martes, 8 de enero de 2013

El exótico hotel Marigold.



Crítica.

“El exótico hotel Marigold” [“The best exotic Marigold hotel, J. Madden – 2011]


Muchos recordarán a John Madden como el director de “Shakespeare apasionado”, esa película que muchos cinéfilos odian por haber ganado un Oscar a la Mejor Película (y otros tantos), pero que después de todo, no es tan mala. La buena noticia, es que “El exótico Hotel Marigold”, su nueva comedia dramática, es superior. Y no es que la película sea gran cosa, pues tal vez muchos la olviden tiempo después de haberla visto, pero tiene algunos de los diálogos más divertidos, ese humor de sitcom mezclado con el inglés clásico, que hace que muchos de los actores, veteranos todos (Tom Wilkinson, Maggie Smith, Judi Dench y Bill Nighy, entre los más conocidos), puedan exprimir su propio talento y hacernos pasar un buen rato. Son dos horas en las que Dench, personaje principal, relata a modo de crónica su estadía en India, en una población bastante pobre, y su residencia en el exótico Hotel Marigold, que es prácticamente una ruina. Son días de tortura para los ancianos británicos, acostumbrados todos a un estilo de vida diferente, pero todos llegan al lugar con un fin en particular. Esto es lo que abre en siete, o en ocho partes, la película: el individualismo potenciado, pues se trata de historias sin puntos en común, donde la última voluntad, la salud o el amor, son los motivos que más arrastran a estos personajes a realizar su gran viaje. Y luego está el manager del hotel, quien intenta demostrar a su madre que es independiente, y que puede sacar del hundimiento a este exótico hotel, sin puertas, repleto de animales y carente de personal.
El hecho de que no haya un punto en común, más que los ineludibles cruces entre los personajes, hace que la historia no tenga nada más que contar, aparte de la misma historia. En otras palabras, absténganse los que quieran deducir o pensar algún tipo de mensaje, pues a pesar de que insista reiteradas veces en el drama del ocaso, no lo tiene. Es una de las comedias menos mentales del año, pero aclaro, es de las que necesitan, paradójicamente, un poco de cabeza para hacer reír. Insisto, el humor es demasiado bueno para ser minimizado. Y luego está el corazón, donde la parte más dramática y seria busca generar algo. No lo logra, en mi opinión, y me parece una mala opción. Después de todo, es una comedia inteligente, que juega con los prejuicios (y los juicios) de la sociedad británica, u occidental, respecto de la oriental, o hindú. Ahí, es donde una actriz como Maggie Smith puede lucirse, aunque si vamos al caso, no es lo más destacado del elenco. Sí lo es, y esto es puramente subjetivo, Judi Dench. Parece mentira que después de una filmografía tan destacada, con muchísimos premios en su haber, ella se atreva a ofrecer una actuación impecable como acá lo hace: una mujer viuda que se da una segunda oportunidad, pese a todas las dudas y el titubeo que la suele afectar antes de tomar una decisión. Ella reina en todas las escenas que protagoniza, y en general, es la estrella del film. Un protagónico sólido y un estupendo liderazgo de esta manada de siete locos, entre los que también se destaca el gran Tom Wilkinson.
“El exótico Hotel Marigold” no es una película perfecta, flaquea en el drama y en todo lo que emprende Dev Patel, sobreactuado a más no poder, pero es una comedia para pasarla bien. Es muy difícil aburrirse a pesar de su duración, y más difícil resistirse a todos los momentos hilarantes que tiene. Madden vuelve, y finalmente es tiempo de tomárnoslo en serio. Dirige a los actores con calidad, monta un trabajo exquisito, exótico, con los vientos a su favor. Para todos los que busquen desconectarse, aunque sólo sea por un rato, del “mundo exterior”, ese que lo aqueja y lo enloquece cotidianamente, ésta es una buena opción para sentarse en la butaca y meterse de lleno en la gran ilusión de la tercera edad, más vital que nunca.
Puntuación: 6/10 (Buena)

1 comentario:

magu dijo...

rodrigo, te mando la rima

http://lacajitadelasrimas.blogspot.com.ar/2012/09/rima-el-exotico-hotel-marigold-film-y.html

jueves, 6 de septiembre de 2012
RIMA EL EXÓTICO HOTEL MARIGOLD (cine)
RIMA EL EXÓTICO HOTEL MARIGOLD (film y vejez)

Es el MARIGOLD hotel
Un descuidado vergel
Por su pasto tan crecido
El palier, descolorido
Y algunos muebles ya grises
pero es bello, y sus raíces
Predicen buena fortuna
La ocasión se hizo oportuna
Para siete jubilados
Cuyos años más dorados
Quieren alegres vivirlos
Se desviven en servirlos
Los empleados hindúes
Con sus dulces actitudes
Y atenciones personales
Por motivos comerciales
Económicos e inciertos
Los británicos abiertos
Emigraron a JAIPUR
Con el agua de ALIBOUR
Siempre se limpia las manos
Ante platos tan mundanos
Desconfiada la mayor
Otro en busca del amor
Como ex juez, hace justicia
JUDY DENCH grande se inicia
En tener un buen trabajo
La otra viuda ya a destajo
Busca cazar algún rico
Y el de barba se hace el chico
Con señoras en sus citas
Un matrimonio con cuitas
Agudiza diferencias
Imbatible ante inclemencias
El joven dueño y conserje
Bendice siempre al albergue
Confiado en su bello sueño
Con su novia pone empeño
En que el proyecto funcione
Si en la vida, uno propone
Escuchar al corazón
Aunque venga un ventarrón
Su dicha prosperará

Magú trench de bassetti
Trabaja el protagonista de ¿Quién quiere ser millonario?, Y un elenco maravilloso, todos bien. Me recuerda a la película “Mrs. Palfrey at the Claremont con Rupert Friend y Joan Plobright” (viuda de Sir Laurenc Olivier), porque trata el mismo tema: adultos mayores viviendo en un hotel (porque no les alcanza para un departamento, o para sentirse más acompañados).

Acá en Cabildo al 4100 (Ciudad Autónoma de Buenos Aires) había un geriátrico de PAMI lindísimo, parecía un edificio de departamentos, y las señoras que allí vivían, iban al cine, y a la confitería FAME, pero lo cerraron ¿por qué?, seguramente los nuevos funcionarios de PAMI, (la cámpora y toda esa gente) quiera hacer dinero con ese edificio, porque para este gobierno todo es un voto, o todo es un negocio, no piensan en la felicidad de los adultos mayores.