viernes, 6 de enero de 2012

Noche de miedo

Fright Night.

Crítica.

Para un espectador que ya ha visto todo lo que ha tenido que ver sobre vampiros, “Noche de miedo” no aporta absolutamente nada nuevo al panorama. Verla como la posibilidad de reencontrarnos con una cara distinta, quizá inédita, del género de terror, supone una decepción anticipada. Debe vérsela como lo que es, un entretenimiento de fin de semana por la noche, con escenas que pueden sobresaltar (ojo, no está minada de efectos de sonido aterradores) y otras que seguramente sacarán alguna sonrisa. Si debe destacarse algo de esta remake, es su humor. No te matará de las carcajadas, pero te hará pensar que las comedias de terror (por lejos, las más divertidas del género) no han muerto aún.

Tras el golpe emocional de la cuatridimensional “Criatura de la noche: vampiros”, esa película sueca extraordinaria sobre vampiros enamorados (por momentos romántica, por momentos nauseabunda), uno puede sentir que todas las demás serán un fracaso. Y probablemente lo sean, porque no pueden estar a la altura de una experiencia fabulosa como la mencionada. Aunque hay quienes lo intentan, como Craig Gillespie, que ha convertido una película mediocre en una remake mediocre con encanto, con buen humor, actualizada y medianamente inteligente. Con un elenco de estrellas, como Toni Collete (Pequeña Miss Sunshine), Colin Farrell (Alexander) y Anton Yelchin (Juegos prohibidos), esta película no da vueltas de tuerca en su argumento, presenta la historia de modo clásico, con escuela de por medio, escépticos, fanáticos, asesinatos y batallas finales. Nada de otro mundo.

Ahora bien, lo bueno y lo malo de esta película son dos caras de una misma moneda. Por ejemplo, tenemos un Colin Farrell increíble, que sabe gesticular y compone uno de los mejores vampiros de los últimos tiempos; sin embargo, el personaje no es demasiado bueno, no se luce demasiado, y se limita a la regla. Los diálogos tienen gracia, las ocurrencias son alocadas, pero no lo son en exceso: de algunas situaciones puede sacarse mucho más jugo. O, la experiencia puede ser aún más bizarra (porque están dadas las condiciones para que lo sea), y sin embargo se limita a ofrecernos todo por la mitad. Esas son las cosas que pueden resultar perjudiciales, quizá, que no la hacen ser aún mejor. De cualquier modo, es un entretenimiento sensacional, y funciona a la hora de añadir una experiencia interesante sobre el vampirismo.

Puntuación: 5/10 (Floja)

2 comentarios:

plared dijo...

La verdad es que vi la original siendo un adolescente y siendo como es pequeña. Se queda de alguna manera grabada. Por ello, ya que el recuerdo era muy bueno, no quería verla. El otro día mi hija la mayor la tenia puesta y me puse a verla.

Me sorprendió, como dices muy bien el papel del Farrel y los demas cumpliendo. La verdad es que me gusto y no desmerece a su predecesora. Una muy agradable película esta, subele la nota hombre. venga cuidate y un abrazo

Criticón 5.1 dijo...

No creo que la vea, entre otras cosas porque vi la original y casi vomito de mala. Eso sí, para su edad tiene unos efectos de maquillaje muy buenos (la original, claro)
Saludos!!