martes, 4 de enero de 2011

Casino Jack.

Jack Abramoff es un hombre que ha construido su riqueza a partir de su inteligencia, su capacidad de manipulación y sus contactos. Es un biográfico satírico que habla (y bien) sobre el poder de la influencia y sobre cómo aquellos que usan la cabeza del modo más mecánico, acaban viéndose traicionados por el factor humano, que constituye un cuerpo de gran importancia para el funcionamiento de la historia. Película inicialmente compleja, con buenos diálogos y grandes interpretaciones (debe destacarse la de Kevin Spacey), una de las propuestas más sorprendentes del año. Recomendable.

Casino Jack.


Trailer en su versión original.






Crítica.

Kevin Spacey es, sin dudas, uno de los mejores actores en el mundo del cine. Es de esos actores a los que todo papel parece irles como anillo al dedo (Cate Blanchett, Nicole Kidman, Sean Penn; y otros pocos), hasta papeles pequeños y sin demasiado encanto. Jack, su personaje en esta película, no tiene nada de encanto. Es un personaje "desencantado", pero inteligente. No es un villano, simplemente usa la cabeza. Villano es Javier Bardem, y hasta por ser villano y usar la cabeza tiene cierto encanto. Jack usa su cabeza para ganar dinero. Es una persona configurada a base de teorías y que, a través de ellas, consigue lo que quiere: ser rico. Su vida es fácil. Como un grande, utiliza la labia y el poder de la influencia para manipular y tener ingresos. Porque ése es el mundo de Jack, no sólo suyo, sino de "Casino Jack", la última película de George Hickenlooper que sigue más o menos el ritmo de sus anteriores películas. Son conceptos que al inicio parecen abstractos. Se necesita ver a los personajes principales en actuación, para entender lo que es la influencia, lo que es la manipulación, lo que es el buen uso del verbo. El único problema para Jack, que es una máquina, es que se olvida del factor humano, cosa que le complica muchas veces las cosas.
Es un biográfico propuesto a modo de sátira política (de hecho, tiene sus variaciones en relación a la verdadera historia), sobre cómo muchos políticos de ayer (y seguramente de hoy) mantienen vínculos turbios con estas personas, "lobbistas" (personas capaces de penetrar en las cabezas del congreso y reunirlos en un voto para su propio interés, a cambio de dinero u otras cuestiones). Por momentos tiene aires de denuncia (que son los menos, y más flojitos, como el final), por otros, tiene aires de soberbia (plano donde mejor juega): una persona mentalmente superior domina mentes inferiores (acá es donde el personaje trata de inferiores y fáciles de manipular a diversas tribus asentadas en los Estados Unidos) y les saca dinero a través de las promesas. Como diría más de uno, "Jack Abramoff" es todo un político, sin la necesidad de figurar en un Congreso. Tiene todas las características de un político, inclusive su inteligencia y su modo de llamar a las masas.
Tiene un elenco genial, pues todos los "malos" tienen bien puesta su mentalidad y personalidad cínica, su desprecio a la sociedad (en general) y hasta su eje cultural (constantemente están citando, y principalmente el propio Jack, todo un cinéfilo, diferentes frases de películas de los años 70s, que evidentemente es la década que más ha impactado e influenciado a Jack para manejarse como lo hace), todos hacen muy bien su trabajo y crean una película oscura, detestable (en el sentido real, no porque uno deteste esta gran comedia) y aún así divertida (tiene muchísimo humor, aunque muchas escenas están exageradas, donde parece que el humor es una obligación para el espectador, cuando en realidad tiene chispa desde lo natural)
Es una película que presenta todo de golpe, desde el monólogo en el baño, la prisión y demás. En mi opinión, un biográfico debe tener una trama lineal siempre, sin excepciones, a no ser que quien lo narra precise mezclar recuerdos. Pero pese a algunas muy pequeñas fallas, la película es buena. Tiene momentos altamente graciosos, está bien hecha, bien narrada, no es compleja ni nada. Es una buena opción para disfrutar a Kevin Spacey en uno de sus peores personajes, pero aún así, en una de sus mejores interpretaciones.
Puntuación: 6/10 (Buena)

Agente Salt.

Evelyn Salt es una mujer entrenada para matar. Es una agente de la CIA acusada por otro hombre de ser una espía rusa. Nace así una búsqueda de su verdadera identidad, que tiene origen en el accidente de sus padres. Es ahí donde ella tiene que escapar, pero demostrar con astucia su inocencia o, en el caso contrario, dejar en claro que es culpable sin salir herida. Una película de acción dinámica y adrenalínica protagonizada por Angelina Jolie y Liev Schreiber, una inteligente oferta para un DVD que puede llegar a entretener a más de uno. Pese a no ser una gran película, es recomendable.

