lunes, 10 de enero de 2011

Cómo entrenar a tu dragón.

Una sociedad de vikingos debe luchar contra unos dragones que constantemente están invadiendo su territorio para extraer comida. La defensa es violenta, y los más jóvenes entrenan para ser como los adultos: grandes guerrilleros y asesinos que formen parte de la resistencia como en cualquier enfrentamiento. Mientras muchos jóvenes aprenden sobre cómo matar a los dragones, un niño aprende a domarlo, y se hace amigo de un dragón que nadie ha visto: Furia Nocturna. Al estar con él, aprende ciertos trucos y se va convirtiendo en un maestro sin necesidad de matar a nadie. Pero su pueblo lo tomará como una traición, y deberá usar su ingenio para decidir de qué lado está. Nominadísima película a los Premios Annie (cuenta con 15 o 16 nominaciones) de Dreamworks. Una animación que se queda por la mitad, o algo menos que la mitad. No Recomendable.

How to train your dragon.


Trailer subtitulado al español.



Crítica.

Es muy difícil tomarse con sentido del humor una lentísima copia de una de las más grandiosas películas del año pasado, que difícilmente recuerden más de diez personas, ya que ha tenido una pésima distribución. Ésa película es, ni más ni menos, que "Donde viven los monstruos" de Spike Jonze, que (en resumen) narra la historia de un joven muchacho que desobedece las reglas impuestas en su casa y "cruza" unos cuantos paisajes hasta llegar adonde viven los monstruos, una isla implantada en lo más profundo del imaginario colectivo, aquel lugar en el que están ocultas nuestras opiniones sobre, básicamente, aquellos que ponen las reglas. Como he dicho, es una de las más impresionantes metáforas políticas. El problema es que "Cómo entrenar a tu dragón" no tiene la audacia, la técnica ni la inteligencia que ha convertido a "Donde viven los monstruos" en una película placentera y reflexiva. De hecho, tiene muchas intenciones de generar situaciones memorables, un humor negro, negrísimo y una historia compleja que más se parece a una visita al museo (aunque ir es, claro, mucho más divertido) que a una película de acción animada.
No voy a hablar de decepciones u otra cosa parecida. Esta película es de Dreamworks, y con todo respeto, nada de lo que vienen haciendo está siendo bueno. Pero dentro de la experiencia, del duelo entre mis ojos y la pantalla, son pocas las cosas interesantes que he podido sacar de ella, y muchas más las que puedo olvidar.
Por un lado, el humor parece irse de las manos. Entiendo que a veces hay que exagerar para hacer reir, pero esta historia saca lo peor de un humor negrísimo, hasta muchas veces malicioso y ordinario (estamos hablando de algo que tienen que ver niños ansiosos de cinco años). Los momentos más graciosos son muy pocos, y coinciden casi siempre con aquellos momentos en los que la historia no presenta exageración alguna. Por otro lado, el mensaje que quiere transmitir la historia es extraño. No sólo en cuanto a los enfrentamientos entre dragones y vikingos que, claro, son ficticios, sino también en relación a lo sentimental. ¿Qué es lo que atrae a los dos protagonistas? Cuando el muchacho difiere de los ideales de su "especie", nadie lo quiere y la muchacha lo ignora y hasta lo maltrata porque no es capaz de matar a una mosca. Cuando su inteligencia logra ir al origen del mal (que viene a ser un bicho raro que traga dragones, imagínense) hay que exterminarlo, para alcanzar el verdadero amor. Como Kick-Ass, voy a tener el amor si salgo a matar a los malos y a hacer justicia. ¿Alguien sugiere otra explicación?
La audiencia parece contar con el predominio de la juventud. Yo no lo creo así. La película no parece estar hecha para niños. Tampoco hecha para adultos ni ancianos. Parece, más bien, estar hecha para los mismos realizadores, para la cruel "recaudación". Más, considerando que han hecho en 3D una película donde las tres dimensiones no son estrictamente necesarias. ¿Qué me hace pensar en que la película no tiene destinatario? En que sus personajes, al menos éso creo yo, no son atractivos para personas de ninguna edad. Creo que ni a los cinco años, diez, quince, hubiese tenido ganas de ver esta película. Mucho menos ahora. No hay nada emocional, nada que me de ganas de mezclarme entre ellos (como sí con los monstruos de Spike Jonze).
Las tres cosas más destacables (si se quiere) son, por un lado, los enfrentamientos entre dragones y vikingos (principalmente el primero, repleto de la oscuridad de la noche, muy bien creado); por otro, el personaje del padre del protagónico (un viudo rudo y necio, que parece ser el personaje más logrado), con (creo) la voz de Gerard Butler. Finalmente, las voces. Si hay un pleno acierto de la película, son quienes ponen su voz para intentar dar vida y así resucitar a estos muertos personajes.
Puntuación: 4/10 (Regular)

4 comentarios:

Juli dijo...

No me gusta :C pero es verdad lo de las voces, Gerard Butler es Gerard Butler ♥

RobertCBL dijo...

pues para ser honesto, lo unico malo aqui es tu critica, esa pelicula estuvo bastante bien, no digo que no fue mala, sino que no fue tan mala como dices tu, y para poder comprender el mensaje que deja esta pelicula solo se ocupa un poco de inteligencia y razonamiento, lo cual al parecer, tu no tienes.

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo con tu critica esta película si logra tener un valor ¿cual es?, es el de resolver los problemas no con violencia. Creo que no lograste tener la mente abierta para esta película. A mi edad si me llamo la atención y a otros de mi edad también (14).La película no es excelente, no es mala, es buena.

Rafa F dijo...

Totalmente de acuerdo con algunos commets No es mala... digo no es la exelencia pero es buena... no creo que sea torpe este tipo como dicen.. solo que no le vio el chiste... jeje tranquilos.. no todo el munod ve las cosas con el mismo cristal