viernes, 5 de agosto de 2011

Tengo algo que decirles.

Mine Vaganti.

Trailer en audio latino.

Crítica.

“Tengo algo que decirles” es la última película del director Ferzan Ozpetek, a quien tengo el placer de conocer gracias a una de las mejores películas del año 2003: “La ventana de enfrente”, ese hermoso drama protagonizado por Giovanna Mezzogiorno. Pero a casi una década más tarde, tanto mi percepción como la calidad de su trabajo han podido verse transformadas por el paso del tiempo. Sin embargo, sigue viéndose en el ojo de Ozpetek no sólo la misma inteligencia para narrar y mostrar grandes historias, sino también la sensibilidad con la que sabe tejer los mejores dramas sin que sea exclusivamente uno. Quien conoce su estilo, lejos de prejuzgar y comparar con lo que ha podido ser, sólo debe sentarse y dejarse llevar por esa sinfonía de diálogos exquisitos que componen, finalmente, sus mejores obras.

Capaz de condensar en poco más de una hora y media una rebuscadísima historia de familia a lo largo de las generaciones, y más de unos diez conceptos importantísimos en la vida del hombre (incluyendo “libertad”, y retratándola de la mejor manera), esta comedia dramática y romántica italiana narra la metódica vida de una familia tradicional (integrada por tres hermanos, sus padres, su abuela, básicamente) desde la inesperada confesión de uno de los tres hermanos hasta la confesión también inesperada de otro de los tres hermanos y las consecuencias que de ésta derivan. Durante este período (entre confesión y confesión), sucesos divertidísimos, secundarios desopilantes e importantes reflexiones marcarán el rumbo de cada uno de los protagonistas, principalmente el rumbo que tomarán en relación a la fuerza que a veces inconscientemente imponen los demás miembros de una familia.

El hecho de que la familia sea terriblemente tradicional acentúa más la diversión para el espectador, pero también la opresión que sufren los personajes. El que ciertas reacciones rocen lo grotesco no es casual, por el contrario, tiene su justificación. Pero de ello se sostiene una comedia como éstas, particularmente dividida en tres partes. La primera y la tercera tienen un tono más dramático, mucho más íntimo, que sigue la línea de “la juventud de la abuela”, interpretada por Ilaria Occhini (genial), que uno puede seguir mediante flashbacks que van interrumpiendo el curso de la historia de esta familia. La segunda parte, es mucho más descabellada, hilarante, con (por ejemplo) la llegada de unos amigos romanos de uno de los integrantes de la familia, dándole un ritmo y una energía totalmente distinta. Ahí comienza a “irse por las ramas” y parece fallar, pero sabe encontrarse a tiempo para arrancar con todo una tercera parte memorable y dar un golpe con un final encantador, donde pasado, presente y futuro se alinean como estrellas, donde los personajes ven sus reflejos en otros y concluyen en la importancia del libre albedrío que corresponde a cada ser humano por tal condición.

Puntuación: 7/10 (Notable)

3 comentarios:

David C. dijo...

Ha llamado mi atención, espero tener mi oportunidad para poder verla. Gracias por la recomendación. Saludos.

Mario dijo...

Ferzan Ozpetek es un director que acabo de conocer no hace mucho leyendo sobre él, todavía no veo ninguna película suya pero estoy expentante de ver algo, ya había leído buenas críticas a su favor aunque todavía no llega a tomar fuerza, me agrada encontrar una crítica de su filmografía, que suerte, me recorre una cierta envidia sana de que lo hayas disfrutado ya, espero hacerlo igual. Un abrazo.

Mario.

David C. dijo...

Rodrigo respecto a tu consulta sobre la película "Madeinusa", el nombre de la protagonista es el mismo de la película. Mayores detalles en mi blog Observando Cine Peruano". Ese post lo escribi el 2007.

http://observandocineperuano.blogspot.com/2007/02/madeinusa.html

Saludos