lunes, 20 de junio de 2011

El escritor oculto.


The ghost writer.

Trailer subtitulado al español.

Crítica.

Hay algo en el cine de Roman Polanski que transporta al espectador, una constante que se mantiene desde sus primeras películas (como una de las mejores, que ahora se me viene a la mente “Repulsión” con Catherine Deneuve) y que hoy aún late, pese a cualquier altibajo personal o profesional. Hablar de este hombre es hablar de uno de los mejores directores vivos, uno de los que seguramente hablarán las próximas generaciones, ya sea por sus orígenes como por sus últimos trabajos. Por otra parte, quiero creer que éstos (El escritor Oculto, Oliver Twist) no serán los que cierren una carrera cinematográfica intachable, sino los que se pierdan en el medio de los “viejos” y unos nuevos y mejores trabajos por venir.

Es el turno de “El Escritor Oculto”, una película que transmite miedo, tensión, incluso desesperanza. El protagonista, un Ewan McGregor cuyas expresiones más recuerdan a sus primeros trabajos, va ingresando a ese laberinto del fauno donde prueba hábilmente su capacidad para resolver problemas ajenos, olvidándose de probarse a sí mismo cuán lejos puede y debe llegar para salir ileso. Toma un trabajo y avanza paso a paso, va ganándose la confianza de todos, pero olvidándose de comprar la confianza de los otros. El interés lo va dejando ciego y el reconocimiento de la realidad se da, por supuesto, cuando todo parece ser irreversible. Se juega con estas emociones en espiral, donde el sujeto (que es el nexo entre el espectador y la ficción) parece no tener escapatoria. Todas las puertas van cerrándose en su cara, que serán –claro- cada uno de los personajes a los que cree confiables, pero que ocultan algo. Está solo, como lo refleja esa escena en medio de un bosque otoñal, perdido en un camino con su auto, un GPS insoportable y acechado por quien cree que lo matará si no acelera. Durante la segunda mitad de la película, se saca provecho de estas situaciones: momentos donde el tiempo parece jugar malas pasadas, cabos que se van atando, rostros sospechosos. Todo, más que propio de una película de terror. Los paisajes parecen tener un hipnótico encanto, artificial, ficticio. La realidad está atrapada en un mundo que no le pertenece, ya sea en un mundo de encantos prohibidos, en un mundo de política, en un mundo rodeado de muerte.

“El escritor oculto” muestra el complejo vínculo entre un político y un escritor dispuesto a escribir sus memorias tras la misteriosa muerte de su predecesor. A priori, todo parece ser magnífico. El tiempo lo acorrala, pues cree que no podrá llegar a acabarlas a tiempo (ya tiene una base del anterior escritor, sólo debe corregirla), pero en general las condiciones son buenas. Tiene un lugar para quedarse, vive bien, come bien y está inmerso en una tranquilidad de la que se llega a sospechar. Sin embargo, la problemática se hará más y más gruesa cuando la jirafa quiera cruzar la calle. A veces, es mejor atenerse a lo que uno mejor hace. El escritor, escribe. Las investigaciones, en este caso de un personaje tan controversial como el interpretado por Pierce Brosnan, que las haga un investigador. De estas confusiones, que pueden acabar en serias tragedias o en enormes satisfacciones, nacen algunas de las obras maestras cinematográficas que podemos apreciar. Previsibles, quizá, como las novelas policiales. Pero vale aclarar que “El escritor oculto”, ya sea por todo lo que recrea (una atmósfera espantosa, unos personajes de piedra y un argumento sólido como el hielo), no está lejos de serlo. En dos horas, la historia va tomando los rumbos que debe tomar. El final es perfecto, inolvidable.

Calificación: 8/10 (Muy buena)

5 comentarios:

Emilio Luna dijo...

Un gran película que ha ido ganando en mi mente con el paso de los meses. Cuando la ví me gustó cuando la recuerdo me encantó.

Todo sobresale, desde la música hasta la dirección de Polanski, pasando por unos estupendos intérpretes. Lo normal es que me centrara en Williams pero lo voy hacer en Brosnan. Un actor tremendo que no tiene una consideración cómo merece.

Una de las mejores del año pasado, sin lugar a dudas. Me alegro mucho de tu pronta vuelta. Haces falta chaval!!

Un abrazo.

Emilio Luna

Mario dijo...

Yo me inclino por McGregor, me parece excelente como actor, logra interpretar su papel de forma creíble, salta de un género con libertad y no se encasilla. Polanski es un gran cineasta, en la película se nota que domina lo que hace, utiliza cada aspecto para jalar la atención del espectador, no utiliza tanta acción sino más pensamientos y aún aí no deja de destilar adrenalina y tensión, realmente talentoso. Un abrazo.

Mario.

David C. dijo...

provoca ver esta película.

Manderly dijo...

Estupenda película.
¡Qué final!! Muy hitchcokiano!!
Un saludo!

J. feat. J. dijo...

Te podrás creer que todavía no la he visto? Estoy de acuerdo con todo lo que dices de Polanski. Supongo que todo lo que le desacredita como persona, lo recupera como cineasta. Es uno de los grandes, sin duda.

Leyendo tu entrada me ha quedado claro que tengo que verla ya. Prometo remediarlo.

Un saludo.