miércoles, 31 de diciembre de 2014

Resumen cinematográfico (2014).

Por alguna extraña razón, este año ha sido muy positivo para el cine. Las ofertas han sido variadas y lo suficientemente convincentes como para aportar algo de originalidad al preocupante panorama de los últimos años. Como es habitual en este sitio, se presentará un breve listado de aquellos títulos significativos que han sido vistos a lo largo de estos doce meses. El listado incluye películas estrenadas en 2013 y 2014 vistas por primera vez este año, es enteramente subjetivo y procura ser un punto de partida para que los lectores se animen a ver esas grandes obras que, por el motivo que sea, han dejado pasar. Consta de dos partes: un listado de menciones especiales (producciones importantes y destacadas) y un top 10 (los diez mejores títulos del año). 
En el mes de mayo, se actualizarán los Top 20 de todos los años que figuran en el margen derecho del blog, y aparecerá el Top 20 correspondiente al año 2014 (algunos de los títulos que aparecen en este Top 10 figuran, también, en el Top 20 correspondiente al año 2013). 

Ahora sí, sin ánimo de confundir aun más a los lectores, lo mejor del cine visto este año.



Menciones especiales.

Black coal, thin ice (Bai ri yan huo). Dir.: Diao Yinan [CHINA, 2014]. 
Poderoso thriller de suspenso que mezcla una impactante fotografía con una gran historia de amor y de crimen, con giros inesperados y asombrosas actuaciones. 

Corazones de acero (Fury). Dir.: David Ayer [ESTADOS UNIDOS, 2014]
¿Hasta qué punto es Fury la típica película sobre la guerra mundial? Desprovista de lugares cerrados, centra su acción en el campo de batalla y en un tanque de guerra. Un elenco maravilloso y escenas magnéticas.

Rudderless. Dir.: William H. Macy [ESTADOS UNIDOS, 2014]
El protagonista de Shameless U.S. y gran actor, William H. Macy, debuta como director con este filme, un drama en el que pasa mucho, se dice poco y se siente demasiado. Música y redención con el gran Billy Crudup y el joven Anton Yelchin. 

Palo Alto. Dir.: Gia Coppola [ESTADOS UNIDOS, 2013]
Una película sobre los jóvenes de la actualidad, problemáticos y vulnerables. Notable realización y estupenda interpretación de los jóvenes. 

La mirada del hijo (Pozitia copilului). Dir.: Calin Peter Netzer [RUMANIA, 2013]
Magnífico estudio de personajes en este drama hermético sobre una madre controladora y un hijo totalmente pasivo que causa un accidente automovilístico. Corriendo el riesgo de ir preso, su madre hará todo lo que esté a su alcance para impedirlo. Gran trabajo.

Adiós al lenguaje (Adieu au langage). Dir.: Jean-Luc Godard [FRANCIA, 2014]
Magnético experimento deconstructivo con la firma del gran JLG, con todo lo que ello implica. Un uso del 3D arriesgado y sorprendente. Probablemente la obra más destacada del director en los últimos veinte años. 

Polvo de estrellas (Maps to the stars). Dir.: David Cronenberg [CANADÁ, 2014]
Sobre la fama y sus excesos. Compleja historia que une la vida de sus personajes a través del agua y del fuego. Seres parados sobre la delgada línea que divide la cordura de la insanía. Extraordinaria interpretación de Julianne Moore. 

De tal padre, tal hijo (Soshite chichi ni naru). Dir.: Hirokazu Kore-Eda [JAPÓN, 2013]
Un gran punto de partida: tras seis años de crianza, dos familias se enteran de que por un error del personal del hospital, sus hijos han sido intercambiados. Así surgen las crisis, las discusiones, las adaptaciones y las posibilidades de transformación y de optimización de la paternidad. Conmovedora.

Interestelar (Interstellar). Dir.: Christopher Nolan [ESTADOS UNIDOS, 2014].
Nolan es el único director que puede hacer una superproducción con inteligencia, corazón y mucho ruido. Ya lo ha hecho varias veces. La crítica, los espectadores, todos hablan de él. Porque esta película desafía las creencias de sus espectadores en torno al tiempo, al espacio, a la física y al amor sin límites. Tres horas de espectáculo. 

