sábado, 10 de diciembre de 2011

Cars 2.

Cars 2.

Trailer subtitulado al español.

Crítica.

Y tras una ola de enormes películas animadas de este gran estudio animado, algunas de ellas lo suficientemente revolucionarias como para haberse trepado a la nominación al Oscar en el rubro de Mejor Película, ha llegado a este sitio “Cars 2”, trabajo que me cuesta describir con palabras por haberme generado sensaciones únicas, y no demasiado positivas. Por el contrario, su arrogancia, su falta de inteligencia, su pésimo humor, la convierten en un modelo perfecto de las cosas que no deben hacerse en el cine. Y se mencionan.

En primer lugar, hacer una secuela de una película floja, pensando que será aún mejor, pero sin una mínima intención de modificar aquellos errores de su antecesora. De este modo, se convierte en una secuela totalmente innecesaria, y en vez de redimirse, se hunde. Porque claramente es peor que la primera. En segundo lugar, querer retorcer tanto la trama para extender más y más el metraje. Es una película de casi 110 minutos, y siendo honestos, no está dirigida para otro público que no sean los niños. Su argumento, supera su estupidez de manera constante, y acaba en un clímax dramático para el espectador, que ha perdido dos horas de su tan valioso tiempo. En tercer lugar, cederle protagonismo a un personaje insoportable como Mater, que por fortuna no es el núcleo de la primera película sobre estos autos que hablan. No sé qué será del doblaje en español, pero el doblaje en inglés es imposible de tolerar. En cuarto lugar, construir una película con ganas de tener éxito, sobre una premisa tan débil como la de “autos que hablan”. Sí, puede sonar original, como darle voz a un árbol, a un electrodoméstico, o inclusive como hacer que las computadoras de una oficina discutan entre sí y jueguen carreras en el ciberespacio. Pero debe considerarse que no sólo es feo, ver autos con ojos, boca y voz, sino también superficial. Difícil que algo así genere algo afectivo en un joven, que bien estará harto a la media hora de metraje.

Y la lista puede volcarse a los más mínimos detalles, como iniciar una carrera con los dos autos más rápidos largando a último lugar (quizá alguien lo explique), o generar recursos tecnológicos que, en el género de la ciencia ficción, la van volviendo más, y más, y más compleja, al punto de atraerse, todas las piezas utilizadas, por arte de magia en una resolución tan endeble como una pirámide egipcia a la inversa. Yo, me limito a no recomendársela a nadie, ni siquiera a los niños. De hecho, compadezco profundamente a quienes la han visto en el cine. Y me justifico: la película es insoportable pero, como visualmente es deslumbrante, no debo ignorar el hecho de que técnicamente es grande, es Pixar, aunque todo lo que es grande sea desaprovechado con tanta negligencia.

Puntuación: 2/10 (Mala)

3 comentarios:

Jose Barriga dijo...

Por supuesto que es una película decepcionante, ¿pero de un 2?
Veo que te gusto mucho menos que a mí, aunque debo confesarte, odio rotundamente la factoría Disney.

Mike Lee dijo...

Estoy de acuerdo en que no llega al nivel de las grandes obras de Pixar, pero sí que me pareció entretenida y lo que más me gustó fue la banda sonora.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo con el comentario aunque la libertad es libre, me pareció original como idea, por supuesto utiliza los lugares comunes que hemos visto cientos de veces en la historia del cine, especialmente americano, pero está hecho con gracia, con humor y la música esta re buena... no esperabas el ciudadano en autos...V