jueves, 14 de julio de 2011

Escupiré sobre tu tumba.

I spit on your grave.

Trailer subtitulado al español.

Crítica.

“Escupiré sobre tu tumba”, dirigida por Steven R. Monroe (dedicado al cine de terror y suspenso), cuenta la historia de una venganza de género, estructurada sobre un protagónico femenino que interpreta Sarah Butler. La historia es algo más que sencilla: una joven escritora se muda a una cabaña para poder concentrarse mejor, pero una noche (y como resultado de una humillante escena en una gasolinera) recibe la visita de unos hombres que acaban por violarla. La dan por muerta, pero ella está más viva que nunca y sedienta de una dulce venganza.

La película, sin la inteligencia ni el diálogo tarantinesco, tiene parte de “A prueba de muerte” y parte de “La venganza de la casa del lago”. De la primera, extrae la tajante división entre el hecho y la venganza, así como la guerra de los sexos. De la segunda, extrae la mirada brutal de una violación y algunos excesos, que en “Escupiré sobre tu tumba” son mucho más exagerados. Es una combinación de todas las películas que deben haberse visto a lo largo de la década, historias que valen poco pero que son buenas ofertas para un fin de semana adolescente. Películas con cierto atractivo estético, alguna referencia de tipo sexual y malas palabras.

El resultado de esta película es mejor de lo que puede esperarse inicialmente: logra atravesar todas las barreras que ella misma se impone, como el convencionalismo y el aburrimiento que genera una mujer sin talento, sin diálogos y sin expresión de nada. La aparición de nuevos personajes (y acá, un comentario machista: los actores son mejores que las actrices, esta película lo deja más que claro) van añadiéndole velocidad a una película que parece no moverse de ninguna forma. Cuando el párpado está próximo a cerrarse, una vuelta de tuerca comienza a movilizar al espectador de una manera inimaginable. Así, la terrorífica aventura se va convirtiendo en algo mucho más excitante, repulsivo, pero a su vez exquisito e ingenioso.

No es producto para impresionables aunque, por ser un filme sin censura, es mucho menos de lo que parece. Aún así, tiene los condimentos necesarios para disfrazar un producto bastante malo y convertirlo en un divertimento mediocre que no genera ese odio con uno mismo por haber perdido el tiempo. No digo que la película sea buena, porque no lo es. Todo el conjunto (argumento, interpretación, técnica) lo deja bien en claro. Pero Steven R. Monroe parece saber muy bien lo que es una mala película, y está haciendo lo que mejor hacen estos “terroríficos cineastas”: dar motivos para ver propuestas dentro de este género sin arrepentirse en ningún momento.

Puntuación: 4/10 (Regular)

2 comentarios:

Mario dijo...

Mi padre que no suele ver muchas películas, hace poco fuimos a ver Biutiful y salió indignado vociferando contra la película, me dijo que había visto tremenda película, era justamente ésta. Ahora que te leo me has confirmado lo que me imaginaba, que es terrible. Pero mira que la tengo y la pienso ver porque igual quiero sacarle algún provecho. Hace unos días atrás también fui a ver películas y me topé con que ya había segunda parte, por supuesto no la he comprado, esa ya no. Un abrazo.

Mario.

Veronica dijo...

sinceramente me conmovio mucho la segunda parte,y la verdad estos sucede mucho en la realidad, yo fui violada por unos que supuestamente era ser fotografos en la academia donde estudiaba modelalaje,me engañaron y cai redondita,me tiraron de cual de esa terrible pesadilla deje todo. le entiendo a Katie porq hiso eso, porq esta lleno de rabia,odio, etc .
es lo peor que le puede pasar a una chica lleno de sueños, ilucones, una vida x delante. porq te dejan con la conciencia sucia, te dejan indignados. es re feo .. yo digo por experienciia.