante interesante... Bastante distribuido.
Recemos por que ESTO no ocurra.

¡Saludos!
=)

sábado, 6 de marzo de 2010

25ª entrega de los Independent Spirit Awards.

Para quienes no lo sabían, hace un rato nada más acabó la vigésimo quinta entrega de los premios encargados de valorar el espíritu del cine independiente, una numerosa comunidad de cineastas que año tras año premia lo mejor de sí. El último año, ''The Wrestler'' de Darren Aronofsky, se llevaba tres premios, si no me equivoco. Rourke alzaba la estatuilla que no ganó en los premios de la Academia, la película ganaba como el mejor largometraje del año y por la fotografía. Pero este año, el panorama estuvo mucho más claro, no hubo tanta distribución y todo pareció inclinarse al cine que se hizo popular gracias a los festivales y premiaciones; para mencionar, triunfos como el de ''Preciosa'', ''Crazy heart'', ''(500) días con ella'', ''Un hombre serio'' y ''The Messenger''.
Si las estadísticas no me fallan, la producción alemana ''La última estación'' y la norteamericana ''Preciosa: basada en la novela Push de Sapphire'' lideraban la lista de nominaciones con 5 cada una. Para hablar de inclinaciones, qué mejor que poner este ejemplo... una se llevó las 5 y la otra 0. Para estimular y premiar el esfuerzo, algo que no sonó demasiado justo ni distribuido, contra el espíritu del cine independiente, el chiquito, el de (generalmente) bajo presupuesto, el subestimado. La cinta que produjo Oprah Winfrey, una cruda de negros para quienes deseen seguir dándole palos a esta gran película sin siquiera haberla visto, triunfó con todo. Arrasó hasta con la comida. Realmente. Premio al guionista debutante, a la interpretación de Mo'Nique, a la de Gabourey Sidibe, a la dirección de Lee Daniels y finalmente a la película. Todo un logro para una película costosa por su bajo costo (una mezcla entre el esfuerzo y el dólar que planteó Mo'Nique frente a un salón enteramente ebrio)
Para el rubro de mejor película, ''Preciosa'' competía con ''Amreeka'', la comedia negra ''(500) días con ella'', la alemana ''La última estación'' y la mexicana ''Sin Nombre''. Pero además, se premió a la mejor ópera prima. ''Easier with practice'', que además ganó un premio de reconocimiento, estuvo nominada para este rubro junto a la cinta terrorífica ''Actividad Paranormal'', junto al drama de notificaciones (y no es Facebook) ''El mensajero'', ''Un hombre soltero'' con Colin Firth y ''Loco Corazón'', la película por la que Jeff Bridges ganará el Oscar. Hoy, por su parte, se llevó el premio por su actuación, y también la película por ser superior a las mencionadas. Habiendo visto 3, me gustó más ''El mensajero''.

Un hombre serio, la más reciente obra maestra de los hermanos Coen, ganó el premio Robert Altman para todos los que hicieron posible la película (dirección, elenco...) y Roger Deakins triunfó por la mejor fotografía.
El mejor guión, que parecía ser de ''La última estación'' o ''El mensajero'', se lo llevó (500) días con ella. Un premio realmente justo. También competían ''The vicious kind'' con Adam Scott y ''Adventureland'', película cómica para adolescentes sobre un hombre que consigue trabajo en un parque de diversiones. O algo así.