Salt.


Trailer subtitulado al español.




Crítica.

"Agente Salt" básicamente es una película de acción como cualquiera, entretenida como ninguna. Éso es lo que la destaca entre todo lo común de la propuesta. Está pensada para que, a aquel público que no le gusten las películas de acción medio fantasiosas (ésta lo es bastante), acabe gustándole pese a todo. A mí, particularmente, me ha sorprendido. No porque sea una película buena (aunque no está lejos de serlo), sino porque me ha entretenido (y puedo llegar a decir "divertido", porque tiene muchos momentos de humor) más que cualquier otra película de este tipo en todo el año.
Angelina Jolie es una mujer completamente versátil, algo que debe caracterizar a una buena actriz. No lo estoy diciendo en relación a que Salt es un personaje novedoso (de hecho no lo es, ni siquiera para ella), sino que es versátil quien es capaz de jugar con un mismo personaje en varias presentaciones. Y esta heroína, o villana, que ya ha sido vista en la gran pantalla, juega tanto con un personaje que lo hace propio y único, muy diferente a cualquier otro que ella haya hecho en su carrera.
Quizá el póster puede parecer tonto (¿Quién es Salt? - Salt), de hecho, la película es tonta. Es, como tantas otras, una película sobre espías encubiertos en organizaciones que pretenden llegar alto. Y llegar alto puede ser o bien volar algún edificio, hacer estallar la estatua de la libertad o, como en este caso, matar presidentes. Y esto último, se está volviendo a la moda; tal es así, que creo que el presidente de los Estados Unidos debe poner un freno, aunque supongo que lo va a hacer cuando el presidente ficticio asesinado sea negro. Por el momento, este estilo moderno (bueno, no tan moderno) nos brinda entretenimiento. No siempre, seguro.
La mujer rubia, Salt (Jolie) es descubierta (con buenas razones) por el hombre que la ha "adoptado" cuando era niña, para enseñarle a matar. Su desempeño en dichos estudios ha sido sobresaliente, y está preparada para acabar con una misión. El tema de la misión es difícil de comprender. Creo que con la poca información que la película nos brinda (acerca de cuestiones políticas) es imposible entender por qué Salt juega, por así decirlo, para Rusia y para Estados Unidos (aniquilando al político del país contrario, claro). Sólo sabemos que ella corre porque, claro, se ha ganado unos cuantos enemigos. La gente de la organización para la que trabaja la busca, sus compañeros espías acaban con el amor de su vida, y para colmo es buscada por el gobierno. Y acá está lo divertido. Verla correr y correr. Ocultarse, saltar, disparar y usar la cabeza, generar intriga y tensión. No incertidumbre, está más que claro cómo va a acabar, pero aún así nos mantiene conectados a la historia. Y aún así nos va develando sorpresas, elementos que fundamentan determinadas conductas alrededor de la vida de Salt.
No es nada de otro mundo, es una propuesta sencilla, extravagante y hasta fantasiosa. No es una película buena, no mantiene un ritmo regular (que le hace decaer en la segunda mitad de película) pero entretiene, a pesar de todo. No es "El Coleccionista de Huesos", película que (en mi opinión) ha catapultado a Phillip Noyce (director de Salt) al estrellato (al público, más que nada), pero es una película pasable. Lo único que sugiero para darle un buen cierre al elenco, es extraer definitivamente a Liev Schreiber del conjunto. Tiene mucho peso en los aspectos negativos, principalmente por su falta de talento, y no genera lo que debe generar su personaje.
Para fanáticos de Angelina Jolie, del cine de acción, de los disparos y de los ovillos argumentales, Salt es una gran opción. Tiene todo lo que a una persona que no le interesa el cine pretende de una película, y mucho de lo que a aquellos a quienes sí les interesa también quieren: entretenimiento.
Puntuación: 5/10 (Floja)

Rumores y Mentiras.

Historia de adolescentes, principalmente para adolescentes, que relata la historia de una joven muchacha que le cuenta un rumor falso a su mejor amiga, y por diferentes medios el colegio entero acaba enterándose en menos de 24 horas. Al volver ella, persona invisible, al colegio, se convierte en alguien que recibe todas las miradas de la juventud. Y viendo que la promiscuidad le da la reputación que siempre quiso, va hundiéndose en una seguidilla de rumores y mentiras que harán de su reputación algo tan bajo como difícil de revertir. Es ahí donde ella debe usar todo su ingenio para volver a ser la de antes, y en el camino, darse cuenta qué es lo que verdaderamente vale. Recomendable.

