martes, 4 de enero de 2011

Rumores y Mentiras.

Historia de adolescentes, principalmente para adolescentes, que relata la historia de una joven muchacha que le cuenta un rumor falso a su mejor amiga, y por diferentes medios el colegio entero acaba enterándose en menos de 24 horas. Al volver ella, persona invisible, al colegio, se convierte en alguien que recibe todas las miradas de la juventud. Y viendo que la promiscuidad le da la reputación que siempre quiso, va hundiéndose en una seguidilla de rumores y mentiras que harán de su reputación algo tan bajo como difícil de revertir. Es ahí donde ella debe usar todo su ingenio para volver a ser la de antes, y en el camino, darse cuenta qué es lo que verdaderamente vale. Recomendable.

Easy A.



Trailer subtitulado al español.




Crítica.

Hay, por un año, una o dos películas pequeñas y graciosas que suelen pasar desapercibidas. Películas que nadie conoce, películas que pocos ven, películas más que buenas y que la gente pierde de vista. Este año, ésa (o una de ésas) película(s) es "Rumores y Mentiras", momentáneamente la comedia del año. No es porque sea una película que te haga descostillar de la risa, ni porque sea una película que necesita exagerarlo todo, traer monstruos raros ni personajes freaks. De hecho, esta película no tiene personajes freaks, aunque estemos hablando de una escuela. El personaje más freak, si quiere llamárselo de esa manera, está afuera de la escuela, y a la larga uno se da cuenta de que no es freak, es todo lo contrario. Se hace reir con lo natural de la situación, con las identificaciones. Uno se ríe de lo que le parece bien plasmado, y la vida en las instituciones educativas está marcada por cosas como las que suceden en "Easy A", la última película de Will Gluck, milagro encargado de crear conexiones entre la literatura y el cine de los 80s, sin caer en el ridículo.
Hay diferentes maneras de ver esta película. Como una versión moderna del cine de John Hughes, como una clase de Literatura Norteamericana, como una versión alternativa de "Chicas Pesadas" (con Lindsay Lohan) o como una comedia más del montón, sobre la vida de los adolescentes y cómo el sexo y el chisme van de la mano en este tipo de ocasiones. La cuestión es que, de la manera que sea, está bien hecha. Es una película que se destaca entre las buenas y sencillas películas, por su espontaneidad y su mirada crítica de las cosas. Tiene una primera hora extraordinaria. No es necesario decir que el último cuarto de película se encarga de deshacerlo todo. Pero aún así el resultado es satisfactorio.
Emma Stone ("Zombieland") protagoniza esta historia que homenajea al chisme. Básicamente, porque muestra cuán rápido hacemos nuestro trabajo, y su efectividad. Ella es la chica invisible, a la que nadie ve, la que no se destaca. Es una niña inteligente, perspicaz, que vive con sus padres, que la apoyan en todo (más de lo que deben); sin embargo, harta de las insistencias chismosas de su mejor amiga, le dice que ha tenido relaciones con un muchacho. Alguien la escucha en el baño, lugar donde se lo cuenta, y al otro día ya no es más invisible, por el contrario, todas las miradas recaen sobre ella. Y día a día, para ganar popularidad, va siguiendo su camino hacia la prostitución. Faldas más cortas, escotes más bajos, ropa más ajustada y una "A" sobre su seno izquierdo (uno puede pensar que "Easy A" refiere a "sacarse una 'A' fácil", considerando que A es casi la calificación más alta que puede conseguirse, y no está mal pensarlo... el escote ayuda; sin embargo, se refiere más concretamente a la historia de "La Letra Escarlata", libro de Nathaniel Hawthorne que los personajes leen en su clase de Inglés, donde la "A" significa Adulterio, un crimen en la antigüedad -quien lo sabe, lea la Biblia) son algunas de las cosas que la van convirtiendo en una zorra, en una mujer promiscua. La popularidad la gana, pero empieza a perder muchas cosas. Su reputación está arruinada y debe revertirlo, pero las cosas se han ido de sus manos. Y ahí es donde la película escapa de sus responsabilidades y acaba por decepcionar al final.
El elenco tiene un buen funcionamiento. Tal como he dicho tras ver la película, Emma Stone se pone muy bien en la piel de su personaje, aunque cualquier otra actriz puede hacerlo, hasta quizá mejor. El guión, es similar al de "Chicas Pesadas", maneja los mismos códigos y es igual de divertido. Es una película sencilla, por momentos clásica, con inteligencia y un oculto romanticismo. Más allá de ser una gran comedia, si se la piensa en frío, lo que cuenta es terrible. Muestra cuán fácil es convertirse en una zorra y todo lo que "por aparentar" puede pasarle a una. Y hay una gran escena, en la oscuridad, que lo dice todo. Buena propuesta.
Puntuación: 7/10 (Notable)