Para el rubro documental, ''Anvil! The story of Anvil'', la historia sobre la legendaria banda de rock americano, triunfó sobre ''Food Inc.'', otro nuevo relato sobre comidas en mal estado, ''Which way home'' sobre unos niños que buscan un escape sustentoso en México, October Country y More than a Game, una historia de basketball.
Para la mejor película extranjera, los nominados eran. La nana, de Chile, historia protagonizada por Catalina Saavedra sobre una mujer que fue empleada doméstica durante 25 años, y que es lentamente reemplazada por la familia, por mujeres mejor capacitadas, más jóvenes para ''que le ayuden con algunas cosas''. Mother, una película coreana de la que no tenía la menor idea. ''Eternos momentos'', de Suecia, sobre una mujer que se hace propietaria de una cámara para registrar diversas situaciones en una reconstrucción de todo lo bueno y lo malo de su vida. Un profeta, la historia de un hombre árabe que desde adentro de la cárcel consigue cooperar con la mafia corsa, dirigida por Jacques Audiard (Mira a los hombres caer / El latido de mi corazón) y ''Enseñanza de vida'', co-producción franco-inglesa protagonizada por Carey Mulligan, sobre una chica de 16 años que pone en riesgo su educación tras enamorarse de un hombre que supera el doble de su edad y que le promete los lujos que le hagan vivir una vida rutinaria. Inglaterra triunfó y ''An education'' o ''Enseñanza de vida'' tiene un premio más a su colección, al que se le podría sumar justamente el de Carey Mulligan como mejor actriz.
En resumen, ''Crazy heart'' con 2 premios y ''Preciosa'' con 5 han sido los beneficiados en esta noche donde no sólo se ha probado cuán fácil es aburrir a la gente con estupideces, sino también el más lamentable momento que he visto en mi vida, durante la entrega del premio a la mejor película (dos mujeres y un hombre, casi desnudos haciendo posturas sugerentes y obscenas). Como dijo Stiller: da rating.

Sigan con Una Locura de Película este latente Road to Oscars.
¡Saludos!
=)

viernes, 5 de marzo de 2010

Loco corazón: el pulso de un hombre del oeste.