Nymphomaniac. Vol. I y II. Dir.: Lars von Trier [DINAMARCA, 2013]
La versión estrenada en casi todo el mundo dura cerca de cuatro horas distribuidas en dos volúmenes que contienen ocho capítulos en total. La versión original excedía las cinco horas de duración. En ellas, Charlotte Gainsbourg brilla como de costumbre. La película es todo lo que suele hacer von Trier: provocar, divertir y finalmente golpear en lo más hondo. Cada capítulo es más sorprendente que el anterior. Imperdible.

Top 10.


10. Se levanta el viento (Kaze tachinu). Dir.: Hayao Miyazaki [JAPÓN, 2013]

El gran maestro del cine animado japonés se retira con esta extraordinaria y triste historia de amor e invención. Es un biográfico sobre Jiro Horikoshi, un joven soñador que, ya siendo adulto, diseñó el avión que luego bombardearía Pearl Harbor durante la segunda guerra mundial. Pero la obra es más que puro nacionalismo: es un drama que arroja un aire melancólico cuadro a cuadro. Es inevitable verse arrastrado por el talentoso director. 




9. Tom à la ferme. Dir.: Xavier Dolan [CANADÁ, 2013] 

Xavier Dolan ha llegado para revolucionar el séptimo arte. Tiene apenas veinticinco años y cinco películas que rozan la excelencia. Este, su cuatro largometraje, se centra en Tom y su viaje de la ciudad al campo, con motivo del funeral de su pareja, que ha fallecido. Al llegar, se encuentra con una familia misteriosa que, por alguna causa, no lo quiere en ese lugar. Un thriller psicosexual notable.



8. Sueño de invierno (Kis Uykusu). Dir.: Nuri Bilge Ceylan [TURQUÍA, 2014]

La palma de oro en el último Festival de Cannes. El maestro turco filma una monumental película, extremadamente densa y profunda, sobre la conducta humana. Su personaje central, uno de los mejores del año, es un hombre rico, propietario entre otras cosas de un pintoresco hotel en Capadocia, experto en teatro turco que, a pesar de querer hacerlo, nunca ha escrito un libro sobre el tema. Convive con su esposa y su hermana, dos seres a los que parece querer controlar con su arrollador carácter. Las discusiones parecen extraídas de una película de Michael Haneke. Repleta de momentos memorables. 



7. Two days, one night (Deux jours, une nuit). Dir.: Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne [BÉLGICA, 2014]

Parecía que el cine social se había perdido. Pero siempre están ellos, los Dardennes, recordándole a la audiencia por qué ese cine es necesario. Hay pocas películas tan buenas acerca del trabajo. Una es Amor sin escalas de Jason Reitman. Otras son Recursos humanos de Laurent Cantet y La corporación de Costa-Gavras. Solo que Deux jours une nuit tiene a Marion Cotillard, que te desgarra cada vez que dice o hace algo. Quizá no sea de los mejores trabajos de estos hermanos, pero sí uno de los mejores trabajos del año. Es extremadamente sencilla pero, a su vez, demasiado importante como para tomársela a la ligera. Hasta la fecha, la mejor película de la selección oficial de Cannes este año.



6. El gran hotel Budapest (The grand Budapest hotel). Dir.: Wes Anderson [ESTADOS UNIDOS, 2014]

El cine de Wes Anderson siempre resulta problemático, porque suele dejar que la estética le gane a todo lo que importa verdaderamente (el alma de la película, la narración, los personajes). Pero uno ya presentía, desde Fantastic Mr. Fox, que no tardaría en llegar esa película que golpeara la pantalla con tanta fuerza que sería imposible dejar de hablar de ella. No solo porque visualmente sea una película perfecta, sino porque sus narraciones incrustadas, su impecable elenco, su interesantísima historia y su ritmo (alérgico a las pausas, al silencio, a la quietud) la convierten en algo distinto que hace que pagar una entrada valga la pena. 



5. Fuerza mayor, la traición del instinto (Force majeure). Dir.: Ruben Östlund [SUECIA, 2014]

Una familia normal visita los Alpes de vacaciones. Pero una avalancha altera la calma de los turistas. Si bien nada ocurre, las reacciones instintivas de los miembros de la familia (puntualmente del patriarca, que huye para salvarse a sí mismo, abandonando a su esposa e hijos) pueden resultar cuestionables a posteriori. Fuerza mayor se centra en la fractura de la familia, producto de esta decepción, y en un sentido más amplio en cómo los instintos de supervivencia escapan muchas veces a lo racional, no pueden explicarse. Sin perder el tono humorístico, pero conservando el acento en lo dramático de la situación, se convierte en la Kynodontas del año. Es una delicia en todos los sentidos. Perfecta ejecución, un guión brillante y enormes actuaciones. No puede pedírsele mucho más. Los paisajes nevados son solo un regalo de Östlund a la encantada audiencia. 