Easy A.



Trailer subtitulado al español.




Crítica.

Hay, por un año, una o dos películas pequeñas y graciosas que suelen pasar desapercibidas. Películas que nadie conoce, películas que pocos ven, películas más que buenas y que la gente pierde de vista. Este año, ésa (o una de ésas) película(s) es "Rumores y Mentiras", momentáneamente la comedia del año. No es porque sea una película que te haga descostillar de la risa, ni porque sea una película que necesita exagerarlo todo, traer monstruos raros ni personajes freaks. De hecho, esta película no tiene personajes freaks, aunque estemos hablando de una escuela. El personaje más freak, si quiere llamárselo de esa manera, está afuera de la escuela, y a la larga uno se da cuenta de que no es freak, es todo lo contrario. Se hace reir con lo natural de la situación, con las identificaciones. Uno se ríe de lo que le parece bien plasmado, y la vida en las instituciones educativas está marcada por cosas como las que suceden en "Easy A", la última película de Will Gluck, milagro encargado de crear conexiones entre la literatura y el cine de los 80s, sin caer en el ridículo.
Hay diferentes maneras de ver esta película. Como una versión moderna del cine de John Hughes, como una clase de Literatura Norteamericana, como una versión alternativa de "Chicas Pesadas" (con Lindsay Lohan) o como una comedia más del montón, sobre la vida de los adolescentes y cómo el sexo y el chisme van de la mano en este tipo de ocasiones. La cuestión es que, de la manera que sea, está bien hecha. Es una película que se destaca entre las buenas y sencillas películas, por su espontaneidad y su mirada crítica de las cosas. Tiene una primera hora extraordinaria. No es necesario decir que el último cuarto de película se encarga de deshacerlo todo. Pero aún así el resultado es satisfactorio.
Emma Stone ("Zombieland") protagoniza esta historia que homenajea al chisme. Básicamente, porque muestra cuán rápido hacemos nuestro trabajo, y su efectividad. Ella es la chica invisible, a la que nadie ve, la que no se destaca. Es una niña inteligente, perspicaz, que vive con sus padres, que la apoyan en todo (más de lo que deben); sin embargo, harta de las insistencias chismosas de su mejor amiga, le dice que ha tenido relaciones con un muchacho. Alguien la escucha en el baño, lugar donde se lo cuenta, y al otro día ya no es más invisible, por el contrario, todas las miradas recaen sobre ella. Y día a día, para ganar popularidad, va siguiendo su camino hacia la prostitución. Faldas más cortas, escotes más bajos, ropa más ajustada y una "A" sobre su seno izquierdo (uno puede pensar que "Easy A" refiere a "sacarse una 'A' fácil", considerando que A es casi la calificación más alta que puede conseguirse, y no está mal pensarlo... el escote ayuda; sin embargo, se refiere más concretamente a la historia de "La Letra Escarlata", libro de Nathaniel Hawthorne que los personajes leen en su clase de Inglés, donde la "A" significa Adulterio, un crimen en la antigüedad -quien lo sabe, lea la Biblia) son algunas de las cosas que la van convirtiendo en una zorra, en una mujer promiscua. La popularidad la gana, pero empieza a perder muchas cosas. Su reputación está arruinada y debe revertirlo, pero las cosas se han ido de sus manos. Y ahí es donde la película escapa de sus responsabilidades y acaba por decepcionar al final.
El elenco tiene un buen funcionamiento. Tal como he dicho tras ver la película, Emma Stone se pone muy bien en la piel de su personaje, aunque cualquier otra actriz puede hacerlo, hasta quizá mejor. El guión, es similar al de "Chicas Pesadas", maneja los mismos códigos y es igual de divertido. Es una película sencilla, por momentos clásica, con inteligencia y un oculto romanticismo. Más allá de ser una gran comedia, si se la piensa en frío, lo que cuenta es terrible. Muestra cuán fácil es convertirse en una zorra y todo lo que "por aparentar" puede pasarle a una. Y hay una gran escena, en la oscuridad, que lo dice todo. Buena propuesta.
Puntuación: 7/10 (Notable)

The Fighter.

