martes, 31 de diciembre de 2019

Resumen del año cinematográfico (2019)


              
             Cuando el año cinematográfico llega a su fin, los listados son la mejor excusa para apuntar aquellos títulos que, por avatares de la distribución, a veces no llegan siquiera a nuestro conocimiento. En particular, estos meses han sido de gran calidad, con producciones arriesgadas en sus decisiones formales y originales en su contenido. Realizadores con años de trayectoria se unen a otros debutantes y ofrecen algunos de los trabajos más inspirados e inspiradores. Desde la playa de La Tamarissière hasta las Catskill Mountains, recorriendo universos paralelos, dramas históricos y productos contemporáneos, en lenguas que van desde el español hasta el mandarín, y desde el código morse hasta un dialecto basado en silbidos. La diversidad, en parte, también la hacen posible las plataformas de streaming, que permitieron un acercamiento del público masivo a títulos que antes solo quedaban a disposición de unos pocos, y que este año invirtieron en propuestas de calidad. El presente balance anual recoge algunas de las producciones vistas a lo largo de este año (por supuesto, varias han llegado con algo de demora a las salas, como podrá advertirse en el hecho de que muchas corresponden a años anteriores, y otras tantas ni siquiera fueron estrenadas) a la espera de que los lectores puedan incrementar sus alternativas a la hora de ver una película. Van en primer término las menciones especiales; posteriormente, el ranking de los doce mejores títulos de la temporada.



MENCIONES ESPECIALES

Chemi bednieri ojakhi / My happy family, Nana Evktimishvili & Simon Gross [Georgia / 2017]
La caméra de Claire / Claire's camera, Hong Sang-soo [Corea del Sur / 2017]
Pororoca, Constantin Popescu [Rumania / 2017]
Tesnota / Closeness, Kantemir Balagov [Rusia / 2017]
Den skyldige / The guilty, Gustav Möller [Dinamarca, 2018]
El silencio de otros / The silence of others, Almudena Carracedo & Robert Bahar [España / 2018]
Isle of dogs, Wes Anderson [Estados Unidos / 2018]
Las herederas / The heiresses, Marcelo Martinessi [Paraguay / 2018]
Atlantique / Atlantics, Mati Diop [Senegal, 2019]
Diego Maradona, Asif Kapadia [Reino Unido, 2019]
J'ai perdu mon corps / I lost my body, Jérémy Clapin [Francia, 2019]
Joker, Todd Phillips [Estados Unidos, 2019]
La fameuse invasion des ours en Sicile / The bears' famous invasion of Sicily, Lorenzo Mattotti [Francia / 2019]
Marriage story, Noah Baumbach [Estados Unidos, 2019]
Portrait de la jeune fille en feu / Portrait of a lady on fire, Céline Sciamma [Francia, 2019]
South mountain, Hilary Brougher [Estados Unidos, 2019]
The irishman, Martin Scorsese [Estados Unidos, 2019]



LOS MEJORES TÍTULOS DEL AÑO

                En esta oportunidad, resultó una labor particularmente ardua la de reunir solo diez títulos significativos de un año que, en términos de calidad, fue glorioso. La selección que presentamos es lo suficientemente abarcativa como para que estas dos adiciones, que convirtieron el clásico Top 10 en un Top 12, valieran la pena. Propuestas de variado género, como el drama social, el thriller psicológico, el fantástico, la comedia absurda, el romance, el policial, el western, el cine erótico y de mafias. Cabe destacar una fuerte presencia del continente asiático, aunque todos los países cuentan con industrias fílmicas fuertemente consolidadas, con excepción del cine rumano, que desde hace años viene sorprendiendo a la crítica y que, mediante los grandes autores de la nueva ola, se cuelan en los conteos año tras año. 



12. Western – Valeska Grisebach [Alemania, 2017]

La vida en un pueblo búlgaro cambia drásticamente con la llegada de unos obreros alemanes que pretenden instalar una central hidráulica en la región. Este punto de partida conduce a la reflexión sobre el choque cultural y las barreras idiomáticas. La presencia magnética de Meinhard Neumann, la fotografía naturalista y el tono casi documental sirven a Valeska Grisebach para explorar el universo masculino.



