jueves, 29 de septiembre de 2011

Hanna.

Hanna.

Trailer subtitulado al español.

Crítica.

“Hanna” es uno de los quiebres más grandes en la trayectoria de un cineasta de los últimos tiempos. Es una película totalmente opuesta a las que su director, Joe Wright, ha hecho previamente. Vale aclarar que este sujeto es el responsable de películas premiadas y bastante conocidas, como la adaptación de la novela homónima de Jane Austen “Orgullo y prejuicio”, y la adaptación de “Expiación”, de Ian McEwan. Su estilo típico, preciso, clásico y delicado, acá cambia radicalmente. “Hanna” es la antítesis de los trabajos previamente nombrados, caracterizada por la frialdad (aclarar, por ejemplo, que la mitad de la película “Expiación” ocurre bajo el efecto casi alucinógeno de 35ºC, que se sienten a lo largo de la historia), la desprolijidad (que no es un defecto, sino una característica) y el movimiento, alejándose de los dramas románticos de época.

Uno va conociendo más a fondo la historia a la medida que ve la película. En la introducción, no sabemos nada ni podemos predecir nada de lo que vemos. Sólo una muchacha vigorosa y fría (Saoirse Ronan), que ha sido criada para sobrevivir. Luego, nos metemos en la educación que ha recibido, basada en tres aspectos fundamentales: la fuerza, la inteligencia y la percepción. Fuerza que su padre, interpretado por Eric Bana, trata de reforzar con violentos ataques. Inteligencia que éste mismo trata de desarrollar a través del estudio de los idiomas, el estudio teórico de las cosas. Pero esta muchacha no se siente completa, porque ha vivido su vida entera oculta entre la nieve, en un bosque manchado por la sangre de los animales que debe aniquilar para comer. Debe salir, y se siente preparada para hacerlo. Debe unir esa fuerza y esa inteligencia para adquirir la suficiente experiencia con el fin de sobrevivir en un mundo hostil, mucho más amplio y oscuro que el que ella conoce. Se verá en medio de una batalla que no puede justificar, entre un padre al que no conoce del todo y una mujer (Cate Blanchett), robótica y pálida como Tilda Swinton, que esconde sus secretos.

Logra un ambiente gélido y no en el sentido estrictamente climatológico. Una película de acción y destreza con personajes que saben moverse y desentrañar una misteriosa historia de persecuciones y secretos. Sin embargo, es imposible no pensar en que Joe Wright trata de evadir cuestiones serias, como el tema de la educación (Hanna está tan excluida de la sociedad como los tres hermanos de “Dogtooth” de Lanthimos, pero las consecuencias de una educación distinta sólo se notan en una escena “romántica”), volcándose a un cine más comercial. Por un lado, plantea cine serio y en serio, como Alfredson y su helada historia de vampiros. Pero por el otro, invita al pueblo a verla como una película más, de hombres encubiertos y eternos enfrentamientos, como “Salt”. Su ritmo es muy bueno, y la acción (que suele ser confusa e inútil), acá está encadenada a una historia, volviéndose interdependientes. Sorprende que el final sea tan previsible. Algo terrible: que en medio de actuaciones tan brillantes, de una música tan sombría (a cargo de The Chemical Brothers) y de una dirección tan perfecta, el cierre de la película (y no sólo el cierre, sino las palabras de cierre y la estética de cierre) pueda adivinarse mucho antes de acabar. Extrañísimo.

Puntuación: 6/10 (Buena)

4 comentarios:

Manderly dijo...

Demasiado fantástica y predecible. La verdad es que me esperaba otra cosa mejor.
Saludos.

Mike Lee dijo...

Me gustaron las anteriores de Wright y me llama la atención este cambio en su carrera, además de que los actores pueden dar bastante de sí mismos, así que le daré una oportunidad.

¡Saludos!

Carlos Andrés dijo...

Le tenía bastantes ganas a esta película, sobretodo por Cate, pero después de que tanto hablaron de ella, las ganas se me bajaron.
Al parecer no resultó el peliculón que esperaba, pero habrá que verla para dar una opinión. Saludos.

plared dijo...

La verdad es que si algo esta coincidiendo mucha gente, es que crea un ambiente muy interesante. No la he visto, pero mala no creo que sea. Saludos