Crazy heart


Una gran película de loco corazón. Fórmula que estructura su enésima experimentación con los párpados bien en alto. ''Crazy heart'' es una gran historia, que lejos de ser perfecta, es enternecedora y convincente. Jeff Bridges ha conquistado diversas entregas de premios por su interpretación de Bad Blake, un profesional de música country en una etapa complicada de su vida, con un nombre artístico que dejará de existir sólo cuando él muera. Para ningún artista es fácil enfrentarse a la edad de 57 años con poco que ofrecer y demasiadas complicaciones como para intentarlo. Aún así su obstinación es a prueba de balas. Logra conmover segundo a segundo con una interpretación que no es fácil, pero aún así este héroe de la actuación puede hacerlo. Un hombre aplastado por la vida que se enfrenta a una segunda oportunidad; un camino largo al descubrimiento y a la redención.
Con un elenco fantástico, que completan Maggie Gyllenhaal, Robert Duvall y Colin Farrell (los tres con grandes actuaciones, por breves que sean), esta película toma la forma de ''The Wrestler'' para narrar la historia del hombre arruinado en busca de un giro a su propia vida. Escapándonos de la clara idea de que una se trata de una adaptación y la otra no, ambas historias tienen muchas similitudes. Ambos protagónicos ganaron premios haciendo de profesionales (músicos/luchadores) adictos (droga/alcohol) y sumamente obstinados; sus vidas resurgieron desde que conocieron a una mujer, madre (Tomei/Gyllenhaal) de un joven de 4, 5 años, de profesión (bailarina/escritora) y a su vez, fueron éstas las que hicieron que ellos buscasen a sus hijos (Evan Rachel Wood es una y vaya-a-saber-quién en otra). Con problemas de salud buscan sobrevivir en un mundo del que se alejan. Sin ir más lejos y entrando a lo estadístico, de ''The Wrestler'' se destacaron la actuación protagónica masculina, la femenina de reparto y la canción de Bruce Springsteen. En la otra, la actuación protagónica masculina, la femenina de reparto y la canción ''The Weary Kind'' que ganó un Globo de Oro. Definitivamente la fórmula ha tenido varias experimentaciones, pero por fortuna, en ambas ha alcanzado altísimos niveles.
La historia, como más o menos he dicho, gira alrededor de Bad Blake, un héroe de la canción en un momento difícil de su vida que al encontrarse con quien le otorga una segunda oportunidad, se enamora e intenta vivir otra vida. Un drama muy Forster, con un poco más de frialdad pero con buenos planteos, situaciones cotidianas que de algún modo marcan las vidas de más de uno (el hecho que hace que ambos protagonistas replanteen su relación). Por sencilla que parezca, uno ya sabe al leer el título y al ver imágenes del lugar acompañadas por una guitarra, que está frente a algo realmente grande. Pero nada está dicho aún. En 105 minutos la historia va tomando forma, aunque todo el prolijo trabajo que se hizo con la segunda mitad, sobre la verdadera naturaleza del hombre, pudo haberse prolongado y haber formado parte de la primera mitad, un exceso de la vida del músico donde hay demasiado escenario.
El mayor problema de esta película... Mejor dicho, mi mayor problema con esta película, fue que se me hizo demasiado extensa. A mí. Particularmente. Toda la primer mitad, en la que el alcohol y la música era protagonista, hizo que llegase al boom de la película, una investigación al débil pero latente corazón de Blake, sin tantas ganas de verla. No había necesidad de subrayar con tanta insistencia, que el hombre era un alcohólico desastroso. Por suerte tuvo la solidez necesaria para conectarme rápido. De lo contrario, la película no me habría gustado. Todo el resto, una gran fotografía, buenas canciones, buenas actuaciones y un guión profundo, está en orden.
Lo que busca esta película es mostrar una vez más el proceso y el cambio. Todo lo que nos mostraron este año películas como ''Preciosa'' o ''Un sueño posible'', que con ayuda de otros uno puede cambiar su propio mundo. Es curiosa, en este caso peculiar, la realidad con la que se nos narra la historia. Desde un inicio sumamente poderoso hasta un final bellísimo, que parece atar los cabos que con unas cuantas frases dejó sueltos, ''Loco corazón'' es un drama imperdible. Está narrada con demasiadas idas y vueltas. Cosas que él no quiere decir, o teme, o desconfía; el lento descubrimiento de su alma que el espectador realiza a la medida que lo hace la muchacha que quiere escribir un artículo. Logramos familiarizarnos mucho con la historia, y somos lectores del alma de Blake como ella, un personaje que viene a ser el ojo del pueblo. Cosas que no están claras, tienen que ver con todo aquello que ELLA nunca pudo saber. ¿Qué sucedió con el hijo? Sabemos que la relación es complicada, pero no sabemos qué futuro hay en ella. Si lo hay. Todo parece conectarse, narrado de un modo diferente, muy interno. Todas las sensaciones y sentimientos, todo tiene mucha profundidad. Una de esas experiencias sensoriales que nos atrapa con fuerza; se agradece entonces a la capacidad interpretativa del elenco. La escena en la que Bridges y Farrell cantan, esa escena es indudablemente lo mejor de la película. Dos potencias de la actuación compartiendo un escenario y millones de ojos espectadores, observando la chispa que no se apaga con nada. Este tipo de momentos grandiosos, con dos estrellas que ponen su voz para sorprendernos, son los que a la larga, nos haya aburrido la película o no, hace que digamos ''acabo de ver algo grande''. Y ''Crazy heart'' sin lugar a dudas, lo es.

Puntuación: 7/10 (Notable)

Transformers 2: la venganza de los caidos.

Transformers 2: revenge of the fallen.