11. La Gomera / The whistlers – Corneliu Porumboiu [Rumania, 2019]

Cristi es un policía que investiga la misteriosa desaparición de 30 millones de euros y que, a su vez, ayuda paralelamente al principal sospechoso a quedar en libertad para obtener así una parte del dinero. Esta obra, dirigida por el cineasta más versátil de la nueva ola de cine rumano, no pierde su tono humorístico, y ofrece una mezcla thriller policial y comedia absurda, que toma asimismo elementos del noir y los pone al servicio de una trama que vuelve a indagar en las posibilidades del lenguaje: codificación, traducción y economía lingüística.



10. Da xiang xi di er zuo / An elephant sitting still – Hu Bo [China, 2018]

En la ópera prima del realizador chino conviven dos historias igualmente interesantes: por un lado, una épica de la soledad, que sigue a cuatro personajes que han perdido el rumbo, cuyas vidas se intersectan a través de la violencia y del deseo común de huir de aquello, para lo cual se embarcan en un viaje a Manzhouli, donde un elefante es capaz de permanecer inmóvil a pesar de cualquier influencia externa; por el otro, la tragedia íntima de un joven cineasta que, sin llegar a ver el estreno de su único largometraje de ficción, decide quitarse la vida. Sobrecogedora.



9. The Lighthouse – Robert Eggers [Estados Unidos, 2019]

Con apenas unos pocos personajes y la codiciada luz de un faro, el segundo largometraje del joven realizador puede jactarse de ser la mejor película estadounidense del año. La estética expresionista y esos guiños que van desde Melville a Lovecraft pueden parecer suficientes, pero se suman el endiablado diseño sonoro, un montaje efectivo en escenas clave y dos interpretaciones titánicas. El resultado es un sombrío y ominoso producto, con tintes humorísticos y algunos momentos propios del mejor cine de terror clásico, sobre el deseo desmedido y la ambición enceguecedora.



8. Gisaengchung / Parasite – Bong Joon-ho [Corea del Sur, 2019]

Era difícil de prever que una película de Bong Joon-ho presentada en Cannes terminara en la boca de todos tras ser galardonada con la Palme d'Or. Adorada por la crítica y el público, resultó un éxito comercial tanto en Corea del Sur como en el resto del mundo y apunta a ser una de las protagonistas de esta temporada de premios. El plan parecería ser, justamente, la total ausencia de un plan: hay una mano maestra detrás, pero la mezcla de géneros y elementos parece tan insólita que escapa a cualquier fórmula prefabricada. Incluso podría ser la obra que cierre definitivamente la grieta entre el cine de autor europeo y el cine de masas estadounidense, contentando a todos en igual medida. Entretenimiento asegurado y no exento de reflexión crítica.



7. Synonymes / Synonyms – Nadav Lapid [Francia, 2019]

Poniendo gran parte de su propia experiencia personal, Nadav Lapid dirigió una de las películas más importantes de la actualidad, en el contexto de la migración de los refugiados al continente europeo. El protagonista se traslada de Israel a Francia en busca de una vida mejor, que implique no solo romper todo vínculo con su pasado militar, con su familia y con su lengua nativa, sino también conectarse naturalmente con el nuevo entorno. Con la ayuda de dos jóvenes y un diccionario, buscará hacerse lugar en la ciudad, pero irá advirtiendo la ausencia del Estado, la indiferencia de la sociedad, y hallará cerradas las puertas que presupuso abiertas.



6. Jiang hu er nv / Ash is purest white – Jia Zhangke [China, 2018]

Jia Zhangke es un gran observador de la China contemporánea. Sus últimos trabajos han abordado la transformación del país a lo largo de las últimas décadas. Ash is purest white no es la excepción: un melodrama en tres tiempos, atravesado por los códigos del jianghu al que pertenecen los protagonistas y las luchas pandilleras a comienzos del siglo. Zhao Tao interpreta a la mujer que, por salvar a Bin, su pareja, de ser asesinado en un asalto callejero, va cinco años presa por portación de armas. La película describe los años tras su liberación y el reencuentro con Bin, quien ha decidido vivir una nueva vida de la que ella ya no forma parte.



