martes, 28 de diciembre de 2010

Red.

Un ex agente de la CIA está viviendo su vida de retirado, que da un giro cuando una serie de personas ingresan a su casa con intenciones de matarlo. Él, claro, se resiste (es Bruce Willis) y comienza a contactar a ex compañeros suyos para que se unan a él en una respuesta sangrienta contra la organización que los busca, y descubrir así quién está detrás de una serie de asesinatos que coinciden con los nombres de una lista negra. En esta aventura se verá envuelta una muchacha que sólo lo conoce a Willis telefónicamente, y será puesta en situaciones peligrosas de las que todos, en conjunto, deberán salir. Una película absurda, tonta y mal hecha. Un desperdicio de grandes actores. Un aburrimiento inexplicable. Sólo me resta una duda en el minuto inicial: un tema con los relojes en la primer escena, despertarse a las 6 de la mañana, dar unos pasos y ya son las 7. ¿Algún interesado en contestar? Comedia de acción para NADA recomendable.

RED: Retired Extremely Dangerous.



Trailer Subtitulado al Español.





Crítica.

Una despreciable, nefasta y absurda comedia de acción lleva el nombre de RED, siglas que podríamos especificar acá en Argentina como "Retirados Extremadamente Dañinos" (en Estados Unidos, la D es por Dangerous, es decir, peligrosos, lo que habría hecho que RED llegase como REP). En el caso de que en Argentina hubiese sido distribuida como REP, sólo habría bastado sustituir la E por la I, para darnos una señal de alerta que nos advirtiese, de ese modo, que RED, REP, RIP o como diablos se llame, no tiene una sola gota de vida, es una película tan viva, estática e inexpresiva como una estatua, aunque queda más que claro que contemplar una estatua suele ser muchas veces más entretenido que absorber más de cien minutos de semejante despropósito.
La historia toma el humor de "Sr. y Sra. Smith" y lo idiotiza hasta convertirlo en algo completamente opuesto (cosa de la que la película, en sí, parece estar orgullosa) y algunas ideas de "Watchmen - Los Vigilantes" (una nueva generación de "superhéroes" que van perdiendo su color, muchos envejecen pero no molestan a nadie, hasta que a uno le tocan un pelo y saltan todos a matar y a matar) para estructurar una película para nada ofensiva. No tiene nada más ofensivo de lo que es, en sí, ver la película y pasa por delante de los ojos del espectador como una tortuga que atraviesa una avenida; es tan sencilla, tan común, que por ser común y no estallar se hace molesta. Más molesto aún es tener en cuenta que tiene uno de los elencos más deliciosos del año. Tenemos actores ganadores de decenas de premios, consagradísimos en su tarea y acá demuestran que son mejores matando que actuando (bueno, que expresando mínimamente algo), lo cual en sí es fastidioso. No ver a Bruce Willis en estado de putrefacción (da gusto verlo en "La Ciudad del Pecado", otra película sacada de un comic donde el personaje está pasado en años), sino ver a Bruce Willis envuelto en el ridículo. Pero lo más molesto de todo, es que la dirija Robert Schwentke, director de "Tattoo" con August Diehl (Salt, Bastardos sin Gloria, El Noveno Día), un excelente thriller de suspenso y "Eierdiebe" con Julia Hummer (Carlos) una inteligente tragicomedia sobre enfermedades terminales; es algo que me da casi tanta rabia como ver que Florian Henckel Von Donnersmarck dirige "El Turista" (aunque ése es otro tema). Pisar Hollywood le ha cambiado la cabeza al director. Con "Plan de Vuelo" parecía tener problemas de aterrizaje, con "Te Amaré por Siempre" ya el avión había caído de trompa y con "Red" directamente no logró sacar la cabeza de la tierra. Un verdadero desperdicio.
Hablando de estatuas, la película es tan organizada y estructurada como una de ésas. Tenemos una hora y cuarenta y cinco minutos divididos en una introducción (que dura una hora) y un desarrollo (que dura cuarenta y cinco minutos). No voy a hablar de finales porque ni siquiera tiene uno. Y cuando un prólogo devora un libro, tanto sea en cantidad o en calidad, es porque las cosas no andan muy bien (principalmente si es de cantidad; hay muy buenos prólogos y muchos tan buenos como el resto del libro en cuestión). Está claro que si Helen Mirren (del elenco, la mejor actriz) aparece en el minuto 60 y da inicio a una oleada de tiros (que no cesan en ningún momento, es un malgaste de balas), es porque aún más claramente las cosas no andan muy bien. De hecho, andan mal.
Pese a todo, siempre hay un pequeño lugar para hablar de las cosas positivas (que Ryan Reynolds, en "Enterrado", podría contar con la mitad de los dedos de su mano) y desgraciadamente son mínimas. Por un lado, vale tan sólo ver el Trailer (no digo la película) para observar el gran personaje de John Malkovich; por otro, un sólo momento gracioso de la mano del mencionado actor que no llega a durar diez segundos. Pero bueno, para ver a John Malkovich hay miles de buenas propuestas, y para reirse, basta buscar algún video en Youtube. Un funeral puede sacarnos muchas más sonrisas que este desafortunado desperdicio.
Puntuación: 2/10 (Mala)

1 comentario:

persico dijo...

creo que para nada es un desperdicio de buenos actores,simplemente son grandes del cine que se dieron un permiso para jugar y pasarselo bien,de disfrutar,de hacer una tonteria juntos,porque si,es una tonteria sin pretensiones y sin querer vender otra cosa,no creo que nadie vaya a ver esta pelicula pensando en que sea algo profundo.