domingo, 16 de enero de 2011

Alicia en el país de las maravillas.

Es duro hasta decir que "Alicia en el país de las Maravillas" está basada en un libro. En mi opinión, y seguramente en la de todos, es una versión totalmente libre en base a una mínima idea extraída de algún libro. Dirigida por Tim Burton (El Gran Pez, El Joven manos de Tijera), esta película muestra el pasaje de una muchacha de diecinueve años desde un mundo real, hasta un escenario fantástico. La película abusa de la tecnología y crea un espectáculo visual imponente (tampoco tan original), que demuestra la calidad de la película. Es, más o menos, como regalar un cheque millonario a cambio de nada. De absolutamente nada. No Recomendable.

Alice in Wonderland.


Trailer subtitulado al español.



Crítica.

Es difícil hablar de decadencia, cuando un director tiene entre sus últimos trabajos "Charlie y la fábrica de chocolate", "El Cadáver de la Novia", y la más rescatable del trío "Sweeney Todd". Al menos, es difícil hablar de decadencia en este momento. Al oír sobre esta película, mis esperanzas habían aumentado muchísimo. Creía que, quizá, podría aproximarse a su trabajo con "Big Fish", que es indiscutiblemente la mejor película que este director hizo en su carrera. Desconozco si existe la palabra justa para definir no sólo la decepción que me he llevado (aún conociendo el modo de dirigir que tiene Burton), sino el aburrimiento en el que me ha sumergido ambas (!) veces.
Son películas muy difíciles de digerir. La fantasía es extrema, está totalmente sostenida por lo técnico, pero al final acaba delatándose sola. Es una película hueca en todo sentido. Es lenta, rebuscada, estúpida. Los personajes son de pésimo gusto. El país de las maravillas se parece más al país de nunca jamás. De nunca jamás acabar. Son cerca de dos horas de un espectáculo, mínimamente, grotesco y desalentador. Máximamente, ofensivo.
La musicalización de Danny Elfman es, si se quiere, lo único rescatable de esta cinta. Tiene el poder de trasladarte a través del disgusto. Es como tener un Mp3 con buena música en una caminata por el desierto. Está bien, quizá el desierto sea algo aprobado por otros. Coopera en algún que otro momento con cierta transición emocional (y también física) de los personajes, dándoles soporte. Todo parece ayudar a que la película no se derrumbe, porque es frágil, y parece ser inevitable.
La historia en sí es prometedora. Una muchacha bajo la presión de una propuesta de matrimonio, comienza a correr mientras sigue a un conejo, hasta verse inmersa en el país de las maravillas. Con diecinueve años, va conociendo el lugar, bajo el dominio de una Reina malvada (interpretada por la actriz, supongo, preferida de Burton: Helena Bonham Carter) que ha vencido a la Reina Blanca (Anne Hathaway), pero que están próximas a enfrentarse por el reino.
Si hay un personaje destacable, por favor, que nadie mencione a ese mediocre sombrerero loco. Johnny Depp no es un actor de mi agrado, pero probablemente me haya demostrado que jamás debo dudar de su (in)capacidad como actor. Es claro. Su actuación está sobre el límite de lo pésimo. En mi opinión, creo que ese personaje destacable es el de la Reina Blanca, interpretada por la nominada al Oscar Anne Hathaway. Sus tics crean alguna situación de humor que añade, principalmente en las escenas finales, buenas vibraciones a una película superficial, a una conclusión que pretende acabar en grande, y que ni siquiera he podido percibir.
Profundidad le falta. Aún en tres dimensiones. Es un trabajo muy sucio, hecho con demasiadas buenas intenciones, pero sin resultar como seguramente ha sido planeado. Dudo que mi visión de Tim Burton cambie después de esta enorme desilusión. Porque sus mundos fantásticos siempre son creativos, por el color, los espacios, y hasta muchas de las situaciones. Siempre dejan algo en el espectador, un leve grado de satisfacción. Pero acá gana la mediocridad, la huequedad de la trama, la excesiva puesta en escena (más en comparación con lo que es, realmente, el argumento).
Una película cuyos aires de grandeza no están a la altura de lo que muestran. El desnivel es notorio, pues está constantemente desequilibrada. Es imposible hasta decir que es una película "olvidable", pues aunque deba olvidarse, es difícil hacerlo. Desgraciadamente es una lección de cómo desaprovechar absolutamente todas las herramientas para construir una obra maestra, y crear un mundo fantástico holográfico, intangible. Una verdadera lástima.
Puntuación: 2/10 (Mala)

3 comentarios:

Pabela dijo...

Hola! Muchas gracias por pasarte pot mi blog y dejar un comentario! Me encanta que lo hicieras porque así pude conocer el tuyo; veo que tenemos una visión bastante parecida por lo poco que estuve leyendo, asique ya me tienes de seguidora!.
Ahora sí, puesta a hablar de este film te cuento que yo siempre adoré a Burton porque es un tipo que supo siempre tener un sello muy personal, sobretodo desde lo estétito. Un tipo que me sorprendió siempre con esa lucidez para mostrarte lo feo, lo negativo siempre de una manera atractiva. Asique cuando estaba por salir Alice no te explico cómo estaba yo! Avatares, decoración del blog, cabeceras, toooodo se refería a Alice, estaba como loca esperándola. Pero ay! Dios mío, no puedo estar más de acuerdo con tu crítica. Es lo PEOR por lejos que ha hecho, un sinsentido que me ha arrojado al ídolo por el piso.
No sé qué pomo quiso hacer, si lo habrá hecho a propósito para poder sacarse los estudios de encima, o si se tomó unos cuantos acidos (como diría la famosa conductora) antes de ponerse a filmar. No sé... que estoy hiper de acuerdo con tu nota!!
PD: y el bailecito del sombrero tipo breakdance del final?? jajaja too much! jajajaja

Anónimo dijo...

Es una película excelente...muy bien pensada, sin una estructura rígida como cualquier otra película común, esta película es muy osada e inteligente...no apta para cualquiera...con gustos como Transformers.

laestaciondelfotogramaperdido dijo...

Coincido plenamente. La película es brillante a nivel técnico, pero la historia es mediocre y vulgar. Y lo peor es que lo sea adaptando uno de los libros más originales de la historia. Aun me pregunto en qué estaba Burton pensando.