lunes, 14 de febrero de 2011

El Hombre Lobo.

Actores como Benicio del Toro, Anthony Hopkins, Emily Blunt y Hugo Weaving protagonizan esta película de terror sobre la leyenda que todos conocemos, sobre la luna llena, las mordeduras y las transformaciones. El prometido de una muchacha ha desaparecido misteriosamente, y ella quiere viajar a la residencia de su suegro. Pero antes, le avisa a su cuñado sobre la desaparición de su prometido, aunque éste no quiere saber demasiado sobre el asunto, pues es un actor de teatro a punto de despegar en una gira. La cuestión, es que en esta residencia acaban encontrándose, un día común a fines del siglo XIX, y una serie de misterios comienza a hacerse más notoria en la región. Parece que los hombres lobo están más hambrientos que nunca, y la película muestra cómo vale más morderse que amarse los unos a los otros. No Recomendable.

The Wolfman.


Trailer subtitulado al español.

(Por problemas del servidor, no puede anexarse momentáneamente el trailer de la película)

Crítica.

No he visto esta película por otra cosa ajena a la nominación al Oscar por su maquillaje, siendo la primera del trío nominado en dicha categoría que puedo ver. Y puedo afirmarlo: el logro del maquillaje es impresionante. Es capaz de, y confío que intencionalmente, hacer de Benicio del Toro un hombre más joven de lo que es, al punto de que la misma oscuridad lo confunde, de lejos, con Dominic Cooper ; es capaz de hacer pálida y espantosa a Emily Blunt, una bellísima actriz; y finalmente, es capaz de crear unos bichos más o menos interesantes. No digo que causen asco, ni pánico, pero son mejores de lo esperado. Unas criaturas que sobre todo, causan interés.
Y la película, en sí, también lo causa. La musicalización, por más superficial que parezca en una película de terror, colabora muchísimo para la conexión entre el espectador y la pantalla, al punto de que hace mucho más ágiles ciertas escenas, les da un ritmo particular muy atractivo, intentando ser un producto serio.
Más allá de algunos mínimos aciertos, asociados mucho a la técnica, o a un Anthony Hopkins que últimamente se está inclinando mucho al cine oscuro (quizá le den otro Oscar por una película de suspenso/terror, ya que muchos consideran -no en mi caso- a "El Silencio de los Inocentes" como una película de terror), la película no tiene demasiado sentido. No hablo del sentido que pueden tener unas criaturas que cazan en luna llena, se muerden unas a otras y van convirtiendo a humanos en chupasangres, sino del sentido que puede tener hacer una película narrando exactamente todo lo que uno sabe de los hombres lobo, sin agregar nada a lo naturalmente conocido. Son dos horas de uso (y abuso) de efectos que más que remover el estómago, remueven billeteras, sin demasiada utilidad. Son versiones contemporáneas, propuestas para destacarse con la aplicación de la mejor tecnología. No digo que no crea momentos realistas, pero en sí, "El hombre lobo" es una película innecesaria.
La puesta en escena es interesante, como más o menos lo es todo en esta película. No es una película que produzca aburrimiento, pero tampoco es una historia que genere demasiada diversión. Todo el costado de la acción, está bastante medido, limitado por las palabras. En lugar de mostrar cosas, mucho está dicho. Hay personajes puestos en el casillero exacto para dar respuestas mínimas a aquel que no sepa (me incluyo) demasiado sobre estas cosas. Uno de estos personajes es el interpretado por Geraldine Chaplin, que realmente ha logrado desconcertarme. No le encuentro respuesta a su participación como actriz, así como tampoco puedo responderme la importancia de su personaje, que de hecho, es prácticamente nula. Y cuando hay figuras, actores, que sobran en el reparto (a los que el guión pasa por encima, evidentemente), es (y quien sigue el blog, sabe por qué) algo imperdonable. El resto de los actores realiza un trabajo entre lo pasable y lo mediocre.
Es una película que, bajo ningún aspecto, puede considerarse seria. Tiene todas las características para no serlo, y no está nada mal. Tiene varias cosas que son correctas, lo que no significa que sean serias, y que logran adaptarse o adaptar a la historia. Una de ellas es la transformación de hombre a hombre lobo. Cuando ésto sucede, el clima de la película cambia, se vuelve más oscuro, logra captar el ojo humano. La conversión es asombrosa, tiene un trabajo puntilloso detrás que la hace creíble y que además añade carga positiva a la parte estética. Aún así, tiene otras cosas, algunas más, que son graves errores. La falta de peso en el personaje protagónico, algunos diálogos metidos a los empujones, la ausencia de lo monstruoso, lo aterrador, lo impactante, la extensísima duración, la falsa profundidad a la hora de desentrañar un mito y un desaprovechado Hugo Weaving. Todo el conjunto, lo bueno y lo malo, forma "El hombre lobo", una película indiscutiblemente comercial, poco seria, poco divertida, pero con muchas herramientas bien encaminadas. Es como hacer un ovillo de pinceladas sobre un papel. La nada misma, quizá, para muchos de nosotros que no entendemos el fanatismo por lo fantástico. Aunque eso no quita que para profesionales en la materia (jóvenes que han pasado su vida entera mirando películas como ésta), como puede serlo un pintor que observa atentamente esas pinceladas abstractas, la cinta sea una obra maestra.
Puntuación: 4/10 (Regular)

3 comentarios:

Emilio Luna dijo...

Fue tremenda la decepción con esta película. Vista en pantalla grande nunca logra enganchar. Y lo que hacen con el detective Abberline no tiene precio.

Vino con muy malas críticas en USA incluso con el cambio de director previo. Una oportunidad perdida.

Lo único destacable su ambientación. Del Toro demasiado dejado.

Un abrazo.

Ps: ha habido un error de blogger al subir tu comentario en los Bafta, te lo he subido yo.

Soy un madrileño en Extremadura!!

Mario dijo...

Cuando vi la película en la cartelera, teniendo vistos los avances y leyendo muchas reseñas, decidí no ir al cine, me pareció una película poco llamativa, nada de ésta me atrajo por eso la he pasado por alto, a Benicio del Toro no lo imagino en el papel, por todo mi curiosidad fue nula. Si hablamos de hombres lobo una cinta formidable es "Un hombre lobo americano en Londres", una verdadera arte del terror. Un abrazo.

Mario.

Mario dijo...

Hola Rodrigo, tu comentario en mi reseña de "Somewhere" estaba en la casilla de los spam en mi bitácora, recién me he dado cuenta, ya lo saqué de ese lugar y lo coloqué a la vista. Te agradezco el mensaje, tu apreciación me parece valiosa. Un abrazo.

Mario.