martes, 24 de julio de 2012

Batman Inicia.

Batman Begins.

Trailer subtitulado al español.

Crítica.

Batman Inicia, desde que es pequeño, un largo viaje. Debe atravesar una serie de miedos que lo marcan, que lo definen, y resurgir de las sombras que han devorado su pasado. Inicia, con la ayuda de una serie de personajes más o menos carismáticos y llamativos que caen a escena como el agua de las cataratas, y sobre todas las cosas aprende. Si como crítico debo juzgar una trilogía, seré capaz de decir (sin someterla a ningún tipo de comparación, aunque sí estableciendo conexiones) que “Inicia” representa el prólogo de una obra maestra que inundará el mundo unos años después. Sin embargo, en sí sola, tarda demasiado tiempo en darle play a la acción (por fortuna, porque es el mejor tiempo) y cuando realmente inicia, se transforma en algo común, simple, sencillo.

Con un ejército de grandes actores, que no puedo dejar de nombrar (Michael Caine, Liam Neeson, Tom Wilkinson, Morgan Freeman, Gary Oldman, Christian Bale, Cillian Murphy), Batman se desprende en parte del arquetipo clásico, abre sus alas, y se echa a volar entre los edificios de Gotham City, en escenarios muy bien logrados. Nolan hace de este superhéroe un ícono del nuevo cine noir, que se consolidará siempre a futuro (nunca debemos olvidarnos que “Inicia” representa la preparación, la transformación, el entrenamiento), pero que momentáneamente deslumbra en sus apariciones. También convierte a Bruce Wayne en un ser conflictivo, reflexivo, fuerte e inteligente: las secuencias iniciales son imponentes, y los escenarios orientales alcanzan un poder estremecedor en las escenas donde la acción está presente. Sabe contar la historia, pese a que se la rebusca demasiado (en un momento lo hace a tres tiempos indeterminados), y es indudable que sale a flote. Seguramente resulte apasionante para los fanáticos, e interesante para el público normal.

Pero no todo es bueno en Gotham City, pese a esas similitudes con el mundo real que hacen del guión algo tan osado. Hay errores que terminan perjudicando los grandes alcances de análisis sociológicos como los que se rozan sobre el final (el miedo como arma de destrucción masiva). Hay serias contradicciones en torno al “miedo”, que es el eje de “Inicia”: es el mayor enemigo y debe combatirse, pero el protagonista lo usa para provocarlo (además de seguir el consejo de quienes le han enseñado que debe volverse “miedo” para superarlo). Es el mal que aqueja, pero es la herramienta que elige para hacer el bien. Suena raro, y más aún dentro de la obra. Por otra parte, esa historia medio dulce (no digamos “romántica”) no funciona en ningún momento, y perjudica al conjunto. No dejo de pensar en las impresiones generales: todo me resulta alargado, escandaloso, aparatoso, irregular. Pero por otra parte, me da las suficientes energías para esperar a ver una secuela con una calidad audiovisual semejante y un Bale aún mejor. Después de todo, pese a las fallas y a la falta de fuerza invertida, es producto decente y una vuelta de tuerca humanizadota al subgénero de superhéroes con una mirada oscura de uno de los cineastas que más han sabido “hacer temblar la tierra”: Christopher Nolan, que a su modo es un superhéroe con ganas de cambiar las cosas.

Puntuación: 5/10 (Floja)

2 comentarios:

Álter alma dijo...

Al final voy a terminar creyendo que todos los superhéroes son mufas.. a las pruebas me remito.

No creo que la vea, igualmente gracias por la entrada :)

Mike Lee dijo...

Me encanta esta película, me parece una reinterpretación de Batman muy interesante y digna que respeta a los personajes.

¡Saludos!