sábado, 18 de febrero de 2012

La decadencia del imperio americano

Le déclin de l’empire amèricain.

Crítica.

“La decadencia del imperio americano”, alguna vez tenida en cuenta por el blog para alguna publicación especial de fin de año, no ha necesitado los beneficios de la modernización para poder ser una gran película. Con unas cuantas décadas de antigüedad, esta gran película de Denys Arcand sobresale por su guión, básicamente, por su capacidad de retratar desde una cámara casi filtrada en la cotidianeidad de los personajes una historia sostenida por diálogos exquisitos, entre los que hallamos memorias, anécdotas, deseos, problemáticas y frustraciones, en el marco de una guerra de los sexos totalmente hilarante. Cuando el espectador quiere nutrirse de un producto, busca en ellos consistencia, y en este caso es el realismo lo que la fortifica, acá expuesto en la interacción natural entre hombres y mujeres, y más ampliamente entre personas. Realismo social, grupal, con un desplazamiento colectivo, uniforme, muy correcto y muy concreto.

El argumento, en principio, es sencillísimo. Claro que unas dos décadas más tarde, tendrá una profundidad mayor cuando deben reencontrarse en un punto crítico de sus vidas. Pero momentáneamente son personajes simples, amigos, que se preparan para encontrarse. Cuatro hombres que se dedican a preparar la comida (con los comentarios machistas que pueden esperarse en este tipo de reuniones), cuatro mujeres que se ponen coquetas para ir a la cena. Cada uno de ellos tiene un perfil particular, desde un “homosexual asexuado”, pasando por el “heterosexual fiel/dominado”, el “heterosexual mujeriego” hasta el “joven inexperto” entre los hombres, y desde la “chica inocente”, pasando por la “muchacha bella y exuberante” hasta la “lengua filosa y sin filtro”. Acá es donde las situaciones ganan puntos, aprovechándose de que los personajes representen, en cierto modo, un polo opuesto de una cuestión particular. Ahí reside el misterio de la comedia, y ésta es puntualmente una de las buenas.

Parece contradictorio que en el título encontremos la palabra decadencia, cuando es el inicio de una trilogía fabulosa. En este primer caso, la sexualidad, las mentiras, los celos, las reacciones, los engaños, los maltratos y los llantos son protagonistas de una noche dispuesta a destapar varios secretos, que la cámara muy casualmente registra. Una película más que agradable, con grandes interpretaciones capaces de gesticular, dándoles así forma a sus personajes y hacer reír a través de una sencilla reflexión de la vida. Una comedia conflictiva que se aleja de cualquier giro dramático, sobre cómo el espectador puede observar de cerca problemas personales, íntimos ya internalizados por los hombres. Una interesante película.

Puntuación: 9/10 (Excelente)

2 comentarios:

maury el mono dijo...

"Una comedia conflictiva que se aleja de cualquier giro dramático"

sí, claro pos supuesto, ¿en verdad vimos la misma película?

yo la veo así, un drama entretenido basado en dialogos, que contiene dos actos, uno con dos grupos de amigos (hombres y mujeres) dialogando por separado, y el segundo con el grupo reunido.

luego de los dos actos, la cinta nos da una reflexión bastante nihilista pero cierta.

y finalmente pasa a un tercer acto, totalmente innecesario donde nos plantea una problematica bastante jodida sobre uno de los personajes (la esposa de Remy, no recuerdo su nombre) y luego acaba así como así, dejandonos la duda de qué sucedió con ella y si pudo superar su problema o no.

la película está bien para pasar el rato, pero no es ni de lejos excelente.

si una película se basa tan sólo en dialogos, debe tener dialogos espectraculares y personajes muy carismaticos e interesantes para poder ser digerida por el espectador.

aquí los personajes están bien y los dialogos están muy bien, listo, eso es todo, no hay escenas memorables, no hay personajes extremadamente carismáticos que te resulten inolvidables, es sólo una película con una reflexión bastante buena y sería.

su problema es dar en algunas ocaciónes la sensación de que se va a terminar y luego continuar.

no la vería otra vez, lo unico que me dejó fue una reflexión y un par de personajes que me agradaron y ciertas lecciónes de vida que me servirán hasta cierto punto, lo mismo que cualquier drama.

es mejor que los tipicos dramas hechos para ganar oscares y probocarle orgamos a los pseudo-intelectuales y disque-criticos especializados.

pero tampoco se aleja mucho de ser otra de esas basuras cinematograficas.

yo le daría un 6, vale la pena verla, pero no la vería otra vez.

maury el mono dijo...

he lo siento, creo que he enviado mi comentario un montón de veces, es que apenas sé como funciona esto de las cuentas de google -__-U