domingo, 4 de marzo de 2012

Perfect sense.

Perfect sense.

Trailer subtitulado al español.

Crítica.

Hay un grave problema en la ejecución de “Perfect sense”, dirigida por un nombre bastante atractivo para quienes siguen “el cine que nadie ve” (ha dirigido “Young Adam” y, además, un gran drama como “Asylum”), David Mackenzie. Partiendo de una idea original, que toma la epidemiología como amplia rama para explorar “la enfermedad que desactiva los sentidos de la gente de manera progresiva”, va volcándola en la pantalla de la forma que, se cree, supone más adecuada. Vale aclarar que no es una forma que la favorezca mucho: tiene muchos de los ingredientes que varios odiamos (cámara que vibra de modo bruto y desprolijo, una voz en off que nos acompaña durante casi toda la crónica) y, por sobre todas las cosas, no tiene nada que pueda interesar al espectador. Un final trompicado que no termina de cerrar el cuento ni científica ni humanamente: se hacen necesarios veinte minutos más así como se hace necesario un dinamismo que este romance de ciencia ficción no tiene para no hacer de esos “veinte minutos” un castigo brutal.

No discutiré los parámetros de esta brillante idea, porque me parece eso mismo: brillante. Sí discuto todo lo relativo a cómo manipular material tan preciado como el que su guión ofrece, demostrando que el trabajo de Mackenzie es sumamente pobre. Por fortuna, la música hace más digerible la historieta, y las interpretaciones de Ewan McGregor y Eva Green (desnuda, o al menos en parte: algo que viene haciendo muy bien a lo largo de los años tras su magnífica performance en “Los soñadores” de Bertolucci) condimentan un romance que ni siquiera es empalagoso; por el contrario, está muy poco sazonado. En síntesis, un trabajo que huele mal, que uno no puede degustar del todo. Por fortuna se oye bien (aún cuando “no se oye”), aunque no seré capaz de probar el sentido de la vista con esta película nuevamente.

Toma los rumbos correctos cuando no se toma demasiado en serio, cuando hace chistes (que son bastante buenos e ingeniosos) y cuando monta circos ridículos (la escena del “hambre”, o la de la “furia telefónica”, que son absurdas y buenas). Por tal motivo, el principal conflicto de la película es que se cree más seria de lo que verdaderamente es, y para colmo pretende serlo aún más. Oscila entre “Contagio” de Soderbergh y “Ceguera” de Meirelles, aunque sin la paranoia de la primera ni la estupenda atmósfera de la segunda. No se percibe esa magia deprimente y apocalíptica, aunque quizá se deba a la trata que da el director a su idea. Después de todo, “ensordece” al espectador durante la media hora cuando nosotros no somos los sordos, “enceguece” al espectador cuando nosotros no somos los mudos: quizá nos aleje del aroma a miseria y depresión con la excusa de su argumento, es decir, justificando nuestra insensibilidad con la pérdida de los sentidos de personajes ficticios. Y paradójicamente, tras habernos ensordecido y enceguecido, aún seguimos oyendo una voz en off, la misma que nos ha vuelto locos durante poco menos de una hora y media. Una experiencia (poco) sensorial.

Puntuación: 3/10 (Mala)

7 comentarios:

Gine dijo...

Estoy de acuerdo en tu argumento principal de que la idea es genial pero le falla un poco la manera como se pone a la práctica. Me gustó lo de que se intente que el espectador también vaya perdiendo los sentidos, lo malo es que solo pueden jugar con el oído y la vista... y flojea un poco. Me parece una apuesta arriesgada y se lo valoro (el doble que tu), pero también odié bastante la voz en off que carga durante toda la película.

Saludos ;)

daniel dijo...

Esta vez Rodri no concuerdo, aunque tu critica defendiendo los puntos por los cuales no te gustó la cinta están bien explicados, yo el film lo disfruté bastante.
La narración de los hechos me parece excelsa y al contrario adoré la voz en off, precisa y vibrante. El romance está bien, tal vez se le pudo sacar mejor partido, pero se nota una gran quimica entre Green y McGregor.
Además me pareció muy poética y gracias a la banda sonora se acrecienta más ese hecho. El guión tiene ciertos fallos, pero en conjunto me maravilla, al menos la epidemia me afecta más que Contagion.

Un abrazo!

Dialoguista dijo...

Yo tampoco concuerdo. Si se pudo haber hecho de muchísimas maneras más, obviamente, pero estoy más que de acuerdo con la forma en que se hizo. Para mi tiene una muy buena dirección, sutil por momentos y exagerada por otros, y creo que eso es un acierto. Para mi si explora los sentidos, todos. Y lo hace bien. Saludos!!!

Vic dijo...

Argumentos. No se trata de "me gusta" o "no me gusta". Argumentos.

Anónimo dijo...

Disfrute intensamente cada detalle y el conjunto en una construcción de una película diferente, intensa, contundente y arriesgada, con una estructura narrativa radical y revolucionaria, que hace navegar al espectador en el mundo de los sentidos. Entre gustos no hay disgustos y para mi sutilmente perfecta.

val dijo...

Hoy vi la película por primera vez y debo decir que me pareció, a pesar de los desajustes que mencionas, una muy buena película. En primer lugar, me pareció "chocante" el perder algún sentido después de actuar según un humor específico, la irá, la tristeza, la felicidad; esos detalles me parecieron fuertes. Segundo, la perdida de los sentidos como fin de la humanidad me pareció brillante; ya que, pude verlos como algo que si bien no estamos acostumbrados a tomarle mucha atención porque de cierta manera estamos automatizados, hizo que pudiera ver la importancia de estos de una manera significativa. Finalmente, la ceguerá hizo que la oscuridad llegara para todos. Final que deja entender muchas cosas como no. Debo decir que recomendaría esta película de todas maneras.

Anónimo dijo...

Cinco emociones primarias, cinco sentidos. Opta por lo fácil y no trata con el asco y la pérdida de tacto, tan difíciles de representar. Lo que en otra película calificaría de predecible en esta me parece solo coherente. A pesar de sus fallos, que todas los tienen, es altamente recomendable.