Un eterno desperfecto que vuelve a dejar abiertos los portales para una secuela. Por fortuna, la película tiene ingresos altísimos. Eso no tiene que avergonzar a nadie, aunque claro está que es ésta una de las peores películas del año. Son ciento cincuenta minutos donde Transformers deja de ser un entretenimiento para ser un ejemplo terriblemente patético, dentro de lo que puede ofrecernos el cine taquillero. Este año nos enfrentamos con ''Star Trek'', que dentro de la ciencia ficción y de ser una película atractiva para las masas, logró destacarse. Esto se debe no sólo a la capacidad técnica sino además a todo lo que le rodea: una estética digna de consumo masivo, interpretaciones geniales y, por durar dos horas o más, un gran entretenimiento que no decae en ningún momento. Por el contrario, Transformers es una película aburrida que en contadísimos momentos logra superar el límite de lo denso, de lo mediocre.
En la película todo parece estar bien. El combate entre autobots y decepticons se ha dejado atrás, y el protagonista (un Shia LaBeouf que no deja de hacer el mismo estilo de porquerías, de las que puedo mencionar ''Paranoia'') finalmente va planeando su vida. Pero en esta nueva vida, un intento de madurez poco creíble para un actor que sigue siendo un teenager revoltoso, todo parece volver a resurgir, mágicamente. La aparición de decepticons ocultos comienza a poner en peligro nuestro planeta, y nuevamente LaBeouf junto a su chica y un par de personajes medio freaks intentan hacer de este cuasi entretenimiento, un espectáculo lamentable. Parece a propósito, toda la combinación de géneros para rellenar unos ciento cincuenta minutos que no dejan de hacerse largos, por más comedia / romance que se le agregue. Todos los intentos de hacer artificial la relación de maternidad, un total escape de profesionalismo; los de crear química entre los protagonistas (ella es Megan Fox, que se presta a todo lo que tenga que ver con primeros planos y a hacer de sexy girl. Típico) o peor aún, los de reforzar el perfil psicológico de los que forman parte del resto del elenco. Toda la triste asociación con, de fondo, un intento de sostener la formalidad militar (mezclado con robots) y hacer de esto algo serio, creíble.
El caído es una máquina que alguna vez perteneció al grupo de autobots. Ellos tomaban soles de planetas sin vida, pero éste infringió las leyes y comenzó a tomar la energía de soles de planetas CON vida. Casualmente eligió el nuestro como temática general de la película, ¿Qué mejor idea de enfrentarse a los buenos en una batalla con un entrenamiento de 120 minutos para acabar en una liquidación poco creíble y atractica? Optimus Prime necesita revivir, pues es el único que puede vencer a The Fallen; a la medida que los protagonistas resuelven ''resucitarlo'' de una forma mágica y fantasiosa (me limitaré a no entrar en detalles y no haré críticas de sus herramientas; a Avatar la alabé por decir un par de palabras raras y subtitularlas con algo de sentido), The Fallen va acercándose a la máquina que puede permitirle destruir nuestra comunidad. Una carrera a contrarreloj entre buenos y malos, que en lugar de tornarse desesperante, nos da sed.
Los últimos 30 minutos son de mal gusto. Primeramente porque nada de lo que sucede (las resoluciones de cada aventura) tiene sentido; no se interpreta claramente, hay demasiada maleza y personajes que ni siquiera saben qué están haciendo. Segundo, porque lo más emocionante (el enfrentamiento entre las máquinas) es breve e inexplicable. Son poco articuladas y no pueden hacer demasiado, pero luego de haber inventado una historia que no entienden ni ellos, pueden esforzarse un poco más y hacer de el final algo emocionante. Las voces en off y el tono de esta indescriptible guerra toman forma de heroicos y ponen suspenso a una fusión sucia e informal, donde el único atractivo es el actor o la actriz (para diferentes sexos y orientaciones). Resumiendo, haciendo ''chicos de calendario'' o un cortometraje de guerra de 5 pesos con cincuenta, habrían causado igual o mayor impresión.
Lo apenas estimulante de esta cruda masacre al cine popular, acompañada por la estúpida ''Sangriento San Valentín'' y la intolerable ''Spread: amante a domicilio'', es su dinamismo en la primera hora, que quizá nos haga entrar a esta ''atrapante odisea'', de la que luego reflexionamos: ''no valía la pena escapar cuando ya pasó más de la mitad de la película''. En evidencia, todo es un engaño, pero tiene sus peculiaridades. El intento de romance creíble entre dos muñecos de torta que tienen miles de anécdotas para sus hijos y nietos, una relación titánica que por ser muy falsa, es aún más creíble que la de Gosling y McAdams en ''The notebook: diario de una pasión'' o, sin ir más lejos y yendo a algo que el mundo entero conoce, que Winslet y DiCaprio en ''Titanic''. Luego, todos los intentos de arrancarnos carcajadas, como las ocurrencias de los dos muchachos que se únen a la pareja o la relación del protagonista con sus padres. Y, finalmente, luchas incontrolables repletas de una acción primitiva y absolutamente carente de desarrollo. Todos los géneros apilados de un modo desordenado, con el exceso de efectos que rugen sin cesar, con los golpes secos de estallidos y la ensordecedora esencia de la juventud manchada de guerra. Michael Bay prueba con este circunloquio de pies grandes, que uno puede disfrutar haciendo una película pésima. Que millones viéndola también pueden hacerlo.
Puntuación: 2/10 (Mala)

jueves, 4 de marzo de 2010

In the loop: una de las mejores comedias británicas en años...

