domingo, 27 de marzo de 2011

Simple Simon.

Simon tiene Asperger: es obsesivo con las ecuaciones, los círculos, la ciencia y tiene una forma estática de ver la vida, por lo que es fóbico a cualquier tipo de cambios. Vive con su hermano Sam y su cuñada, Frida. Pero un día, por culpa de Simon, Frida abandona a Sam. Simon no lo comprende, aunque luego de pensarlo matemáticamente llega a una conclusión: debe emprender una búsqueda, cuyo resultado sea simplemente la mujer perfecta para su hermano. La aventura no sólo es para conseguirle una mujer a Sam, sino para que Simon pueda descubrir eso que su enfermedad no le deja ver. Es pasable, quizá para un DVD, pero tampoco demasiado recomendable como para que alguien la busque desesperadamente.

I rymden finns inga känslor.


Trailer subtitulado al inglés.


Crítica.

"Simple Simon" fue la selección sueca para competir en los Oscar, que logró quedar entre las nueve mejores películas extranjeras sin poder avanzar más. Por momentos pensaba a qué podría haberse debido tal logro, más si dejó afuera a películas extraordinarias como "De dioses y hombres", "La extraña" y "La vida de los peces". Luego comprendí de que se debe a una película que emula y cita con frecuencia el cine de Hollywood. Es difícil explicar de qué está hecha. La historia es simple y visualmente es una mezcla de "La ciencia del sueño" con "Scott Pilgrim", insoportable. Los personajes marcan una dualidad sostenida durante los 85 minutos: entre un ser humano frío y uno cálido, entre un mundo calculador y otro mundo intuitivo, entre un mundo exacto y otro mundo emocional, entre el romance y la ciencia ficción, entre los colores oscuros y los colores brillantes, entre una media luna clara y otra media luna oscura (como lo refleja una de las imágenes al final). En un clima de cierta irritabilidad, la película sigue como estos dos mundos se niegan a sí mismos ingresar en el otro. Como una persona obsesionada con círculos, números y ecuaciones no puede ver que el amor pasa por otro lado, y cómo una persona terca y cerrada no puede dejar que un "mecanismo científico" le acerque a la que puede ser el amor de su vida. La película es atípica. Hay miles de películas sobre personas que no pueden tratar socialmente debido a una enfermedad. "Al frente de la clase" sobre un hombre con síndrome de Tourette que quiere ser profesor y es rechazado, "Adam", sobre un hombre incapaz de hallar el amor por una enfermedad (también es fanático de la astronomía), "El globo negro" sobre un joven autista cuyo hermano no termina de aceptarlo en la familia, y cientos más. Generalmente, el resultado es bueno: son historias conmovedoras, con humor ácido, que nos hacen encariñar con quien padece la enfermedad. En "Simple Simon", ocurre todo lo contrario. No hay escena que de lugar a nuestra simpatía por el protagonista, lo cual no está tampoco mal. El muchacho es necio, ingenuo en algunos aspectos de la vida y demasiado inteligente en otros. Tiene ocurrencias interesantes y otras no tanto. A veces se comporta bien y en otras ocasiones como un idiota. Pero ninguna de sus dos caras nos hacen tomarle demasiado cariño. Mientras tanto, vemos la evolución de otro personaje, más "lejano", que es su hermano Sam. Un sujeto que responde a la normalidad, con el que nos podemos identificar más. Lo que sorprende, es que el resto de los personajes de las mencionadas películas tampoco responden a la normalidad, ni podemos identificarnos con ellos, pero nos resultan simpáticos y encantadores. La historia, en 85 minutos, sabe defenderse. Es corta y por muy pocos momentos lenta, pero sabe salir a flote con situaciones agradables y acaba repuntando con un final simpático. Todo resume dos ideas principales, que son las que plantea un argumento tan sencillo: el enfrentamiento entre lo científico y lo mágico (lo casual y lo causal) y el amor entre dos hermanos, no tratando de aceptarse el uno al otro, sino tratando de aceptar su propia existencia. Por eso el final funciona, porque refleja perfectamente esas ideas, las imágenes están bien puestas y los sentimientos bien representados. Me quedo con ese costado, que va a buena velocidad, que sabe mostrar de la mejor forma a sus protagonistas, que nos introduce de lleno en el final de la historia y que nos hace dejar de pensar en el resto de la película, que tiene sus fallas, es exagerada, algo lenta, imprecisa y hasta contradictoria. Pero el resultado es más o menos pasable, aunque haya muchas mejores propuestas para pasar el rato.

Puntuación: 5/10 (Floja)

5 comentarios:

Mario dijo...

Ésta película me ha causado curiosidad, eso que esté nominada al Óscar habla bien de ella, después el tema del mal que aqueja a Simon da pie a ser atraído por el contexto conociendo de alguna forma esa enfermedad, de ahí salen los conflictos y uno observa un punto de vista sobre el asunto lo que por lo general conmueve y uno está dispuesto a dejarse llevar por ese sentimiento ya que son personas con mayores dificultades que el resto y la sensibilidad es un punto débil en la mayoría de espectadores en donde en parte me incluyo, solo espero que tenga un nivel respetable y que en algo me guste, observando tu calificación no lo es tanto de todas formas una película sueca es curiosa, para ver su cine, estoy entre toparme con ella y verla o de no presentarse el azar olvidarme de tenerla. Un abrazo.

Mario.

Emilio Luna dijo...

No te ha gustado? A mi un poquito, aunque el tema está algo trillado. Te la recomendé yo? O son cosas mías!!!

Es una película más que decente con buenas interpretaciones pero vista en muchas ocasiones. De hecho de la misma temática te recomiendo Adam y Mozart and the Whale. Que dejan muy buen sabor.

Un abrazo amiguete!!!

Tamara SS dijo...

Hola! Soy una mujer Asperger y a pesar que hasta cierto punto me gusto la película, en ella se tiende a caricaturizar el síndrome, es decir,se exageran los rasgos aspergers al estilo Sheldon Cooper. Me encanta ese personaje pero espero que no toda la gente piense que todos los aspies llegamos a ser a tal extremo. Por lo demás, yo sólo dejo que mi novio y los animales me toquen.

arelinka ardilla dijo...

a mi me gusto mucho reí durante toda la película .)

Anónimo dijo...

SOY ASPIE EN ALGUNOS ASPECTOS SOY MAS INTOLERANTE Q SIMON PERO EN LA MAYORIA SOY MAS TOLERANTE. NO ME ACEPTABA COMO ASPIE HASTA Q ME ASUSTE CON UNA GRABACION DE MI VOZ SE SUPONE Q ESTABA ARREPENTIDO Y PIDIENDO DISCULPAS A ALGUIEN Y MI VOZ NO TENIA EL MAS MINIMO SENTIMIENTO ESO ME ATERRO Y LA PELI MI NOMBRE ES KHAN HIZO Q YO ACEPTARA MI CONDICION DE ASPIE ME HIZO LLORAR Y CAMBIO MI VIDA CLARO Q NO PUEDO CAMBIAR DEL TODO PERO HE DADO VUELTA A MUCHO DE LOS SINTOMAS NO ADAPTANDOME SINO A LA FUERZA DANDOLE LA CONTRA.rolando ballarte de lima peru