miércoles, 16 de mayo de 2012

Polisse.

Polisse.

Trailer subtitulado al inglés.

Crítica.

“Polisse” intenta abarcarlo todo. Y Maïwenn hace un trabajo muy bueno, intentando abarcar lo que puede, que no es poco. De hecho, hace algo perjudicial pero muy osado: sacrifica su protagonismo como actriz, dándole más relevancia a otros personajes con más cosas que explotar. Además, son muchos, y todos tienen algo, dan su aporte a un mensaje que dice a gritos que antes de una profesión, está una condición de persona, y eso a veces no se asimila. Durante dos horas de metraje, nos vemos inmersos en un Departamento de Policía, con los casos que a diario van llegando, y que involucran puntualmente a menores de edad. Para eso, Maïwenn realiza un recorte de los casos más frecuentes, algunos más atípicos, sorprendentes y escandalosos que otros, basándose en la premisa de que toda escena impactante llega más al alma (y cuando la vean, verán que este buen engaño está siempre presente), y proponiéndolos durante una primera mitad. Por otro lado, está el argumento humano, el menos trabajado: el que no permite a la directora desarrollarse en su rol como actriz, y mucho menos a un imperdonablemente desperdiciado Ricardo Scamarcio.

La segunda mitad, entonces, nos remite a las relaciones sociales dentro de este departamento, que muchos han comparado (y me uno desde el minuto cinco) con “Entre los muros”: cada uno con sus imperfecciones, demostrando que nadie es perfecto, ni siquiera “la ley de la calle”. Y es donde surgen las situaciones más disparatadas, algunas extremadamente cómicas y otras extremadamente trágicas. Y reconozco que es muy buena en ambos campos, tiene un guión que sabe extraer esa cotidianeidad de la mejor forma posible, convirtiendo a los diálogos en algo fluido, increíble en tiempo donde los diálogos suelen estancarse en cualquier circunstancia medianamente compleja. Es un docudrama muy natural, y de hecho juega con la idea: el personaje principal es una mujer que fotografía, es decir, un testigo de la realidad del día a día, que poco a poco se ve involucrada en la vida de los otros. Y hay algo aún mejor: en la “ficción”, posiblemente ella pierda el enfoque. Pero no en la vida real.

“Polisse” es una gran película, bien lograda, electrizante, vertiginosa y muy dura. Por momentos nos atraviesa la mente y el espíritu, por otros minutos deja la mente libre para ponernos a pensar un rato sobre la vida. Y sobre las personas que día a día dejan todo en una profesión no sólo peligrosa por el hecho de enfrentarse a la muerte ignorando el destino, sino también por el hecho de enfrentarse a la tensión, al malhumor, y a todas aquellas cosas que indefectiblemente afectan el desempeño de los hombres, del cual depende el destino de otros hombres: los ciudadanos. Mención especial para Maïwenn detrás de las cámaras, en el libreto y, sin olvidarme de lo que tanto me interesa, el compromiso de un elenco maravilloso.

Puntuación: 7/10 (Notable)

1 comentario:

daniel dijo...

Bueno, como sabes no me gustó mucho que digamos... Creo que sí es real y dura pero me parecio un colllage que nunca llega a profundizar lo suficiente... todo me resulta inconcluso en el film, indaga en diferentes historias pero nunca consiga un climax que me emocione... Y el final es exageradisimo.

Igual le rescato algunas cosas, como el buen manejo de los actores y el montaje. Pero en resumidas cuentas me resultó una ligera decepcion.
Un abrazo compa!