In the loop


Un exponente fantástico del humor inglés, con una precisa traslación a la pantalla grande. Quien haya visto alguna vez ''The thick of it'', la serie de la cual está basada ''In the loop'', podrá admitir finalmente que se trata, ni más ni menos, de una adaptación de alma idéntica a la versión original, llena de situaciones divertidísimas, de risa asegurada y una seriedad tan predispuesta para la comedia de inteligencia, que acaba ridiculizando más cada una de las ocasiones en las que ''se arruinan'' las cuestiones que deban mantenerse limpias y en secreto. El manejo de la cámara en esta película es un elemento clave. La caricatura está dada, básicamente, por acercamientos repentinos y llenos de vigor, osadía y diálogos incoherentes que, manteniendo el lenguaje que los hermanos Coen han usado para su ''Quémese después de leerse'', demuestran una vez más que el futuro está en manos de nadie, que los asuntos de inteligencia, todo aquello que de ejecutarse erróneamente pueda generar un desastre universal, no tienen demasiado valor cuando se trata de trabajadores poco comprometidos.
Probablemente todo lector llegue a recordar a Stanley Kubrick y la muy buena ''Doctor insólito'' (Dr. Strangelove or: how i learned to stop worrying and love the bomb), una historia donde un malentendido llega a convertirse en una alarma global. ''In the loop'' maneja el mismo lenguaje: los malentendidos, la incompetencia de los trabajadores, el mundo cotidiano como cuestión a tratar en todas las reuniones secretas, todo el ridículo concentrado en un mundo serio y maduro, donde ''nada de estas cosas... sucede''. De rápido vuelo a la multipremiada serie televisiva ''The office'', muy similar en cuanto al ámbito en el que se desarrolla, al modelo de los diálogos y al manejo de la cámara, es imposible dejar de verla. Una comedia negra ácida, inteligente y creíble: nada nos aleja de la idea, de que cosas como esas, probablemente sean causas que años más tardes creen en nosotros un terrible lamento. Para exagerar las cosas, tomarse estas cosas con gracia no significa que en realidad la tenga. De hecho, la similitud con la realidad no es coincidencia, es un retrato de la sociedad, de cualquier oficina en cualquier país, una crítica tan perfecta como la extraordinaria comedia mencionada de los Coen.
La temática de la película es, en este caso, específica, a diferencia de ''The thick of it'', y narra las consecuencias de un malentendido que tiene como protagonista a Simon, quien accidentalmente avala la acción militar, a través de un medio televisivo. Estados Unidos tiene ejércitos en el medio oriente, y este apoyo que recibe de parte de los británicos, por más accidental que sea, hace que acabe tomándole cierto cariño a Simon Foster, el ideólogo involuntario de toda esta masacre, que contra consigo un intento desesperado por remover lo dicho, un suceso que irá marcando terreno cada vez más, pues el protagonista cada vez emite comentarios que empeoran la situación. Así, es como nace la aventura por intentar darle un giro a la situación, con todas las herramientas que tanto caracterizan a la comedia británica: inteligencia, buenas referencias y siempre toda la decadencia concentrada en espacios pequeños.
Una película que no tiene nada de extraordinario. Es como un capítulo extendido de cualquier serie televisiva. Todo lo que se ve, adornado con ganas de crear. Todas las escenas nos proveen de una energía envolvente, realista. En conjunto, o incluso individualmente, es probable que a la larga aún se recuerden, principalmente todas las que rodeen al personaje de Chris Addison y/o al de James Gandolfini. Cuando parece que ya está todo dicho, la película remata con un final inesperado, típico de The Office, con la última palabra para dar un cierre justo a una sátira fantástica de 100 minutos de duración.
Este año ha sido fantástico para Inglaterra. ''Enseñanza de vida'', uno de los dramas más poderosos del año, con tres nominaciones al Oscar. Colin Firth, candidato a ganar el Oscar por su actuación en ''Un hombre soltero'', y además ''In the loop'', nominada como mejor guión adaptado. Todo indica que el cine inglés de este año malo no fue, y más aún cuando la comedia británica es difícilmente reconocida por circuitos de la crítica y festivales de premiación. Es una buena observación, e indudablemente una adaptación fiel a la serie original, captando la esencia de la sátira política, todo en un clima de altísima convicción.
En el reparto, se destacan James Gandolfini, un general norteamericano con segundas intenciones, Chris Addison, un recién llegado a las oficinas (protagonista de la serie), Peter Capaldi (Malcolm Tucker, quien vive de las quejas y desesperadamente intenta revertir toda situación) y Tom Hollander (Simon Foster, quien con una lengua trabada y comentarios desafortunados, es quien origina la catástrofe). Gina McKee tiene un papel que merecía mayor atención, mayor profundidad, y que es sin lugar a dudas el menos favorecido por el guión de la película, una creación de Armando Ianucci junto a Tony Roche, Jesse Amstrong y Simon Blackwell. De cualquier modo, ningún pequeño error marca esta joyita, característica por su gran imaginación, su enorme contemplación del mundo desubicado en el que vivimos y su capacidad de sostener bien en alto situaciones que sobre lo degradante, resultan ser la alternativa para alegrarse y reirse un buen rato, con un producto que aunque no vaya a ser memorable, realmente vale la pena.
Puntuación: 8/10 (Muy buena)

