domingo, 7 de marzo de 2010

Star Trek: viaje al buen cine de ciencia ficción

Star Trek


Para rematar un año donde los blockbusters me sorprendieron más que nunca, y por ser algunos pocos, han hecho un gran trabajo, Star Trek se ha destacado entre todas las de su género, una película de ciencia ficción endiabladamente atractiva, inteligente y light, con un contenido sustancioso sin recurrir a contenido innecesario.
Sin haber visto el resto de las películas de Star Trek, debo admitir que está tan perfectamente narrada, que uno puede comprenderla sin la necesidad de recurrir a los argumentos de obras anteriores, cosa que toda ''secuela'' debe tener. Una fácil comprensión para no obligar a nadie a ver versiones originales o previas. Igualmente, eso es inconveniente. No cualquiera se arriesga a hacer una película de fácil lectura. Dudo que intencionalmente, pero ''Star trek'' es legible; y es de ciencia ficción. Raro.
J.J.Abrams es el director de la tercera entrega de ''Misión imposible'', una película que al igual que el resto, no me llamó demasiado la atención. Aún así, le da un interesante giro a la obra, que presumo es idéntico al giro que le da a Star Trek. La historia no es como la he imaginado, ni como me la han contado. ¿Se trata de un director independiente que hace las cosas bien? A ver en cuánto dirige alguna secuela Bond y cuánto la salva/destruye. Recordemos que Marc Forster está para el cachetazo. No ha sido bien recibida la vigésimo segunda parte, pero quien sigue su carrera, sabe que la acción no es para él.
Con esta obra de ciencia ficción se crea un balance entre lo bueno y lo popular. Está bien, en mi ciudado no ha tenido demasiado éxito; en el resto del mundo ha sido reconocida como una resurrección de la saga, que puede dar orígen a un resurgimiento del estilo, o de la misma historia, en la posible recreación continua de nuevos hijos de star trek. En base al éxito técnico y económico, no lo dudo. Esta película tiene un planteo maravilloso, una interesantísima puesta en escena y un par de flashbacks para nada desubicados, que ligan al presente con el pasado de los personajes principales (o de los padres de éstos). Para no entrar demasiado en detalles, sólo digo: una linda forma de abarcar el inicio es este orígen de personajes: un modo de conectarnos nuevamente a la historia, o simplemente de conectarnos, para quienes no saben absolutamente nada de ella.
El villano es Nero, interpretado por Eric Bana, es quien amenaza el futuro de la humanidad. Frente a él, los ''buenos'' (algunos inicialmente no lo parecen), Kirk y Spock y un gran grupo de comandantes. Y durante cerca de 120 minutos, una misión intergaláctica que pone en riesgo el destino de la humanidad. A modo de flash, la historia del padre de Kirk, cuando al morir consiguió salvar a toda la tripulación, incluyendo a su hijo pequeño. Y, para el golpe final, un entretenimiento audiovisual de alta complejidad y uso de las neuronas. Sí, suena atroz para quienes pintan muñequitos de azul, pero éste sí que es un espectáculo para recomendar.
Chris Pine es un actor que algunos hemos visto en películas como ''Golpe de suerte'', haciendo de enmascarado desafortunado junto a Lindsay Lohan, o que conocemos por los adelantos de la película ''Infectados'' (Carriers), que parece ser un desastre. Sin tener demasiada suerte, y esto en la vida real, ha optado por seguir los pasos de Tiberius J. Kirk en una presentación asombrosa que genera empatía y demuestra además, ser el típico rebelde americano. Zachary Quinto, es quien interpreta al personaje más destacado de la película. El famosísimo capitán Spock, que con sus características orejas y su peinado parece tener una inclinación más clásica y originaria, que inventada. En el resto del elenco hay otras luces. Zoe Saldana, por ejemplo, que ha trabajado además en ''Avatar'' (evidentemente es una chica hecha para sci-fi) y algunas pequeñas escenas más cómicas (siempre hay algún personaje tonto o ridículo para el remate que prolongue el entretenimiento con alguna carcajada) con Simon Pegg, o con el ruso Chekov, interpretado por un ruso, el fantástico Anton Yelchin (uno de los actores a los que le vengo echando el ojo desde hace rato) que sabe hablar inglés muy bien, pero aún así, fuerza su voz para ser el típico inmigrante que se esfuerza por pronunciar. Digamos que hace de sí mismo y emplea para ello todo su carisma. Una fantástica presentación de este cuarteto. Eric Bana, el actor que parece sólo servir para hacer de asesino, ha demostrado lo contrario. Su villano carece de fuerzas y, sobre todo, de credibilidad. Y no era un personaje tan complicado, creo que el error fue actoral. O de selección.
En líneas generales, la propuesta es simplee. Un espectáculo lejos de las películas de ciencia ficción que uno ve frecuentemente. Distinta, se nutre del producto de su propia fuerza e intensidad, de todo aquello que la hace realmente grande. Con efectos sonoros de lujo, una puesta en escena formidable, muy bien actuada y guionada, por ser ante toda espectacularidad y tanto dólar, una odisea sencilla y para el disfrute de cualquiera. Por estas pequeñas cosas que hacen de J.J.Abrams una promesa, ''Star Trek'' se recomienda para toda edad, para fanáticos de la serie que se verán encantados (o frustrados por la aparente reversión) y para quienes jamás la hayan visto. Señoras y señores, una historia que narra por sí sola, una película que habla y asombra, realmente, es ejemplo de buen cine.
Puntuación: 8/10 (Muy buena)