Nueva película sobre boxeadores, tras el impacto sobre la crítica y el público de la galardonada "Million Dollar Baby". David O. Russell (Yo amo Huckabees) dirige esta sorprendente historia real sobre Micky Ward y Dick Eklund, dos leyendas del boxeo que siguieron, pese a ser hermanastros, caminos diferentes. Eklund, el mayor (interpretado por Bale) quiere para su hermano menor el éxito, pero también quiere ser él quien, como entrenador, lo lleve a ese éxito. El tema es que Dick, va y viene de las drogas y la cárcel, y se aleja frecuentemente de las responsabilidades, y Micky tiene que tomar una decisión buena tanto para él, como para el resto de la familia. Un emotivo drama con un elenco envidiable, hecha hasta para aquellos que odian el boxeo. Es una gran película por donde la mires, tiene algo que muchas no alcanzan a tener: sentimiento. Muy Recomendable.

The Fighter.

Trailer subtitulado al español.




Crítica.

El orgullo de Lowell está de regreso. O al menos éso es lo que dice una torta que parece querer compensar una de las más grandes decepciones en la vida de un boxeador frustrado, Dick Eklund, que más allá de ver su vida hundida no sólo en el fracaso, las drogas y algun acto delictivo, tan sólo pretende ser quien haga de su medio hermano un campeón del boxeo. Pero las cosas se van volviendo poco a poco complicadas.
"The fighter" es una película simpática. Creo que está hecha para que el público no la enmarque como "una película de boxeo". Aún así, es una biografía sobre el boxeador Micky Ward, el hermano menor del mencionado Dick y hermano de otros siete. Combina perfectamente el drama de una familia (que debe lidiar con la droga y con otros ciertos desencuentros) con el humor de una persona que sube y baja del hechizo del crack, personaje que encarna a la perfección (palabra rara vez usada) el señor Christian Bale. Lo que hace diferente a este actor no es su pronunciación, ni sus caras o reacciones violentas (de hecho, para estas últimas es muy bueno en la vida real, según se dice), tiene una mirada fraternal profunda que te hace sentir que la familia es real. No sólo eso, hasta las mismas peleas están cargadas de un realismo muy marcado; la película, en sí (desde lo humano, lo íntimo, lo familiar, hasta lo profesional, lo agresivo) maneja ciertos códigos de realismo y los maneja con soberbia.
No necesito decir que el resto del elenco es estupendo. Mark Wahlberg me ha dado una sorpresa. Su papel inicialmente suena familiar. Una de las primeras cosas que se ven son a él, en un bar, invitando a salir a una muchacha tras trompear a un par de muchachos por faltarle el respeto. Éso, sumado a que tiene una "difícil" y mínima relación con una hija, puede sonar a Rourke en "El Luchador". Pero al esperar un minuto o dos, ya uno se da cuenta de que la película toma rumbos diferentes, incluso hasta más complejos. Su relación con su hermano, Bale, está genialmente construída. Es auténtica y creíble. En cuanto a Melissa Leo, tan sorprendente como en "Frozen River" hace dos años. Cuenta con una de las escenas más emotivas de la película, junto a su hijo en un auto, cantando y llorando. Espectacular interpretación que con gran seguridad le otorgue el Oscar en las próximas semanas. Y finalmente Amy Adams, la chica maravilla, actriz joven que ya ha compartido cartel con las más grandes estrellas (trabajó con Meryl Streep en La Duda), que inicialmente no parece demasiado convincente, pero dentro de todo entrega una performance decente (se destaca en los duelos interpretativos con la Señora Melissa Leo, enfrentamientos verbales espectaculares).
El guión es bastante bueno. Es capaz de introducir situaciones de humor en las partes más increíbles (hay una seguidilla de momentos graciosos que giran, todos, alrededor de la película "Belle Époque") y capaz de dar algún que otro golpe bajo que no atraviesan ningún límite ni llegan al exceso. También tiene muchas situaciones insólitas (alguna que otra violenta que involucra a Amy Adams) y otras demasiado enrolladas (como las ideas y vueltas con el manager y entrenador), pero que sirven para -a la larga o a la corta- dar profundidad a la historia en general.
Sólo me resta decir que, en lo personal, me ha parecido un gran logro. Primeramente, porque hay que salir a escena con un tema mil veces tocado en el cine. En segundo lugar, porque hay que ser capaz de manejar bien a un elenco de tal calidad. En tercer lugar, porque particularmente detesto el boxeo, y esta película me ha dado un placer inesperado. En cuarto lugar, por su habilidad técnica en los enfrentamientos (principalmente en los primeros). En quinto y último lugar, porque es un retrato sobre familia, sobre hermandad, cosa de la que el cine está lleno. Pero últimamente, no se ven historias de familia tan buenas. Mucho menos, películas de David O. Russell tan buenas.
Puntuación: 8/10 (Muy Buena)