martes, 4 de enero de 2011

Casino Jack.

Jack Abramoff es un hombre que ha construido su riqueza a partir de su inteligencia, su capacidad de manipulación y sus contactos. Es un biográfico satírico que habla (y bien) sobre el poder de la influencia y sobre cómo aquellos que usan la cabeza del modo más mecánico, acaban viéndose traicionados por el factor humano, que constituye un cuerpo de gran importancia para el funcionamiento de la historia. Película inicialmente compleja, con buenos diálogos y grandes interpretaciones (debe destacarse la de Kevin Spacey), una de las propuestas más sorprendentes del año. Recomendable.

Casino Jack.


Trailer en su versión original.






Crítica.

Kevin Spacey es, sin dudas, uno de los mejores actores en el mundo del cine. Es de esos actores a los que todo papel parece irles como anillo al dedo (Cate Blanchett, Nicole Kidman, Sean Penn; y otros pocos), hasta papeles pequeños y sin demasiado encanto. Jack, su personaje en esta película, no tiene nada de encanto. Es un personaje "desencantado", pero inteligente. No es un villano, simplemente usa la cabeza. Villano es Javier Bardem, y hasta por ser villano y usar la cabeza tiene cierto encanto. Jack usa su cabeza para ganar dinero. Es una persona configurada a base de teorías y que, a través de ellas, consigue lo que quiere: ser rico. Su vida es fácil. Como un grande, utiliza la labia y el poder de la influencia para manipular y tener ingresos. Porque ése es el mundo de Jack, no sólo suyo, sino de "Casino Jack", la última película de George Hickenlooper que sigue más o menos el ritmo de sus anteriores películas. Son conceptos que al inicio parecen abstractos. Se necesita ver a los personajes principales en actuación, para entender lo que es la influencia, lo que es la manipulación, lo que es el buen uso del verbo. El único problema para Jack, que es una máquina, es que se olvida del factor humano, cosa que le complica muchas veces las cosas.
Es un biográfico propuesto a modo de sátira política (de hecho, tiene sus variaciones en relación a la verdadera historia), sobre cómo muchos políticos de ayer (y seguramente de hoy) mantienen vínculos turbios con estas personas, "lobbistas" (personas capaces de penetrar en las cabezas del congreso y reunirlos en un voto para su propio interés, a cambio de dinero u otras cuestiones). Por momentos tiene aires de denuncia (que son los menos, y más flojitos, como el final), por otros, tiene aires de soberbia (plano donde mejor juega): una persona mentalmente superior domina mentes inferiores (acá es donde el personaje trata de inferiores y fáciles de manipular a diversas tribus asentadas en los Estados Unidos) y les saca dinero a través de las promesas. Como diría más de uno, "Jack Abramoff" es todo un político, sin la necesidad de figurar en un Congreso. Tiene todas las características de un político, inclusive su inteligencia y su modo de llamar a las masas.
Tiene un elenco genial, pues todos los "malos" tienen bien puesta su mentalidad y personalidad cínica, su desprecio a la sociedad (en general) y hasta su eje cultural (constantemente están citando, y principalmente el propio Jack, todo un cinéfilo, diferentes frases de películas de los años 70s, que evidentemente es la década que más ha impactado e influenciado a Jack para manejarse como lo hace), todos hacen muy bien su trabajo y crean una película oscura, detestable (en el sentido real, no porque uno deteste esta gran comedia) y aún así divertida (tiene muchísimo humor, aunque muchas escenas están exageradas, donde parece que el humor es una obligación para el espectador, cuando en realidad tiene chispa desde lo natural)
Es una película que presenta todo de golpe, desde el monólogo en el baño, la prisión y demás. En mi opinión, un biográfico debe tener una trama lineal siempre, sin excepciones, a no ser que quien lo narra precise mezclar recuerdos. Pero pese a algunas muy pequeñas fallas, la película es buena. Tiene momentos altamente graciosos, está bien hecha, bien narrada, no es compleja ni nada. Es una buena opción para disfrutar a Kevin Spacey en uno de sus peores personajes, pero aún así, en una de sus mejores interpretaciones.
Puntuación: 6/10 (Buena)