viernes, 14 de enero de 2011

Enredados.

Un día, una gota de sol cayó y formó en la tierra una flor dorada, que podía sanar a los enfermos. Pero una malvada mujer la usó para rejuvenecer. El reino sufría por el difícil embarazo de la Reina que, al poder acceder tras meses de búsqueda a la flor, dio a luz a su hija Rapunzel. No era una niña común, y había nacido con ciertas cualidades especiales, que la hacían muy buscada. Esta malvada logró secuestrarla en una torre durante dieciocho años, aprovechándose de la extensísima cabellera de su falsa hija Rapunzel, para seguir rejuveneciendo. Todo marcha como planeado hasta el día en que Rapunzel decide escapar de la torre, y lo hace con la persona menos indicada: un ladrón que ha robado la corona del reino. Nueva película animada de Disney con mucho color y mucho espíritu. Interesante planteo. Recomendable.

Tangled.


Trailer subtitulado al español.



Crítica.

El regreso de Disney. Muchos gritaron ésto tras ver "La Princesa y el Sapo", una película por momentos deslumbrante, y de a ratos nefasta. La mencionada cinta animada del año pasado es, para mí -al menos-, algo olvidable. Pero hay algo de lo que seguramente voy a hablar, o pensar, o recordar, en los próximos tiempos. Y es sobre cómo una historia tan sencilla y a su vez exagerada puede brindarme algo de magia con veinte metros de rubia cabellera. Conociéndome, asociaré esta película con innumerables adjetivos, aunque dudo que "olvidable" forme parte de esa lista.
¿Alguien puede explicarme qué parte de esta película forma parte de tal hipnosis? Puede que sean los enormes ojos de la protagonista, el falso encanto de su ladrón favorito, aunque en mi opinión, viene por parte del mundo animal. Tenemos dos "animalitos" fantásticos. Siempre los hay, dando vueltas y vueltas en el fantástico mundo de Disney. Pero en este caso, son agradables. Un caballo "juguetón" y un camaleón que no cambia de colores según la ocasión, sino según lo que le convenga. Clásico. Como las personas, claro. Y por el mundo de los humanos, un personaje espléndido. Una malvada mujer que ha robado una flor dorada para la eterna juventud. Y no para de decir verdades sobre "el afuera", que es el mundo, nuestro mundo.
Pero además de personajes buenos, pues los hay, hay una historia interesante. Historia que parece una tontería. Muchacha encerrada por mujer malvada durante dieciocho años. Pero es, además, una metáfora del descubrimiento de un nuevo mundo para la mujer, es cómo "ella" crece, se conoce realmente. Puede entenderse hasta "la liberación de una mujer con ataduras sexuales", si se la piensa atentamente. Las flores que se abren, su pasional contacto con la naturaleza, y las emociones contradictorias de la época. Es una adolescente algo crecida, experimentando cambios en su vida. Dejar de ser hija para convertirse en mujer.
La película tiene un guión que limita las emociones, algo poco frecuente en las animaciones. Usualmente, el guión se abre hacia momentos de melancolía, conmoción o suma felicidad (que provocan el lagrimeo), así como también se abre a momentos exageradamente graciosos. Pero estamos frente a un ejemplo completamente distinto, donde estas cosas ya no están. Algo que tampoco está tan mal, aunque se hace (en varias ocasiones) reiterativo y lento. De hecho, estamos hablando de un último tercio bastante flojo en comparación con el resto. Toda la película parece acabar con una mágica escena repleta de luces flotantes en el cielo, al compás de "I see the light"; el problema, es que la otra media hora da vueltas y vueltas entre el sentido y lo absurdo. Resta mucho de lo conseguido con una hora entera de grandes momentos, de interesantes aventuras, y de cómo dos personas destinadas a enamorarse (por lo opuestos, claro) se conocen.
En cuanto a la parte musical de la película, me quedo con "La Princesa y el Sapo". No es que haga las cosas mal, es simplemente que los números musicales no son de mi particular interés. Quizá carezcan de cierto atractivo, pero no han obligado a mis ojos a fijar la vista en las animaciones danzantes. Son, con una o dos excepciones, simplemente sobras. No suman ni restan a la película, aunque claramente pueden ser extraídos sin afectar en nada la calidad de la cinta en sí.
El resultado de la película es interesante. No es nada de otro mundo, pero aún así tiene más cosas positivas que negativas. Es una historia bien pensada, para todo el público: romántica, agradable y bastante inteligente. Hora y media de un gran entretenimiento (de calidad, sobre todas las cosas), notable dentro del cine animado actual.
Puntuación: 6/10 (Buena)