5. Il traditore / The traitor – Marco Bellocchio [Italia, 2019]

Luego de dos producciones excelentes como Sangue del mio sangue (2015) y Fai bei sogni (2017), recogidas en los respectivos recuentos de este blog como lo mejor de su año, Marco Bellocchio prueba ser el mejor director italiano en actividad, con un riguroso thriller que gira en torno a Tommaso Buscetta, un mafioso que debe huir a Brasil y que, durante su ostracismo, pierde a sus dos hijos, violentamente asesinados. Montado en cólera, decide romper el silencio y delatar a algunos de los máximos criminales de la Cosa Nostra. La película sigue el caso, las instancias de juicio oral, pero con un ribete poético sobre el desenlace que la eleva a las cumbres del género.







4. Mektoub My Love: Canto Uno – Abdellatif Kechiche [Francia, 2017]

Se comentó que el cineasta franco-tunecino debió subastar el galardón que recibió por La vie d'Adèle (2013) en Cannes para poder costear su nuevo proyecto. El Canto Uno es la primera entrega de un tríptico (del que ya ha presentado recientemente el Intermezzo, una segunda parte que ha cosechado elogios y abucheos en partes iguales), en la que coquetea con el estilo playboy de los noventa, con muchachas bronceadas en bikini que parecen sacadas de una revista, pasando las noches en discotecas o restaurantes. El protagonista es Amin, un guionista que va en busca de su destino, experimenta el amor, la frustración y el deseo. Una introducción más que prometedora.




3. Liberté – Albert Serra [Francia, 2019]

La película más controversial del año llega de la mano del realizador catalán, con prestigio suficiente para romper todos los esquemas y escandalizar al público si así lo desea. En las vísperas de la Revolución Francesa, el libertinaje comienza a verse desplazado de los principales centros de actividad. Es así que un grupo de personajes confluyen en un silencioso bosque durante una noche casi elegíaca, donde llevan adelante sus prácticas. Con iluminación natural y narrada casi en tiempo real, el espectador tiene acceso privilegiado a este laberinto del deseo carnal, que reduce al mínimo las brechas políticas, sociales y culturales, a la espera de un nuevo amanecer.



2. Dolor y gloria / Pain and glory – Pedro Almodóvar [España, 2019]

Obra de tono confesional y autobiográfico cuyo protagonista, un cineasta llamado Salvador Mallo pero que bien opera como alter ego del realizador manchego, busca reconciliarse con el pasado: las películas que supo dirigir, los actores con los que polemizó, el primer deseo sexual en su niñez, la conflictiva relación con su madre. Estas memorias van liberándolo de a poco del dolor que experimenta en su cuerpo cansado, conduciéndolo a un retorno triunfal, dado por la reconciliación con el ejercicio de hacer cine. Un trabajo que parece sencillo en lo estructural pero que resulta complejo en su arco emocional. Tiene momentos inolvidables.



1. Di qiu zui hou de ye wan / Long day's journey into night – Bi Gan [China, 2018]

De vez en cuando aparece una de esas cintas revolucionarias. No solamente por las decisiones narrativas y estéticas, entre las que bien podríamos incluir el famoso plano secuencia de más de cincuenta minutos, uno de los más arriesgados de la historia del cine, sino además por el abordaje de temas universales como el amor. Bi Gan lo hace mediante una galería de imágenes que exudan poesía, con un tono cargado de melancolía, en dos tiempos que van enredándose y se funden, siendo imposible separar lo real de lo imaginario. El universo que construye el realizador es sumamente complejo, cargado de elementos y detalles que van cobrando sentido conforme avanza el metraje. Para verla en más de una ocasión y disfrutarla por su grandeza. Obra maestra incontestable y, desde ya, una de las películas definitivas de la década.