martes, 31 de enero de 2012

A better life

A better life.

Trailer subtitulado al español.

Crítica.

“A better life” se ubica en medio de dos películas bastante renombradas que les han dado a sus intérpretes algunos premios y menciones. Una de ellas es “En busca de la felicidad”, sobre un padre que hace todo lo que puede para mantener a su hijo lejos del hambre. Y la otra, “Biutiful”, que muestra con un realismo que hiere las pupilas la realidad de España y cómo colapsa de inmigrantes. Más o menos, esta obra menor dirigida por Chris Weitz (director de películas que no deben enorgullecer a nadie, como “La brújula dorada” o “Luna nueva”), lucha entre las dos posiciones; es decir, entre ser un discurso sincero, realista e interesante, o sumergirse en la mediocridad. Con ligera inclinación a lo segundo, esta producción intenta desenterrar en el estéril campo de las ideas algún tesoro que, por lo visto, no encuentra. Aún así, se aferra a las cosas buenas: a sus interpretaciones, a su equipo técnico y a la sensiblería que, al fin y al cabo, tanto le gusta al espectador.

Un trabajador y su hijo componen, frente a la mirada pictórica de la región, las dos perspectivas contrapuestas. Por un lado, un hombre con experiencias que le hacen, pese a todo, sentirse orgulloso del lugar donde ha crecido, del niño que ha criado, de la vida que ha sacado a flote. Y por el otro, un joven que reniega de su pasado, de sus orígenes, cuyas aspiraciones están centradas en el sueño americano universal. Quizá, este choque sea lo más interesante de una película bastante lenta, con muchos más adjetivos (que rozan lo redundante) que verbos, que enfatiza en la descripción monótona del lugar en lugar de darle acción a una trama fácil, que bien ha podido exhibirse con más soltura, más soberbia y una mejor ejecución dentro de la comedia. Hurgando en lo obvio, en lo previsible, en lo ya cientos de veces visto, consigue reducir la curiosidad del espectador a una sola pregunta: ¿final feliz o no?

Cabe destacar que esta película, pese a no tomar las mejores decisiones, es bastante accesible en sí. Sigue los pasos del “drama lacrimógeno tipo” al pie de la letra, e intenta ir más allá, sin resultados satisfactorios. Aún así, la excelente música de Alexandre Desplat y la fotografía de Javier Aguirresarobe le dan un ritmo audiovisual a una película anclada en la nada, donde el tedio gana a todo aquello que se presente avasallante. “A better life” sigue hallando resoluciones en sus propios métodos, cerrando el argumento (o abriéndolo) con un final necesario. Pero olvidable, como el resto de la película. Quizá no olvide ese gran trabajo de Desplat en la música, pero sobre el resto: para crudeza artística, me quedo con Iñarritu.

Puntuación: 4/10 (Regular)

1 comentario:

Jorgee dijo...

Y qué tal la actuación de Bichir... es para nominación o no? jeje

Saludos!