miércoles, 3 de marzo de 2010

Coco antes de Chanel... sólo antes.

Coco avant Chanel.


Más allá de que a la Argentina no lleguen demasiados largometrajes europeos, muchos son conscientes de la calidad del cine europeo, de ese perfil bajo que tanto lo caracteriza. El cine francés, ha logrado conmoverme a través de los años, mediante largometrajes llenos de sensibilidad, inteligencia, pasión y compromiso. Quizá aún me falte entender el humor de las comedias francesas, pues algunas me parecen absurdas, estúpidas y sin sentido, pero afortunadamente comprendo y me enamoro de cintas dramáticas como, recientemente, ''Hace mucho tiempo que te quiero''.
Anne Fontaine, quien años atrás me había sorprendido con una película llamada ''Cómo maté a mi padre'', dirigió ''Coco antes de Chanel'', una película que fue vendida como biográfico, predispuesta a ser la que me contaría la historia de esta extraordinaria y revolucionaria mujer. Sin embargo, comenzó dando un paso terrible al no mencionar la fecha de nacimiento de Gabrielle, en mi opinión esencial para la presentación oficial de esta biografía. Luego, tuvo alrededor de cien minutos para seguir cargándola de errores y desaciertos, para -en síntesis- continuar desilusionándome.
Audrey Tautou no es una actriz que me parezca talentosa, aunque supuse desde un inicio que, a diferencia de Amélie Poulain, este personaje me arrancaría el corazón. Una mujer sumamente pasional, que demostró falta de compromiso o, para agravar sutilmente la situación de esta película, demostró que los trajes de Gabrielle Chanel le quedaban extremadamente grandes (y no precisamente por ser Tautou un palo de escoba). A falta de gesticulaciones, de movimientos acertados, de sensibilidad, de reacción (algo muy característico según los estudiosos de la vida de esta artista) la prueba no se alejó del caos, produciendo en mí, particularmente, una inexplicable falta de interés en la temática a tratar.
El título nos convoca a ver la historia de Gabrielle (desde la chica del orfanato hasta la muchacha triste y sin consuelo), ANTES de ser la popular Coco Chanel. A pesar de la convocatoria, creo que más de uno esperaba ver la labor precisa de esta mujer como profesional y no intentar adivinarla tras unos parpadeos de cámara que me parecieron originales -aunque molestos- y que cerraron una película floja y, aparte, una biografía a medias. Nadie puede culpar a nadie, pues el título ya nos avisa que veremos a Coco antes de Chanel; luego podremos culparnos a nosotros mismos por haber caído en la trampa del título.
Vi algunas similitudes con ''La vie en Rose'', la biografía del año 2007 ganadora de dos Oscar, de la conocidísima cantante Edith Piaf. Cantar en las calles de Francia para sobrevivir a la realidad económica, sufrir la pérdida de las personas que las amaban con locura, que les daban felicidad y que les daban -al menos por un rato- una vida de paz y tranquilidad, ser mujeres y vivir -en diferentes contextos- la inferioridad como seres sociales, entre otras. Lamentablemente, la extensísima lista de diferencias entre una y otra, perjudicó precisamente a la de Fontaine.
La historia que cuenta esta película, se enfoca principalmente y sin desbordarse en el período en que la protagonista se ve ''obligada'' (no entraré en detalles) a convivir con un poderoso hombre que anhela poseerla, pero que por momentos demuestra detestarla o, peor aún, demuestra quererla como si fuera un objeto más para su sencilla y cómoda vida. Un período de duración indeterminada (que no da pie a poder considerar la edad de la protagonista), que la obliga a tomar una decisión que le cambiará su vida: entre lo conveniente o lo que realmente quiere. Sufriendo internamente, como en todas las películas románticas en las que se debe elegir entre dinero y amor, ella toma su decisión con la inteligencia necesaria para la época, enfrentándose ahora a nuevas problemáticas que, desde cierto punto, tienen que ver con la realidad natural y no precisamente con la impuesta por hombres que avalan la ''esclavitud''.
Quizá me contradiga, pero debo admitir que más allá de no estar de acuerdo con los parpadeos del éxito de Chanel, considero a esta escena lo mejor de la película -desde el punto de vista estético-, formándose a partir de la elegancia y de la calidad visual que tanto merecía esta prometedora película. El resto del largometraje está bien planteado (como película independiente al género), aunque como biografía está muy mal trabajada. Quizá faltó data sobre su vida y obra; personalmente no me interesaron las aventuras amorosas de una mujer ''pobre'' a finales del siglo XIX / principios del siglo XX. Se agradecen las palabras previas a los créditos finales, que al menos nos permiten conocer algo más concreto sobre su vida. También, merecen mis felicitaciones Alessandro Nivola, con una interpretación breve pero decente, Lisa Cohen (espero que Gabrielle haya sido hermosa como esta niña y no como Audrey), Catherine Leterrier (gran trabajo de vestuario) y Alexandre Desplat (correcto trabajo de musicalización)
Otro ejemplo que prueba qué tan mal vendidas están las películas hoy en día y, para sorpresa mía y probablemente de muchos, un ejemplo desafortunado de drama francés adornado con pocas luces y muchísima decepción.
Puntuación: 4/10 (Regular)

