domingo, 8 de enero de 2012

50/50

 
50/50.
Trailer subtitulado al español.


Crítica.

Para escribir una crítica de esta película hay que ser un poco cuidadoso. En principio, el objetivo es intentar ser un poco más cuidadoso y delicado que el guionista de la película. Will Reiser ha querido escribir la película más light sobre una enfermedad tan comúnmente retratada en el cine como el cáncer. El resultado, claro, un trabajo duro y plagadísimo de clichés y de situaciones que pueden preverse sin dificultad. Tiene todos los “chistes”, la “gracia”, el “humor” perverso y repugnante que debe tener una película sobre enfermedades para gustarle a aquellos que rechazan este tipo de trabajos. Constantemente se oye una voz que nos grita a los espectadores “¡debe gustarte!”, porque huele a intencional, premeditado, calculado, estructurado.
“50/50” trata sobre la vida y la muerte. El 50-50, fifty-fifty, o “vaso medio lleno-medio vacío”, no tiene nada que ver con las posibilidades de salir de una enfermedad, sino con las únicas dos opciones que tienen valor en nuestro caminar por este mundo. O vivir, o morir. Y con eso se juega muchísimo, hasta irritar, inclusive. Aprovechar ese 50% a nuestro favor para hacer todas las cosas que jamás hemos hecho, para encontrar el amor, para reconocer el engaño a nuestro alrededor, para cambiarnos la vida. La película es asquerosamente empalagosa, aun cuando se empeña en mostrarnos su frialdad: Seth Rogen repite el papel estúpido y exageradamente llorón de “Hazme reír”, con un poco más de luz. Anna Kendrick, por ejemplo, vuelve a repetir el rol de “Amor sin escalas” interpretando a una máquina que obviamente se ablandará con el tiempo. Ni hablar del resto de los personajes, con personalidades muy puntuales, sin el carácter voluble inherente a los seres humanos de la vida real. Bryce Dallas Howard, quizá, sea el personaje retratado con mayor realismo en la obra: reacciona desde el individualismo en algunas ocasiones, desde la compasión en otras, y tanto sus diversos rostros como los matices del personaje la destacan.
Pese a que la película se haga insoportable, tiene algunas cosas buenas vinculadas con la premisa que sostiene la historia, con la mencionada actriz y con la resolución de la historia. Ocasionalmente, uno cree que pasará algo y, cuando todo lo indica, pasa lo contrario. De alguna forma, es sorpresiva y, aunque el final no sea lo mejor de la película, es un punto fuerte, sin dudas. “50/50” confunde: uno nunca termina de saber cuáles son sus verdaderas intenciones. Quizá sea mostrar la cara más divertida de una enfermedad terrible, glorificarla, hacerla accesible para el cine, algo que la hace aún más dura (seamos honestos: cuesta reírse a carcajadas, y es totalmente discutible que dibuje alguna sonrisa). Tal es así, que uno, tras este manipulador lavado de cabeza, sentirá que (con su optimismo malicioso) es preferible padecer esto a la gripe.

Puntuación: 4/10 (Regular)

6 comentarios:

Carlos Andrés dijo...

Nunca vamos a estar de acuerdo, al parecer.
Me gustó mucho más, claro. La encontré más profunda en cuanto al guion y el desarrollo que se le da. Lo que plantea, bastante tópico, pero cómo lo plantea, se me hace a mí muy original. El tratamiento cómico que emplea, sobre todo. Además, los personajes, todos cumplen un papel bastante importante, ninguno es banal, y están interpretados de manera admirable.

Saludos.

Marcelo Cafferata dijo...

Uy! Aca disentimos. A mi me gusto mucho, sobre todo porque el elenco me pareció muy bueno cada uno en su papel.
Y el guión, desde mi punto de vista, evito caer en algunos lugares comunes que hubiesen sido casi obvios con un tema como este.

Sin embargo, me parece que la pelicula los evita y trata de sostener un ritmo con mucho humor.
Veo que no coincidimos, pero a veces del disenso se crece mucho mas que en el consenso. Saludos!

Jose Barriga dijo...

Comparto tu opinión sobre 50/50. Me siento más tranquilo, pensé que era el único que veía enormes fallos en esta sobrevalorada cinta. Si el publico desea ver una verdadera película sobre enfermedad en esta temporada, que no se pierda Adem y Hasta la vista. Saludos

Criticón 5.1 dijo...

a mi me gustó. Creo que trata la enfermedad con respeto y con algo de esperanza a pesar de la desesperación final del protagonista.

Yo he vivido en mi familia un caso parecido y la verdad que el tacto con el que se trata y a la vez tan abierto, me gustó.
Claramente no es un peliculón, pero me gustó, sí.

Saludos!

Alexandra dijo...

Vos y yo no nos ponemos de acuerdo nunca! A mi me gusto bastante esta pelicula, los ultimos 20 minutos me tocaron el alma.

Para que te digo mas... un saludo Rodrigo de la Comarca/del Bosque!

Por lo menos Hugo nos gusto a los dos!

Gabo dijo...

Después del post en mi Blog me dejaste con la intriga y tenia que pasar a leer. Entiendo y comparto tu enojo con 50/50, no es fácil tomarse a la ligera algo como el cáncer y hacer una comedia sobre ello. A pesar de las fallas que vos describís, a mi no me pareció mala, tampoco increíble. Aceptable.

Puedo reconocer momentos que me hicieron sonreír como las sesiones de Joseph Gordon Levitt y Anna Kendrik, detalles. Otra cosa para destacar es el padre de Adam, con su Alzheimer y su saco nuevo, eso me emocionó, la escena pre operación en general. Mucho de ello se debe al Joseph que lo amo.

Como dije por mi blog, prefiero tomar 50/50 desde el mensaje positivo que deja el filme a fin de cuentas.