viernes, 10 de febrero de 2012

Kung fu panda 2

Kung fu panda 2.

Trailer subtitulado al español.

Crítica.

Jennifer Yuh viene a salvar el inminente caos, entregándonos en mano uno de los pocos ejemplos donde la segunda parte supera de forma amplia a la versión original. La innecesaria secuela de la comedia de acción sobre un panda que hace “kung fu” (o intenta realizar una versión alternativa de esta técnica) cobra un sentido inesperado. Porque uno como espectador suele negar y negarse que las segundas partes sean algo necesario. Pero la primera parte, entre otras cosas, deja demasiados asuntos pendientes. “Kung fu panda 2” se convierte en varias cosas gracias al talento de su directora, de su equipo de producción y de sus guionistas: en una animación entretenida y sorprendente, en algo útil y enérgico. Y lo más importante: se convierte en un trabajo dedicado a analizar desde una visión más contemporánea la historia de Moisés, haciéndola presente en ambas obras donde, inesperadamente, aparece una criatura sin padre y sin madre, sin nota y sin nombre.

Considerablemente más divertida que la primera, conserva aún algunos de los desajustes de su predecesora, como la falta de gracia. Pero el niño que ha escrito el guión, con el tiempo, ha madurado. Y además, dedica su elegante trabajo a personas un poco más adultas. Combina una leyenda imbécil con un planteamiento introspectivo con el que, seguramente, ha recibido ayuda de algún familiar. Volviéndose mística (adivinos que predicen el futuro, villanos que quieren desligarse del pasado y antihéroes que no pueden mirar adelante sin saber con certeza qué es lo que dejan atrás), e incluso filosófica, esta odisea se vuelve más interesante cuando los golpes de suerte le entregan en bandeja a Po una verdad que ha estado buscando toda su vida, y que su padre el ganso, como verán, genéticamente idéntico, no le ha comentado ni sugerido en ninguna oportunidad.

Esta filosofía le da al panda una razón para luchar, así como le da a la película una razón para ser vista sin miedo. Porque tonterías moderadas podemos soportar todos, siempre que detrás haya una causa noble. Acá, lo artístico (que es aún mejor) se funde con buenas ideas, que los diálogos siguen sin saber transmitir, pero que llegan con una historia bastante precavida capaz de tomar atajos para llegar al ojo del espectador. No es una gran película, pero sí una buena historia muy bien realizada. Desgraciadamente le niega a Dustin Hoffman el protagonismo merecido, y se centra en Jack Black y sus cinco marionetas, en un espectáculo pleno de acción, aún vistoso, abierto a una tercera parte que seguramente habrá de clarificar las dudas que ésta ha sembrado, ahora sí, de manera innecesaria.

Puntuación: 6/10 (Buena)

2 comentarios:

Néstor Fonseca dijo...

Aunque yo fui mas generoso con la calificación de la película, estoy completamente de acuerdo que esta cinta supera por mucho a la anterior. Se nota la madurez del guion y la acertada complejidad agregada a la trama. A ver que nos espera en la tercera parte que al menos espero tarden un poco en hacerla.

Muchas gracias por pasarte por el blog y todos tus comentarios, Saludos!!!

David C. dijo...

Tiempo que no veo dibujos de alla del Norte. Me voy hacer un tiempo.