El imaginario mundo del Doctor Parnassus.

The imaginarium of Dr. Parnassus
Para demostrar que con un poco de ingenio, este largometraje puede superar su claro nivel de mediocridad, ''El imaginario mundo del Dr. Parnassus'' parece ser la receta justa para culpar a James Cameron por gastar tanto por tan poco y/o a Peter Jackson, por quemar un libro bellísimo hasta la última página. Se necesitaba recrear un mundo que pudiese contener todas estas anheladas chucherías, y el meticuloso trabajo de una gran excusa resultó no ser tan malo como se supuso. Terry Gilliam, es el director de ''12 monos'', una buena opción con Bruce Willis (bueno, no lo hace quedar tan mal) y de un fraude llamado ''Los hermanos Grimm'', con el fallecido Heath Ledger. Con la frente en alto y llena de maquillaje, magia y color, esta película mezcla los deseos de la gente (aquellos que según Coraline debemos temer) con la urgente necesidad de engañar a quien, de quererlo, puede arrancarnos de la faz de la tierra. Sí, de poderes ni hablar. A lo último, todos podemos, o no; un interrogante del que entramos y salimos como una puerta giratoria. La última media hora es un bodrio que sólo Larry Gopnik puede entender claramente. La desesperación por hallar una salida a semejante desastre narrativo, parece ser una delicada carta de disculpa a la que se le añade, dudo que intencionalmente, una redención fiel a los sentidos por parte del personaje principal. Todos los errores vienen con un acierto, y eso hace que ni la película sea un gesto extraordinario de cine extravagante, ni que sea para el cachetazo. Un producto moderado y pese a todo material, bastante sencillo. Interesante opción para fanáticos del color, la fantasía y el absurdo, que -para no promoverla como una película catastróficamente cuadrada- parece cargar consigo algo de buen gusto y por fortuna, buen humor. Con un elenco entre simpático y patético: un Christopher Plummer que exhibe una de sus últimas interpretaciones (lo quiera o no) de un modo sensible y creíble (pese a todo, es posible), un Tom Waits que parece ser el personaje menos logrado y más desaprovechado y para el remate, un cuarteto de muchachos que interpretan al mismo personaje. No perderé tiempo repitiéndoles el porqué, pero sí vale la pena aclarar que de haberse comenzado esta película de cero, sin el difunto actor, su carrera habría acabado perfectamente con una de las mejores 15 interpretaciones masculinas de la década. Aún así, ha quedado oscuras frente al carismático y gestual Johnny Depp, al aventurero y misterioso Jude Law, al cruel pero simpático Colin Farrell. Una pena, considerando que una gran porción de quienes vayan a verla, lo harán por un actor que pierde brillo escena a escena.