4. Escándalo americano (American hustle). Dir.: David O. Russell [ESTADOS UNIDOS, 2013]

El cine de David O. Russell está lleno de vida. Viene demostrándolo hace tiempo; de hecho, su película El lado luminoso de la vida formó parte de un ranking anterior, en una posición casi tan privilegiada como esta. Escándalo americano es un thriller político, pero también es una gran comedia sobre las máscaras que usamos para vivir la vida. Las ficciones dentro de la ficción ofrecen una mascarada llena de grandes peinados y vestidos escotados con la moda de los años setenta. Luego está la intriga, que es muy buena. Y los actores, que son la virtud del director. Es una película que entusiasma y divierte. La frescura y la ligereza son necesarias y David O. Russell ni siquiera tiene que esforzarse para plasmarlas en sus películas. 



3. Coherence. Dir.: James Ward Byrkit [ESTADOS UNIDOS, 2013]

Todavía pueden hacerse películas de suspenso buenas con poco presupuesto. Después de todo, para causar gran impacto, solo se necesita una buena intriga y una buena atmósfera. Coherence tiene estas dos cosas, también tiene ocho actores geniales y un ritmo que nunca decae. Un cometa brilla en el cielo y pasan cosas. Casi un siglo antes, cuando ocurrió el mismo fenómeno, la gente se comportaba de manera extraña, como si no fueran ellos mismos. Ahora, ocho amigos se reúnen en una casa. Poco a poco, van siendo testigos de sucesos paranormales que los hacen preguntarse si realmente están solos. Llegado un punto, la película solo transmite angustia y terror. Algo que, hoy en día, nadie es capaz de generar. 



2. La gran aventura Lego (The Lego movie). Dir.: Philip Lord, Chris Miller, Chris McKay [ESTADOS UNIDOS, 2014]

Todo es fabuloso. El cine animado atraviesa una de las mejores etapas de la historia. No solo porque las nuevas tecnologías son puestas al servicio del género, sino porque el género se ha reinventado de tal forma que ofrece siempre un poco más que un simple entretenimiento para los más jóvenes. Cuando un guión tiene buenos chistes, una fuerte crítica al exceso de autoridad, irresistibles referencias a la cultura y un giro final como el de los ultimos veinte minutos de película, solo queda arrodillarse a los pies de los creadores, estos dioses del juego que sueñan una escena entre figuras Lego y la ponen en acción. Al margen de su perfección técnica, se agradece que una obra infantil funcione también para ese otro público, el adulto, que es el que acompaña a los niños a las salas y que, por lo general, sufre. Acá no hay mucho que hacer. Simplemente disfrutar esta increíble oda a la creatividad. 



1. Ella (Her). Dir.: Spike Jonze [ESTADOS UNIDOS, 2013]  

Futuro cercano, hombres mecánicos y solitarios, sistemas operativos que se comportan como humanos. Una historia de amor entre el hombre y la máquina, que incluye encanto, sexo y decepción. Una metáfora del modo en que la civilización se relaciona con la tecnología, con entera dependencia, por no decir sumisión. Las máquinas, por su parte, cada día más parecidas a los seres humanos. El lujo de Los Ángeles y Shanghai hacen lo suyo. La seductora y entrecortada voz de Scarlett Johansson, la mirada melancólica de Joaquín Phoenix, el afilado e irónico guión de Spike Jonze y su delicada, minuciosa y brillante dirección hacen de esta película algo sobresaliente. Porque sorprende, absorbe y conquista los sentidos de la audiencia más escéptica. Hay gente que pide que le recomienden una buena película romántica. Cuesta pensar en Ella dentro de este género porque es un ejemplar poco convencional. Aun cuando posiblemente sea la mejor película romántica en mucho tiempo. 



1 comentario:

Esteban dijo...

De lo bueno que vi este año:
- Frank.
- Dos días, una noche.
- El hotel Budapest

Las mejores :
- Boyhood
- Interestellar.

No he visto Relatos salvajes ni Ninfomanía, quizás cuando las vea entran en mi conteo.

Saludos!
Esteban
http://politocine.blogspot.com