La historia se centra en un circo, organizado por el Dr. Parnassus, un hombre capaz de poner su mente en blanco para que personas puedan conocer el mundo de sus sueños a través de su mente, y físicamente a través de un espejo roto, que los lleva al más allá que tanto desean. A éste, le acompaña un hombre bajo de estatura (quien aporta las mayores dosis de comedia), su hija Valentina y quien está profundamente enamorado de ella, un hombre inútil que parece nunca decir las cosas claramente. La invasión de innecesarios y excesivos flashbacks llega cuando Parnassus comienza a relatarle a su hija el porqué de su repentina tensión. Ha recibido la visita del Diablo, y tiene tres días para ganarle en una apuesta que puede salvar la vida de su hija, a quien ha apostado muchísimos años atrás. Pero sin animarse a hablar, y sin demasiadas opciones, conoce(n) a Tony, un hombre que parece ser un mensajero, alguien que pueda ayudarles a ganarle al Diablo. Parnassus, con sus miles de años (realmente, si no los tiene Parnassus, los tiene Plummer) y toda su gente, se une a esta batalla contra el demonio, un intento de villano carismático a pocas pulgadas del ridículo.
Una película de aventuras y fantasía, de dos horas de duración, con notorios altibajos que hacen de su ritmo uno siniestro, enfermizo e irregular. En líneas generales, bien interpretada, con imágenes circenses que parecen recurrir inteligentemente a la parodia del trabajo grupal hecho con poca dedicación. Los espejos rotos, la torpeza de los personajes y los conflictos con la policía o con el mismo pueblo, todo en conjunto, como un plato tibio de humor inglés en buenas proporciones. La narración ''mágica'', a la que le faltaba un colorido ''once upon a time'', es un desastre. Inicialmente, cuando hay demasiada oscuridad y uno puede ver que la película conserva algo de madurez, es pasable. Cuando se acerca a la mitad de película, uno anhela que Plummer no le cuente nada más a su hija. Cuando las dos horas están en su punto culminante, todas las situaciones y toda la red que éstas han formado, parecen obligarnos a permanecer observando lo que sucederá. Realmente insoportable.
Frente a una narración irregular y bastante tediosa, vale destacar el impecable manejo de cámara en las calles de Londres (no voy a hacer mención de los espacios sobrenaturales, repletos de americanismo pero a su vez, de euros), algo que nos muestra con tomas sucesivas, que la película puede llegar a resultar ilesa tras el derrumbe de lo que el dinero, la ambición y la necesidad ha construído y planeado inicialmente. Se añade a la pequeña nota, un manejo impecable de la técnica, una dirección artística asombrosa, poderosa, que nos compra bastante. Las dos horas del conjunto acaban en alto, con un buen final que prueba lo que desde la mitad de la película ha podido preveerse: aunque no se quiera, toda la historia y el desarrollo de los personajes tienen una amplia tendencia a la caricatura. Pese a muchos rumbos innecesarios, exageraciones y exceso de la implacable inteligencia de Gilliam, conserva el público y no lo hace padecer (tanto).
Puntuación: 6/10 (Buena)